Sociedad 22/04/2021

Tests de automuestra masivos en las zonas más castigadas por el covid

Salud iniciará pruebas periódicas entre los menores de 70 años en Girona, Lleida y la Catalunya Central

2 min
Vecinos de Rubí haciendo cola para someterse a un cribaje  masivo para ver qué personas están infectadas.

BarcelonaEl Govern flexibilizará a partir del lunes la movilidad en toda Catalunya, pero lo hace cuando la situación epidemiológica y asistencial es asimétrica territorialmente. Lleida, la Catalunya Central y Girona son las tres zonas con una situación más inestable, puesto que es donde se están registrando más casos y un repunte leve en la entrada en los hospitales. A pesar de las diferencias, las autoridades no prevén realizar medidas "quirúrgicas" ni aplicar restricciones específicas en las zonas más afectadas. Opta, en cambio, por hacer solo cribajes poblacionales de manera periódica (cada quince días) con kits de automuestra.

La consellera de Salud, Alba Vergés, ha asegurado que se intensificará la vigilancia y el seguimiento epidemiológico y, por eso, Salud Pública pondrá en marcha una nueva tongada de cribajes poblacionales en las áreas con una "incidencia superior a la media para acorralar el virus". "Queremos poner el foco en Lleida y la Terra Alta, donde tenemos varios brotes trazados, y por eso seguiremos haciendo cribajes para cortar las cadenas de transmisión lo más rápido posible", ha explicado Vergés.

A partir de la semana que viene, Salud pondrá en marcha una estrategia de detección basada en un sistema de automuestra voluntario: es la misma persona quien decide si se hace la prueba y quién se la hace. El plan se dirigirá a la población de menos de 70 años que todavía no haya recibido la vacuna. "Los ciudadanos irán a su centro de atención primaria (CAP), donde podrán hacer una gestión muy ágil: se darán de alta en un aplicativo, recogerán su kit de automuestra, se podrán hacer la prueba en casa y después la devolverán al CAP", ha indicado Ramentol.

La política catalana de cribajes se inició el verano pasado con la llegada de Josep Maria Argimon a la secretaría de Salud Pública y desde entonces ha evolucionado: de PCR masivas en ciudades, barrios e, incluso, bloques de pisos ahí donde se temía que la circulación del coronavirus se descontrolaba por la densidad poblacional y la movilidad, a un servicio muy parecido al de la detección precoz del cáncer de colon, donde las farmacias proporcionaban materiales a la población para hacerse una PCR de automuestra. Y este modelo es el que se desplegará ahora, a pesar de que con cambios.

15.000 pruebas diarias

La conselleria prevé hacer 15.000 pruebas al día aprovechando la capacidad de análisis que tienen los cuatro laboratorios de referencia de Catalunya. En estos casos, los cribajes serán seriados: el ciudadano será citado para repetir la prueba al cabo de quince días, siempre que quiera, hasta que el departamento decida finalizar el cribaje en la zona. Según el secretario, esta estrategia "no repercutirá en las agendas de las enfermeras", sino que será administrada por los gestores covid.

El hecho de distribuir estas automuestras desde los CAP se ha decidido porque han sido los equipos los que ya han coordinado los cribajes masivos en varias universidades y ya tienen el aplicativo y la logística preparada. Esto no significa, según el secretario general de Salud, Marc Ramentol, que se hayan descartado las farmacias como dispensadores de estos kits de automuestra.

stats