Sociedad 09/12/2020

El Govern quiere legalizar los minipisos de 22 metros cuadrados con espacios compartidos

Las zonas comunes compensarán los metros cuadrados que faltarían para ser una vivienda legal

Cesc Maideu
3 min
Anunci d'un pis en lloguer al carrer Balmes de Barcelona

BarcelonaVeintidós metros cuadrados de piso y doce de zonas comunes serán una vivienda en toda regla. Así lo regulará el Govern, que creará una nueva tipología habitacional que permitirá rebajar el mínimo de superficie que ha tener un piso para ser considerado legalmente vivienda. Pasará de los 24 metros cuadrados que están permitidos actualmente a 22. Así pues, si ahora hay pisos pequeños, de aquí poco también habrá minipisos. Unos minipisos que compensarán sus dimensiones reducidas con zonas compartidas de, como mínimo, 12 metros cuadrados. De este modo se podrá alquilar una vivienda de estas características con todos los servicios y suministros incluidos siempre que existan unas zonas comunes que contrarresten la falta de metros cuadrados para que se considere legalmente una vivienda. Con esta reforma, el Govern ve muchos minipisos asequibles en un gran espacio con zonas compartidas como una realidad próxima.

El departamento de Territorio y Sostenibilidad, impulsor de la reforma, ha denominado a la nueva tipología de pisos "alojamientos con espacios comunes complementarios". De hecho, el titular de Territorio, Damià Calvet, ha definido los minipisos como "viviendas en las cuales el espacio privativo es inferior al establecido por ley, pero que con la suma de los espacios comunitarios no será inferior a los metros cuadrados que fija la normativa". Es decir, pisos de menos de 24 metros cuadrados que no serán ilegales porque las zonas comunes compensarán el espacio que falta.

¿Y quién se espera que viva en ellos? Calvet ha apuntado que los minipisos serán una oportunidad para "las personas jóvenes que se quieren emancipar y perfiles con lugares de trabajo que piden mucha movilidad". Que la cédula de habitabilidad se reduzca implica que el precio del alquiler baje y, por lo tanto, Calvet ve los minipisos como una opción asequible para las personas que no se puedan permitir un piso. Si cuando se comparte piso en la habitación prácticamente solo hay una cama y se cocina en la cocina y se tiene que atravesar un pasillo para ir al lavabo, los nuevos minipisos lo tendrán todo en el propio piso. Desde Territorio visualizan 22 metros cuadrados con todo lo imprescindible para vivir y, en las zonas comunes, espacios para lavar la ropa, sofás o incluso un coworking.

El Govern ha amparado la nueva tipología de vivienda en un decreto ley que se ha aprobado esta mañana en el consejo ejecutivo, a pesar de que todavía tiene que ser ratificado por el Parlament. En el decreto también se reglamentan un conjunto de condiciones necesarias en los espacios privados y compartidos, como son la iluminación, los metros cuadrados o los suministros.

Incrementar el parque de vivienda de protección oficial

El decreto ley del Govern también incorpora una medida que busca incrementar la disponibilidad del parque de vivienda de protección oficial. Calvet ha anunciado que se actualizarán los precios de venta y de renta máximos, sean privados o públicos, y se establecerán así topes que no se podrán superar en los nuevos contratos de alquiler o de compraventa de viviendas sociales. La actualización de los precios máximos se hará anualmente siguiendo el IPC. Según el Govern, con esta iniciativa se conseguirá ampliar la oferta de pisos asequibles, evitar que se implementen precios abusivos en la renovación de los contratos y que a partir de ahora solo se ajusten al incremento del IPC.

Calvet ha insistido en el hecho que tanto la nueva tipología habitacional como la reforma en el mercado de vivienda de protección oficial forman parte de una triple estrategia del ejecutivo en materia de vivienda: incrementar el parque de vivienda asequible -que se intenta abordar con la actualización de los precios de los pisos protegidos-, facilitar el acceso a la vivienda de alquiler -creando minipisos más accesibles- y contener los precios en los contratos de alquiler -un factor en el que ya se ha intentado influir con la ley de regulación de los alquileres.

stats