El verano en el plato
Ara Verano 20/08/2022

Dentón marinado con hinojo fresco

El cocinero Felip Llufriu, de Mon Restaurant, en Ciutadella, explica cómo preparar este entrante con pescado

2 min
Déntol marinado  con hinojo, alcaparras y envinagrados

Ingredientes para 4 personas

  • 1 kg de dentón (o corvina o pargo)
  • Hinojo fresco
  • Enebro
  • Pimienta negra
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Pepino o pepinillos envinagrados

Para marinarlo

  • 500 g de sal
  • 500 g de azúcar

Elaboración

  1. Pedid en la pescadería que os limpien el pescado elegido (dentón, corvina o pargo) en dos lomos y que los dejen limpios de espinas.
  2. En casa, cortad los dos filetes, grandes, en cuatro partes y congeladlos un mínimo de veinticuatro horas. Pasado este tiempo, descongeladlos en la nevera.
  3. Cuando estén descongelados, disponed los cuatro cortes de pescado en una bandeja que sea un poco honda.
  4. Cubridlos de hinojo fresco, cortado muy finito. Echad por encima también unos granos de pimienta negra y enebro.
  5. Haced la mezcla de sal y azúcar, a partes iguales, y ponedla por encima de los cuatro cortes de pescado, que queden cubiertos.
  6. Guardadlo en la nevera un mínimo de doce horas, para que marine bien. Cuanto más tiempo se lo dejéis más se secarán los lomos de pescado.
  7. Pasadas las horas, pasad el pescado por agua. Limpiadlo bien.
  8. A continuación, con un buen cuchillo, haced cortes verticales, al estilo sashimi.
  9. Colocadlos en un plato y aliñadlos con un buen chorro de aceite de oliva virgen extra, alcaparras e hinojo fresco.
  10. Como guarnición opcional, podéis poner pepino envinagrado (cortadlo en dados y ponedlos en un bote de vidrio con vinagre durante un mínimo de cuatro horas) o bien cualquier otro ingrediente envinagrado, como pepinillos, que contrastará con el sabor del pescado marinado.
El cuiner Felip Llufriu, de Mon Restaurant, de Ciutadella de Menorca

Consejo de aprovechamiento

Si os sobra, podéis guardar el plato en la nevera uno o dos días. Si lo hacéis dentro de una fiambrera tapada al vacío, mejor. Si no, también va bien en la nevera.

La receta está pensada como entrante. Podéis comérosla con un pan de semillas o unas tostadas con mostaza.

stats