Barça
Deportes 24/08/2021

Ansu Fati: luz al final del túnel y mucha prudencia

El atacante hace parte del entrenamiento con el grupo por primera vez desde que se lesionó en la rodilla en noviembre del año pasado

3 min
Ansu Fati en el entrenamiento de este martes en la Ciutat Deportiva del Barça

BarcelonaAnsu Fati empieza a ver la luz al final del túnel. La perla del plantel completó ayer martes parte del entrenamiento con el grupo por primera vez desde que se lesionó el menisco interno de la rodilla izquierda el 7 de noviembre de 2020 en un partido contra el Betis en el Camp Nou. Su regreso está cada vez más cerca, pero, a pesar de que algunas informaciones apuntan al enfrentamiento de Liga contra el Sevilla en el Sánchez Pizjuán del próximo 11 de septiembre como posible fecha para volver a ver a Ansu disputar minutos de juego, desde el club azulgrana no quieren fijar una fecha concreta para su regreso y aseguran que el futbolista hispano-guineano se vestirá de corto cuando esté listo para hacerlo.

Insisten en que es necesaria mucha prudencia con un jugador que ha tenido que trabajar de lo lindo, tanto físicamente como mentalmente, para recuperarse de una lesión que ha sido un calvario y que lo habrá dejado fuera de juego durante diez meses. De hecho, Ansu ha sido intervenido en hasta cuatro ocasiones por la misma lesión. Dos días después de lesionarse, el 9 de noviembre, se llevó a cabo la primera operación en Barcelona, a cargo del doctor Ramon Cugat y bajo la supervisión de los servicios médicos del club. Se le practicó una primera sutura en el menisco interno. La previsión inicial de cuatro meses de baja, sin embargo, quedaría en nada: en enero se volvió a abrir la zona afectada para reparar una alergia en la sutura y a finales de marzo, según avanzó el diario As, el delantero, que no soportaba las cargas que le planteaban los recuperadores, volvió al quirófano para someterse a una artroscopia diagnóstica que tampoco ofreció respuestas positivas. 

Después de tres operaciones en Barcelona sin un desenlace satisfactorio (y los reproches internos en el club que esto supuso), Ansu se puso a principios de mayo en manos del médico de la selección de fútbol portuguesa, lejos de los especialistas que normalmente trabajan con el club, para acabar con el calvario que lo dejó prácticamente todo el curso pasado en blanco, tanto en el Barça como con la selección española, causando baja en la Eurocopa. Finalmente, y a instancia de su agente Jorge Mendes, el futbolista fue intervenido en Oporto por José Carlos Noronha, que le practicó una extracción parcial del menisco. El atacante, después de esta última intervención, completó parte de su recuperación a caballo entre Barcelona y Madrid, tratándose con Joaquín Juan y Raúl Martínez. El uno ha trabajado con deportistas de primer nivel como Cristiano Ronaldo, Radamel Falcão (los dos representados por Mendes) y Pau Gasol, mientras que el otro es el fisioterapeuta de cabecera de la Federación Española de Fútbol.

Con todo, Ansu fue recibido ayer en el entrenamiento con un pasillo de bienvenida por parte de sus compañeros. Ronald Koeman lo espera con los brazos abiertos: sin Messi y con el club con el agua al cuello económicamente, el mejor refuerzo para la delantera pide recuperar al hispano-guineano. De momento, Ansu alternará progresivamente su participación en las sesiones de entrenamiento grupales con trabajo específico al margen para acabar de completar su recuperación.

El Barça comprará a Yusuf Demir

Quien también es presente y futuro del Barça es Yusuf Demir. El joven atacante austríaco, que debutó en partido oficial el sábado contra el Athletic Club, juega como cedido del Rapid de Viena en el Barça a cambio de 500.000 euros y una opción de compra de 10 millones de euros a final de temporada que, tal como avanzó RAC1, la entidad azulgrana tiene previsto ejecutar.

stats