Futbol
Deportes 18/06/2021

"El fútbol nos permite no sentirnos apartados por tener parálisis cerebral"

El Disport es un club de fútbol con sede en Pallejà que lucha para normalizar la discapacidad

Arnau Segura
4 min
El Disport FC antes de jugar un partido.

Torelló"De pequeños no se nota, pero con los años pasan a jugar de porteros, a hacer de árbitros y, al final, dejan de jugar y les baja en picado la autoestima. Aquí se sienten iguales que los demás, parte de algo, y vuelven a disfrutar del fútbol. Si les cuesta chutar con la izquierda, chutan con la derecha. Si no pueden correr, andan. Pero juegan, en definitiva". Así argumenta Pedro Sánchez, miembro de la junta del Disport Smart Group-Joie, la tarea que hace este club de fútbol para personas con parálisis cerebral. Su sede está en Pallejà y tiene a unos 20 futbolistas entre los equipos sénior e infantil. Se creó el 30 de octubre de 2004, fruto de la frustración y la impotencia de unos padres que no encontraban opciones para que sus hijos pudieran disfrutar del deporte rey.

Pol Aguilar, futbolista del senior y de las selecciones catalana y española, con la que participó en el Mundial de 2017, admite que jugar a fútbol le da vida. "Lo es todo. Nos da un espacio en el que no solo crecemos físicamente, sino que nos da un sentimiento de comunidad, de pertenencia. Cuando tienes parálisis cerebral (PC), la tendencia es sentirte apartado, no tocar la bola, y aquí la vuelves a tocar. El fútbol es por si solo un deporte de equipo, pero en nuestro caso esto se multiplica, porque tenemos la empatía y la complicidad de saber que cada uno tiene unas barreras, unas dificultades, unas limitaciones, pero no unos límites. El mundo de la discapacidad es infinito porque dentro de la PC ya hay un espectro gigante, y cada caso es un mundo, pero en nuestro caso nos afecta de una manera relativamente leve y tenemos la suerte de poder jugar a fútbol", asegura Aguilar, convencido de que, como dijo Ludwig Guttmann, neurólogo y padre de los Juegos Paralímpicos, "la finalidad más noble del deporte para personas con discapacidad es ayudarlas a restaurar la conexión con el mundo que las rodea".

Una celebración del Disport FC.

Aguilar, nacido en Barcelona hace 22 años, tiene menos movilidad en la mitad derecha del cuerpo. Tiene hemiparesia, un problema asociado a la PC, y reivindica el aspecto terapéutico del fútbol, tanto en el plano físico como en el social. El fútbol, y el deporte en general, es "muy beneficioso" para las personas con PC porque estimula la mejora de los hábitos de salud, las capacidades físicas básicas, las habilidades motrices y, en definitiva, la calidad de vida y la capacidad vital. A la vez, en el ámbito social, ayuda a socializar con el mundo y con personas con las que se comparten dificultades. "Sienten que comparten algo con diez personas más, que ganan y pierden juntos", subraya Sánchez, directivo del Disport.

Sánchez admite que el fútbol también resulta beneficioso para los padres. "Es como una mano tendida y un hombro para descansar la cabeza, para desahogarnos. Quien vive la misma realidad que tú puede ayudarte y entenderte mejor que alguien que lo primero que hace es compadecerse de ti. La condescendencia es lo peor de todo. Hace daño. Cuando el año pasado ganaron la liga eran «ejemplos», «ídolos», «héroes», «los putos amos». Y no, son deportistas. Con sus dificultades, sí, pero deportistas que compiten. Les encanta el fútbol y lo único que quieren es disfrutarlo", añade Sánchez, apuntando que el Disport, además de abrir la puerta a todas las personas con PC, lucha contra los prejuicios y para normalizar la discapacidad y el fútbol adaptado y darle visibilidad.

Tratamiento "sensacionalista" en los medios

Aguilar, estudiante de último curso de periodismo, está ultimando un trabajo de final de grado (TFG) en el que precisamente trata aspectos como hasta qué punto la prensa se acerca a la discapacidad con pena y condescendencia y tiende a exaltar la lucha y la superación de los deportistas con discapacidad. "Está bien humanizar y acercarse a las historias personales, pero sin olvidar nunca la parte competitiva. Las pocas veces que se fijan en personas como nosotros, se acercan a nuestro mundo desde un plano sensacionalista, muy simple: «La increíble historia de tal que tuvo un accidente». Sí, este tal tuvo un accidente, pero ahora está compitiendo, entrena mil horas y ha ganado cinco medallas", reivindica Aguilar, jugador de un Disport que hace unos días perdió por 5 a 3 ante el Málaga en la final del play-off de la Liga Nacional de fútbol 7, organizada por la Federación Española de Deportes de Personas con Parálisis Cerebral (FEDPC), con la participación, también, de clubes de renombre estatal como el Levante, el Eibar o el Rayo Vallecano.

El Disport no pudo revalidar el título levantado en 2020. "El solo hecho de jugar, independientemente del resultado final, ya es un festival. Ya tiene algo de victoria. Estos partidos son nuestra manera de sentirnos futbolistas", afirma Aguilar. "Todo el mundo sueña con ganar. Pero conviene no olvidar que las victorias más grandes, las más importantes, no están en los resultados ni en los trofeos. Están en otras cosas", concluye Sánchez. La victoria más grande, la más importante, es que en el fútbol para personas con PC no existe el fuera de juego. Ni cuando rueda la pelota ni cuando no lo hace, que es lo más importante.

stats