Barça
Deportes  /  Barça 16/08/2022

Barça Studios: un cajón de sastre que lo aguanta todo

Socios.com y Jaume Roures compran por 200 millones la mitad de una productora deficitaria y descabezada

4 min
Frenkie de Jong poniendo en el interior de Barça Studios.

Barcelona"Barça Studios no interesa a nadie. ¿Qué gracia tiene una productora que no tiene los derechos de los partidos y que lo más jugoso que puede ofrecer es un documental como Matchday que hace enfadar a los jugadores?" Cuando la junta directiva de Joan Laporta aprobó en asamblea la venta parcial de la sociedad que, entre otras cosas, gestiona el canal de televisión del club, el ARA se puso en contacto con posibles inversores. Uno de ellos espetó la reflexión que abre esta pieza informativa. Y la gran mayoría coincidieron que el negocio tampoco tenía un plan de definido ni activos muy llamativos para hacer una gran apuesta económica. De hecho, en el presupuesto de ingresos 2021-2022, el gobierno Laporta cifró la hipotética venta en 50 millones. Ninguna de las propuestas que decía tener el club cristalizó antes del 30 de junio. Ofertas de 17 proveedores que, según el presidente ejecutivo, superaban los 200 millones, cuatro veces más de lo previsto. ¿Cómo podía ser?

Meses después, los socios del Barça han comprobado que Laporta no iba de farol, puesto que Barça Studios ha servido para anotar unos ingresos extraordinarios de 200 millones que han sido vitales para tumbar el monstruo del límite salarial. Sin esta palanca bicéfala de socios.com y Orpheus Media, el club lo tendría que haber fiado todo a las salidas y a la buena fe de los capitanes para poder inscribir a Robert Lewandowski y el resto de los fichajes (excepto Jules Kounde) a tiempo para jugar la primera jornada. Como el mercado es caprichoso y los contratos heredados son una condena de difícil amnistía, no ha habido más remedio que vender más patrimonio para cumplir el fair play financiero para, de este modo, poder debutar en la Liga con casi todos los refuerzos en regla.

La clave de bóveda definitiva llegó la noche del jueves al pasado viernes, 48 horas antes de que la Liga volviera al Camp Nou, de la mano de Jaume Roures, solucionador de última hora en un contexto de urgencia. Las negociaciones con Gerard Piqué y Sergio Busquets no iban a la velocidad adecuada y la Liga veía insuficiente la inyección de socios.com para poder registrar todos los fichajes. Tampoco la vía GDA Luma, fondo de inversión dispuesto a colocar los 100 millones, avanzaba correctamente. Así que Laporta, contra reloj, decidió activar la carta Roures. "Es parecido a lo que pasó con el aval", afirman desde el entorno al mandatario, que obtuvo tiempo y dinero gracias al propietario de Mediapro. Ahora bien, esta vez con la institución como beneficiaria y bajo el paraguas de Barça Studios, una sociedad que hace unos meses "no interesaba a nadie", que en el mismo club veían "deficitaria y sin valor añadido" y que ni siquiera tiene un responsable visible después de la salida de Paco Latorre. ¿Cómo puede ser, pues, que haya servido para anotarse unos ingresos tan extraordinarios?

Los antecedentes y el relato de las últimas semanas demuestran que Barça Studios se ha erigido en un cajón de sastre. Socios.com, propiedad de Chiliz, ya colaboraba con el Barça antes de esta nueva alianza (vende fan tokens del club) y ahora entra en la estructura culé para desarrollar el metaverso y la comercialización de los NFT, los archivos digitales coleccionables mediante la tecnología blockchain. "Sobre el papel, todos estos activos cuadrarían más con el área digital, que sigue 100% en manos del club, pero el traspaso se ha hecho a través de Barça Studios porque es el que tenía el permiso del socio para venderse", apunta a este diario una fuente conocedora de las negociaciones. Por su parte, después de la oficialización del acuerdo con Orpheus Media, Roures habló de una alianza "industrial" para justificar los 100 millones, pero no precisó qué parte del pastel entrará a gestionar. "Nadie nos negará la experiencia en el sector [...] Barça Studios es global y buscaremos soluciones globales en un universo audiovisual muy cambiante", se limitó a expresar el empresario catalán, que no aclaró si Mediapro volverá a producir Barça TV, que actualmente está operada por una filial de Telefónica.

El museo, en el horizonte

Roures sí que dejó claro que el Museo del Barça no figura en el clausulado del acuerdo concreto por Barça Studios, si bien no se estuvo de decir que es "una máquina de guerra, una fotografía de la fortaleza del club y de la marca". Y es que en el club es vox populi que el fundador de Mediapro tiene entre ceja y ceja esta equipación para hacer negocio a través de Mediapro Exhibitions, la rama del conglomerado que se dedica a la creación de exposiciones y espacios museográficos. Hace unos años, participó en la digitalización del Camp Nou Experience y ahora se postula para concebir el nuevo museo azulgrana, que con la reforma del Espai Barça será más grande que el actual para poder asumir más afluencia y aumentar los 60 millones anuales que deja en las arcas. Tan importante es la equipación para la generación de cash flow que mientras duren las obras en el Camp Nou el club lo ubicará en el actual Palau de Gel, hecho que desplazará la actividad del equipo de hockey a una carpa adyacente.

stats