Sociedad 19/12/2020

Interior anuncia "un control más eficaz" de la restauración

Mossos y policía local han puesto 1.027 multas a bares y restaurantes en los últimos dos meses

P.e.
2 min
Clients a l'interior d'un restaurant amb el reflex de la terrassa exterior

BarcelonaEl Govern ha presentado las nuevas restricciones para esta Navidad focalizándose en la restauración con un refuerzo de la actuación policial. Y unas horas después el conseller de Interior, Miquel Sàmper, ha anunciado "un control más eficaz" de bares y restaurantes. "Habrá patrullas dedicadas solo a esto", ha avanzado Sàmper, que ha prometido que este viernes ya se verán más agentes. El conseller ha añadido que habrá "un endurecimiento" a la hora de poner multas, porque la actitud disuasoria por la que se había apostado hasta ahora no ha sido del todo efectiva, según ha admitido. Sàmper había advertido por la mañana que se actuaría con más mano dura, pero ha ampliado el mensaje esta tarde una vez se ha reunido con el comité de crisis de Interior del coronavirus.

El conseller ha argumentado que desde mediados de octubre, cuando aplicaron el toque de queda, los confinamientos perimetrales y otras medidas, los Mossos d'Esquadra y las policías locales han trabajado con una intención pedagógica para "no culpabilizar a la población". En los últimos dos meses los agentes han puesto 67.000 multas, de las cuales 1.027 corresponden a bares y restaurantes. Pero, "por criterios de seguridad de salud", ahora se ha decidido ser "más contundente": se dejarán atrás las recomendaciones para convertirlas en sanciones. "En el mundo de la restauración ha habido cumplimientos por parte de la gran mayoría pero también incumplimientos, que son focos de contagio", ha avisado Sàmper.

El foco no será sólo en la restauración, porque el conseller ha dejado claro que si ven a grupos de 12 personas en la calle, esto "es sancionable", así como el resto de los incumplimientos de las restricciones que se han impuesto para esta Navidad. En la reunión de esta tarde del comité de crisis de Interior había, entre otros, el jefe de los Mossos, el mayor Josep Lluís Trapero, que esta semana había enviado un comunicado interno a la plantilla en que todavía evitaba tanta contundencia en las multas, porque había pedido reservar las sanciones para casos graves, de reiterado incumplimiento o que pongan en riesgo la salud de los ciudadanos.

Interior hará una reunión el lunes con los mandos de las policías locales para coordinar este dispositivo, a pesar de que Sàmper ha asegurado que hasta ahora ya han trabajado así porque la mitad de las multas de los últimos dos meses han ido a cargo de los cuerpos municipales.

stats