Sociedad 04/03/2021

Bares y restaurantes servirán de manera ininterrumpida hasta las cinco de la tarde a partir del lunes

El Govern apuesta por hacer "tímidas" reaperturas pero descarta iniciar una desescalada por la inestabilidad epidemiológica

ARA
2 min
Bares, restaurantes y comercios cerrados en Barcelona por la pandemia.
Disponible en:

BarcelonaLos bares y restaurantes de Catalunya podrán servir de manera ininterrumpida hasta las cinco de la tarde a partir de este lunes y en las mesas podrá haber hasta seis personas sin necesidad de que solo sean de dos burbujas diferentes. El Govern ha acordado levantar las franjas horarias con turnos para desayunos y comidas que se implantaron a mediados de diciembre en la restauración para “dar más aire” a uno de los sectores más afectados por las restricciones. A pesar del descenso de la curva epidemiológica, la inestabilidad de la pandemia, muy influida por las incógnitas en torno a cómo puede acabar impactando la variante británica del coronavirus, predominante en todo el país, obliga al Govern a no dar grandes pasos ni anunciar un plan de desescalada de gran calibre. De hecho, el ejecutivo considera que el toque de queda y el confinamiento comarcal son restricciones que tendrán que alargarse un poco más y, en el caso del cierre perimetral, no hay intención de levantarlo, como mínimo, hasta después de Semana Santa. "Mantenemos la mayoría de las medidas pero hacemos tímidas aperturas que estarán vigentes los próximos siete días. Veremos semana a semana la evolución para tomar las medidas más adecuadas", ha indicado la consellera de Salud, Alba Vergés.

Falta precisar, por ejemplo, si el cambio horario se aplicará todos los días o solo los laborables. Y se tendrá que concretar, también, cómo afecta la medida a los bares y los restaurantes que están dentro de centros comerciales.

Las últimas instrucciones que se dieron desde el Procicat al sector de la restauración es que podía abrir con turnos para desayunos y comidas: de 7.30 a 10.30 h y de 13 a 16.30 h. Lo que se hará ahora es permitir que trabajen sin horarios fijos hasta primera hora de la tarde, pero seguirán sin poder abrir al atardecer y por la noche, que es cuando hay más socialización. Ya hace días que diferentes voces del Govern aseguran que se trabaja para dar algo más de aire a sectores como la restauración o el comercio –los centros comerciales ya pudieron reabrir el lunes–, pero que, con la frágil situación epidemiológica actual, todavía no se puede anunciar una desescalada importante y que no se alterarán medidas como el confinamiento comarcal. También defiende, por ejemplo, mantener el cierre perimetral durante la Semana Santa.

Entre los cambios también está permitir la presencialidad en las universidades con un 30% de aforo y la recuperación de las actividades extraescolares y de ocio en Secundaria, FP y Bachillerato. En las actividades deportivas, los vestuarios podrán estar abiertos, pero habrá que mantener la prudencia durante su utilización. El deporte federado se podrá retomar entre las personas mayores de 16 años. Los centros cívicos podrán volver a hacer actividades al aire libre con personas de más de 60 años.

Reducir la tensión social

El conseller de Interior en funciones, Miquel Sàmper, ha confiado en que el "aire" que se dé ahora a algunos sectores con la actualización de restricciones "contribuirá a rebajar la tensión social". En una entrevista a TV3 pocas horas antes de que el Govern anuncie las nuevas medidas de cara al lunes, Sàmper ha avanzado que de momento no se ha cerrado ninguna medida para la Semana Santa, pero ha pedido "cautela".

stats