Fútbol - Liga de Campeones
Deportes 22/11/2021

Se ha acabado el discurso del miedo en el Barça: "Saldremos al ataque y a ser valientes"

Xavi admite que el equipo no está "en un momento para sacar pecho", pero no piensa renunciar al optimismo

4 min
Xavi Hernández

Sant Joan DespíNo hace mucho, antes de un partido con aires de decisivo, el debate era si Ronald Koeman saldría a jugar con tres centrales y si el planteamiento del equipo sería más ofensivo o más bien miedoso. Con Xavi el debate se ha acabado. A pesar de las lesiones, a pesar de la situación casi límite contra el Benfica, en un partido en el que el equipo no se puede permitir no ganar si no quiere ver comprometidas las opciones de pasar a los octavos de la Champions, el nuevo técnico azulgrana ha querido mandar un mensaje de optimismo. "No sé si somos mejores que el Benfica. Esto se tiene que demostrar en el campo. No estamos en un momento para sacar pecho, pero tenemos que ser optimistas y pensar en ganar. Ser positivos, valientes e ir a ganar. Ya sabemos que la realidad es que allá perdimos 3-0 y que no será un partido nada fácil, pero es un reto y a mí me encantan los retos".

Xavi, que ha defendido sentirse un "privilegiado" por poder ser el entrenador del Barça, no quiere renunciar a la aureola de optimismo que lo acompaña: "Lo llevo bien de momento", ha dicho, bromeando, sobre las expectativas que ha levantado su fichaje. El técnico se estrenó ganando, pero fue un triunfo luchado y sufrido. "Estoy más que satisfecho. El otro día estuvimos muy bien, a excepción de los últimos diez minutos, en los que el Espanyol sí que fue mejor que nosotros. Contra el Benfica será un partido muy complicado: tienen un entrenador experimentado, son un equipo muy físico y tienen delanteros rápidos y potentes. Esto es la Champions, pero estamos preparados para competir y ganar para clasificarnos para los octavos de final".

El entrenador, que ha rechazado hablar de escenarios en los que el equipo no consiga el triunfo –"Solo pienso en ganar, esto es lo que me han enseñado en el Barça"–, ha reiterado la voluntad de jugar con extremos muy abiertos a pesar de la gran cantidad de lesionados en el equipo. "Nos quedan un par de entrenamientos antes del partido y veremos cómo están Dest, Roberto y Dembélé". El catalán recibió el alta médica en el último partido, mientras que el norteamericano no se ha recuperado del todo de la lumbalgia que arrastra ni tampoco Dembélé, que no se ha rehecho de la elongación en el semimembranoso del muslo izquierdo en la cual recayó a principios de mes. Xavi no los ha querido descartar, pero su presencia no está asegurada. En cambio, si no hay ningún contratiempo de última hora, sí que estarán Busquets, Nico y Mingueza, a pesar de que acabaron tocados el sábado contra el Espanyol. El entrenador rumia sobre el rompecabezas de las bandas, en los que no ha descartado tampoco las opciones de Coutinho y Demir.

Xavi también ha hablado de la línea defensiva y no ha asegurado si repetirá la pareja de centrales Eric-Piqué o si abrirá la puerta a un central más físico, como Ronald Araujo: "Ronald es muy importante para nosotros aunque no jugara sábado. También cuento con Lenglet y Umtiti. Creo que tenemos cinco centrales de nivel. Que juegue el uno o el otro dependerá de cómo queramos defender y atacar", se ha limitado a decir el técnico. Eso sí, ha dejado claro que para él es "vital defenderse con la pelota": "Especialmente si conseguimos adelantarnos en el marcador". "Para mí, como entrenador, la cosa más importante es que mi equipo tenga la pelota. Que tengamos paciencia, estar en campo contrario y saber jugar con el marcador también", ha insistido. Y, por eso, no le hacen falta tampoco centrocampistas rocosos o muy físicos: "Para recuperar pelotas, de la manera en la que jugamos nosotros, no hace falta medir dos metros de altura y pesar 85 kilos. Esto depende del modelo con el que queramos jugar y para mí no hace falta tener jugadores muy fuertes físicamente, a pesar de que también tenemos centrocampistas físicos: De Jong, Nico, Busquets... Pero Pedri también se harta de recuperar pelotas, por ejemplo. ¿O recordáis a Iniesta? ¿Cuántas pelotas recupera? Es importante saber colocarse".

"Personalmente, Xavi era el hombre"

Jordi Alba también ha valorado la actualidad azulgrana antes del trascendental partido contra el Benfica. El lateral ha querido recordar la tarea de Ronald Koeman recordando la Copa que ganaron "cuando nadie se lo esperaba", pero ha celebrado la llegada de Xavi. "Personalmente creo que era el hombre. El entrenador que tenía que venir. Conoce la casa y estoy convencido de que iremos hacia arriba. Tenemos la moral alta después de haber ganado el derbi y queremos ir a más. Empezando contra el Benfica, que es una final". Alba ha explicado algunos de los cambios con la llegada de Xavi: "Estamos haciendo entrenamientos muy divertidos, pero también muy exigentes. Ha habido cambios, pero tampoco quiero desmerecer a los otros entrenadores y trabajadores que ha habido antes con nosotros. La cosa más fácil es siempre echar al entrenador, pero los jugadores también tenemos nuestra parte de culpa. No es agradable cuando se cambia de entrenador, pero ahora ha venido Xavi y ojalá pueda estarse mucho tiempo aquí, porque será señal de que las cosas van bien".

Jordi Alba, en el partido contra Bayern.

Con el nuevo técnico, Alba sabe que tendrá que jugar con un extremo muy abierto delante. Un factor que puede condicionar su rendimiento, a pesar de que el futbolista lo ha negado. "Me siento igual de cómodo con un extremo abierto que con otro que se vaya para dentro. Hace muchos años que juego en el Barça y sabéis que soy un jugador al que le gusta sumarse al ataque. Se tiene que saber seleccionar cuándo subir al ataque, pero también depende de cómo vaya el partido, cómo esté el rival y de lo que me pida el míster".

stats