Sociedad 15/01/2021

España recibirá solo el 56% de las vacunas de Pfizer la semana que viene

Para aumentar la producción de dosis se necesita hacer unos ajustes en la planta de Bélgica

Quim Aranda
3 min
La Josefa Pérez, la primera catalana en rebre la vacuna del covid-19

Barcelona / LondresPrimeras trabas de suministro de la vacuna de Pfizer en Europa. El Instituto Noruego de Salud Pública (NIPH) ha asegurado este viernes que los países del continente recibirán menos vacunas de las que se esperaba a partir de la semana próxima, una circunstancia que puede complicar todavía más el lento despliegue de inmunizaciones. Horas más tarde de que se haya hecho pública la noticia, la misma compañía ha confirmado al gobierno español que España recibirá solo el 56% de las dosis previstas para la semana que viene (el 67% si se tiene en cuenta que de cada vial salen seis dosis). Esto significa unas 196.000 vacunas.

El ministerio de Sanidad, "sorprendido" y "molesto" con la noticia, confía que sea una reducción puntual -la compañía lo tendría que especificar en las próximas horas, según el gobierno español- y que solo afecte el envío de la semana próxima. Pfizer solo ha dicho hasta ahora que se trata de una reducción temporal que afectará a toda la UE mientras reorganiza la producción para aumentar su capacidad este año de los actuales 1.300 millones a 2.000 millones de dosis.

La noticia, sin embargo, no es del todo repentina. La farmacéutica ya advirtió a principios de año que mientras trabajaba para conseguir una capacidad de producción más grande de la prevista inicialmente para este 2021, tendría que alterar el proceso e introducir mejoras en la planta de Puurs, Bélgica. Estas circunstancias exigían aprobaciones reglamentarias adicionales.

Reparto "equitativo" entre comunidades

Ante la certeza de un pedido más reducido durante al menos una semana, el ministerio de Sanidad ha anunciado a las comunidades autónomas que hará un reparto de las dosis "equitativo" y que también tendrá en cuenta los ritmos de vacunación de cada territorio. El objetivo, ha defendido, es poder garantizar suficientes dosis para que al menos se administren las segundas dosis a quienes a partir de lunes ya hará 21 días que recibieron la primera vacuna de Pfizer.

El ministerio todavía no ha detallado cuántas vacunas llegarán a Catalunya. Desde que ha empezado la campaña, han llegado unas 60.000 dosis semanales, una parte de las cuales -18.000- se guardan como stock que podrá servir eventualmente para cubrir la reducción prevista en las llegadas.

"A pesar de que esto afectará temporalmente los envíos de finales de enero a principios de febrero, hará que se produzca un aumento significativo de las dosis disponibles para los pacientes a finales de febrero y marzo", ha asegurado Pfizer en un comunicado.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, se ha referido a esto a primera hora de la tarde en una breve comparecencia: "He recibido, como muchos de ustedes, las noticias hoy que Pfizer anunciaba retrasos e inmediatamente he llamado al consejero delegado y me ha explicado que es un retraso de producción en las próximas semanas. Pero me ha confirmado que todas las dosis garantizadas para el primer trimestre serán entregadas en el primer trimestre. Él, personalmente, está encima de esto, para reducir el periodo de los retrasos, para estar seguro de que se pondrán al día cuanto antes mejor".

El resultado, sin embargo, es que puede haber fluctuaciones tanto en la entrega de los pedidos como en la salida de los envíos desde la instalación de Puurs en los próximos días y semanas. Y la llegada sistemática de los envíos es clave para mantener un calendario que, de entrada, quizás ya era demasiado optimista.

El suministro en el Reino Unido, que proviene de la misma planta, también se verá alterado, ha dicho Pfizer. Noruega, por su parte, recibirá la próxima semana 36.075 dosis en vez de las 43.875 que esperaba. Desde el Instituto Noruego de Salud Pública han informado que se desconocía cuánto tiempo tardaría Pfizer en volver a operar a la capacidad máxima aumentada.

El país escandinavo, como otros países europeos, ha guardado un stock de dosis en caso de que hubiera problemas con las entregas, una táctica, por ejemplo, que se ha utilizado en el País Vasco, donde han reservado la mitad del stock recibido para inocular la segunda dosis a aquellas personas que ya han recibido la primera. En el caso de Catalunya, sin embargo, la reserva estratégica ante posibles interrupciones en el suministro es un poco menor. Desde que empezó la distribución, cada lunes se han recibido 60.000 dosis y se guardan 18.000, informa desde Barcelona Gemma Garrido Granger.

Si el suministro de Pfizer cae, la presión para que la EMA (Agencia Europea de Medicamentos) apruebe la vacuna de Oxford/AstraZeneca, que en principio tendrá lugar el día 29, se hará oír en toda la Unión Europea. La Comisión Europea firmó el año pasado un primer contrato con Pfizer de 300 millones de dosis y recientemente lo ha ampliado a 300 millones más.

stats