Medio ambiente
Sociedad  /  Medio Ambiente 02/04/2022

El Eixample enciende el alerta por el repunte de contaminación después de la pandemia

Las emisiones contaminantes crecen en términos interanuales en marzo y en una estación ya superan los límites legales

2 min
La calle Aragón en su tramo por el centro de Barcelona en una imagen de archivo

BarcelonaA medida que se normaliza el tráfico en Barcelona, la ciudad vuelve a tropezar con picos de contaminación por encima de lo que permite la directiva europea. El balance de la calidad del aire se ha truncado en marzo después del espejismo de la pandemia, que ofreció una caída de los contaminantes como el óxido de nitrógeno (NO2) o las partículas. Los datos interanuales de emisiones de NO2 en marzo en la estación del Eixample mostraron una media de 40,30 µg/m³ en los últimos doce meses, de forma que ya se superaba el máximo legal de la UE de 40 µg/m³, según el balance publicado en el portal Contaminació Barcelona.

En cuanto a la media de todas las estaciones de la ciudad, las emisiones interanuales de NO2 fueron de 36,39 µg/m³, creciendo y aproximándose al tope europeo. En todos los casos, sin embargo, el camino ascendente de la contaminación del aire aleja todavía más a la ciudad de los valores que recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS) y que cada vez son más estrictos. En noviembre, la OMS redujo de 40 a solo 10 µg/m³ la cantidad media de NO2 a la que recomienda estar expuesto para salvaguardar la salud. Los autores del informe advierten que el hecho de que el Eixample ya muestre valores por encima de lo que marca la legislación en términos anuales es indicativo de lo que puede estar pasando en las calles con más tráfico de la ciudad donde no hay estaciones de medida.

Las partículas contaminantes PM10 también van al alza, pero en este caso sí que se encuentran dentro de los máximos legales permitidos. En los últimos doce meses, la media recogida es de 28,4 µg/m³ en el Eixample y de 24,7 µg/m³ en el global de la ciudad. En los dos casos también superan las recomendaciones de la OMS, que sitúan el máximo en los 15 µg/m³ de media anual.

Ahora bien, si se miran los datos mes a mes, la situación de la contaminación en marzo ha mejorado respecto a los dos meses precedentes gracias a "unas condiciones meteorológicas favorables", según recogen los autores del informe. A pesar de todo, avisan que por sexto mes consecutivo la estación de tráfico del Eixample (la que registra los peores valores de emisiones en la ciudad) ha superado el tope permitido.

La recuperación del tráfico en la ciudad ha hecho que, a pesar de la zona de bajas emisiones vigente, los datos de contaminación no marquen una tendencia clara a la baja. Algunos expertos, como el profesor investigador del CSIC Xavier Querol, ya han manifestado la necesidad de medidas adicionales para reducir más los vehículos contaminantes que circulan por Barcelona si se quiere enderezar el rumbo y acercarse a las recomendaciones de la OMS, que en pocos años pueden pasar a ser ley una vez la Unión Europea las incorpore en sus directivas.

stats