Movilidad
Sociedad  /  Movilidad 07/04/2022

Casi la mitad de los motoristas consideran peligroso circular en moto por Barcelona

El 53% de los conductores creen que los carriles bici de doble sentido en los cruces son el elemento más inseguro

2 min
Motocicletes circulante por Barcelona.

BarcelonaEn Barcelona hay más de 271.000 motocicletas y ciclomotores que representan el 33% del parque de vehículos. Es, de hecho, la capital europea con una ratio de motos por habitante más alta de su entorno y prácticamente uno de cada dos conductores, el 47%, consideran que circular con dos ruedas es peligroso. Así lo constata el último estudio del Real Automóvil Club de Catalunya, el RACC, que analiza en profundidad los hábitos y los comportamientos de las personas que se desplazan en moto.

El informe, hecho con 13.000 observaciones y 600 encuestas, apunta que el 53% de los conductores coinciden en que las intersecciones con un carril bici de doble sentido son los puntos donde hay más inseguridad, también para las bicicletas y los patinetes. El otro elemento viario que preocupa a los motoristas son las almohadas berlinesas, situadas en medio de la calzada para reducir la velocidad, y la pintura en el asfalto. Uno de cada dos conductores (50%) también opina que los bloques de hormigón tipo New Jersey que se han instalado en algunas vías y chaflanes también son peligrosos. Los siguen otros elementos como los pivotes para separar el carril bus (47%) y el estado general del pavimento (45%).

La zona considerada como más peligrosa de todas es la rotonda de la plaza de España (29%), seguida de cerca por la ronda Litoral y la ronda de Dalt y también la calle Aragó (según un 26% de los encuestados). También destacan por la percepción de peligro la ronda del Mig y la calle Balmes.

A la hora de autoevaluarse también son críticos. Muchos admiten que cometen infracciones y se ponen una nota general de 6,2 sobre 10. Una de las normas que más se saltan los motoristas, según ha comprobado el RACC, es ceder el paso en los pasos de peatones: en el 45% de los casos no lo hacen. En las vías rápidas con carriles anchos, además, como por ejemplo las rondas o la avenida Meridiana, el 44% de los motoristas circulan entre carriles en momentos de congestión y un 37% lo hacen haciendo zigzags. Las observaciones también han detectado que un 36% de los motoristas no respetan el carril bici y un 28% no avisan poniendo el intermitente antes de girar.

También hay un abuso del carril bus, sobre todo por las mañanas, en el momento de más congestión de tráfico. Según ha valorado el presidente del RACC, Josep Mateu, esto se debe al hecho de que esta manera de proceder ya "está integrada en los conductores, después de años de permisividad del Ayuntamiento de Barcelona en cuanto a las sanciones".

Retirar carriles, la medida más criticada

La medida del Ayuntamiento de Barcelona más mal valorada por los motoristas es la retirada de carriles de circulación en la ciudad, por la fluidez en el tráfico. Tampoco gustan las sanciones económicas por estacionar las motos en las aceras y las políticas de seguridad en la vía pública con elementos como los pivotes o las almohadas berlinesas.

En cambio, la Zona de Bajas Emisiones es una de las medidas menos criticadas a pesar de que el parque de vehículos de dos ruedas en Barcelona está bastante envejecido, más de 10 años, y de que esta restricción retira diariamente el 15% de las motocicletas censadas. En general, los motoristas aprueban –con una nota del 5,6– la gestión que hace el Ayuntamiento de Barcelona en relación con las motos.

stats