Sociedad 26/04/2022

Los Mossos encuentran ADN de la menor violada en Igualada en casa del detenido

El comisario Estela confirma que el joven que estaba en prisión preventiva "es el autor de la brutal agresión"

2 min
El sospechoso entrando en  coche policial jueves en Igualada.

BarcelonaLos Mossos d'Esquadra han encontrado muestras de ADN de la menor violada en Igualada el pasado 1 de noviembre en el piso donde vivía el joven de 21 años detenido la semana pasada como posible autor de los hechos. Las pruebas realizadas por la policía catalana, según ha avanzado la periodista Anna Punsí, han confirmado la autoría de la brutal agresión, que provocó que la chica estuviera un mes y medio ingresada en el hospital a consecuencia de las lesiones sufridas. "Nuestra policía científica ha hecho un trabajo de recogida de posibles pruebas que puedan incriminar al posible autor. Con los indicios que teníamos y algunas pruebas que hemos recogido hemos llegado a la conclusión de que la persona en cuestión es el autor de la brutal agresión", ha explicado a los micrófonos de Rac1 el comisario en jefe del cuerpo policial, Josep Maria Estela, que se ha mostrado "optimista" de encontrar las pruebas suficientes para que el juez dictamine la autoría de los hechos: "Con el resultado de nuestro trabajo conseguiremos encontrar alguna prueba más que le sea más fácil valorar al juez sobre su participación".

Durante este pasado fin de semana, la policía catalana ha recogido muestras del piso donde vivía el chico y después de analizarlas se ha podido confirmar que había restos de ADN de la menor que sufrió la brutal agresión en los alrededores de la discoteca Épic de Igualada. Cuando a Estela se le ha preguntado sobre la veracidad de la información que ha adelantado Punsí en las redes sociales, el comisario en jefe la ha confirmado y ha admitido que la "satisfacción es enorme" dentro del cuerpo policial.

El joven, que no tenía ninguna relación con la víctima y ya tenía antecedentes por un delito sexual, está en el módulo de ingreso del centro penitenciario de Brians 1 desde que el pasado sábado el juez dictaminara prisión preventiva. Está vigilado para que no se suicide.

El jueves, a las seis de la mañana, un dispositivo de los Mossos entró en el domicilio del joven, en el número 13 de la calle Sant Sebastià de Igualada. La policía fue con la intención de buscar pruebas de ADN, después de una investigación de más de cinco meses y de haber descartado otros sospechosos, puesto que la gran violencia que recibió la menor, a quien encontró inconsciente un camionero, había hecho pensar inicialmente que podía tratarse de una agresión en grupo. Según Estela, este fin de semana se hizo una inspección del piso con presencia del mismo autor de los hechos y de su abogado, para buscar más pruebas.

La Unidad Central de Agresiones Sexuales (UCAS) de los Mossos llevó el caso con mucha discreción y priorizó los tiempos de la menor, que necesitaba recuperarse antes de hablar con la policía. Este hecho, sumado a la falta de testigos y a la escasez de imágenes de las cámaras de seguridad de la zona –a pesar de que alguna se ha encontrado–, dificultó la investigación.

stats