Barça
Deportes  /  Barça 12/08/2022

Laporta se abona a la épica para registrar los fichajes

Fuentes del Barça admiten que sería "un milagro" inscribir las siete fichas antes del partido contra el Rayo

3 min
Joan Laporta y Robert Lewandowski durante la presentación del nuevo jugador azulgrana .

Son horas frenéticas en las oficinas del Barça. La Liga empieza este sábado en el Camp Nou con un partido contra el Rayo Vallecano (21 h, Movistar LaLiga y DAZN) y Xavi Hernández todavía no sabe si podrá contar con siete de sus jugadores. El motivo: el fair play financiero, el mismo juez implacable que privó a la institución de Leo Messi hace un año mal contado. Directivos y ejecutivos azulgranas están trabajando a fondo para hacer encajar la combinación de palancas y ahorros salariales que se necesita para que los futbolistas afectados puedan participar en el partido del fin de semana.

Pero el tiempo se agota y la Liga, el ente encargado del control económico, empieza a dudar sobre su capacidad para revisar y validar todo el papeleo antes de que la bola empiece a rodar. Dicho de otro modo: a medida que pasan los minutos, crece el riesgo de ver el estreno oficial del Barça 2022/2023, el de la resurrección post-Messi, todavía sin todas las caras nuevas que han ilusionado la parroquia durante el verano. "Ahora mismo sería un milagro registrar las siete fichas antes del sábado. Firmamos que sean cuatro", reconoce al ARA una fuente del club que conoce el estado de todas las negociaciones, que, como buena negociación, están sujetas a cambios al minuto.

La razón de origen de la épica que se ha generado con los registros es la cuarta palanca económica, la del 25% restante de Barça Studios. Fuentes de la entidad la daban por hecho a principios de semana. "Son 100 millones para que Luma [un fondo de inversión norteamericano] nos aporte experiencia en la digitalización del entretenimiento", decían. El correspondiente anuncio de la venta se esperaba para el miércoles o el jueves. Y la Liga, atenta a lo que pasa en Barcelona, calculaba empezar a revisar la letra pequeña justo después.

Estos eran los planes que Joan Laporta y Mateu Alemany habían transmitido a la patronal que comanda Javier Tebas: atar la cuarta palanca y, a partir de este campamento base, gestionar los gestos salariales y/o las salidas pertinentes para meter todas las fichas que ahora mismo están excluidas. Aun así, los tempos se retrasaron y todo se complicó hasta el punto que el presidente ejecutivo decidió cambiar de proveedor y contar con el apoyo de Jaume Roures para desencallar el tema. En virtud de este giro puramente laportià, Orpheus Media se queda el 24,5% de Barça Studios y aporta 100 millones. El acuerdo se ha hecho oficial este viernes y la documentación ya está de camino en Madrid porque la Liga la pueda revisar con tiempo.

Laporta quería pasar la semana a Se Agaró

Con la cuarta palanca activada, hacen falta más gestos para completar todo el registro. Gestos de capitanes. Con Gerard Piqué hay más optimismo que con Sergio Busquets, sobre todo porque su movimiento es de renuncia –tiene pactados 52 millones sucios entre sueldo y diferiments sólo este ejercicio– y no de aplazamiento, que es el que está sobre la mesa del capitán o el que estaría dispuesto a hacer Jordi Alba. Son momentos de nervios a Arístides Maillol. Con Laporta, que hacía vacaciones a Se Agaró, metido hasta arriba en las negociaciones. La épica acompañó el presidente antes de la toma de posesión, en el mercado de invierno y también lo hará con la Liga a punto de empezar. En juego está que Xavi pueda contar con los siete futbolistas que bailan en la lista.

stats