Fútbol
Deportes  /  Fútbol 07/08/2022

El torneo de Históricos, la resistencia del fútbol de toda la vida

Organizada por el Martinenc, esta cita veraniega vive su 34.ª edición

3 min
El torneo de Históricos, la resistencia del fútbol de toda la vida

BarcelonaCuando en 1984 el presidente del Martinenc, Manuel Dengra, tuvo la idea de crear un torneo entre los clubes con más historia de Barcelona para celebrar los 75 años de su entidad, muchos pensaron que no lo conseguiría. 38 años después, el torneo de Históricos es una de aquellas citas deportivas que ya forman parte del paisaje veraniego de una ciudad donde, a la sombra de grandes clubes, grandes cruceros y grandes grupos, resiste una forma diferente de entender la vida.

La 36.ª edición del torneo vivirá el domingo la final en el Municipal del Guinardó entre el Manresa y el Terrassa (18h). La primera semifinal, entre el Terrassa y el Sants, ha acabado con triunfo vallesano en los penaltis. La segunda, entre el Sant Andreu y el Manresa, con victoria del equipo del Bages por 0-1 (20 h). Del día 1 al 4 de septiembre se vivirá la séptima edición del torneo en categoría femenina, una de las novedades de los últimos años, cuando el Históricos ha conseguido vivir una segunda juventud después de unos años complicados. En tres años, de hecho, el torneo no se pudo hacer por diferentes razones y, cuando el Municipal del Guinardó estaba en obras, el torneo no acababa de arraigar. Hace una década, sin embargo, ha vuelto a casa arrastrando a los aficionados que los últimos años también vuelven a los estadios de barrio de Barcelona. El fútbol ha cambiado mucho desde el año 1984 hasta ahora, pero Dengra sigue siendo el presidente del Martinenc, viendo como la gente vuelve poco a poco a las gradas de los campos de barrio y como más de 1.500 niños y a niñas juegan en las categorías inferiores de un Martinenc que ganó por última vez el torneo en 1991. "Los aficionados son los que semana tras semana disfrutan, sufren y luchan por su equipo, lo que sienten más cercano, lo de toda la vida, aquel que merece estar presente en nuestro torneo y enfrentarse a otros equipos de igual entidad con los cuales podrán vivir partidos vibrantes", defiende Dengra sobre un torneo que se moderniza, con un gran seguimiento en las redes sociales, con el espíritu de siempre, uniendo nuevas generaciones de aficionados jóvenes con aquellos abuelos que recuerdan el Martinenc, el Sants o el Júpiter llenando estadios a las puertas de la Segunda División.

A pesar de que el torneo lo organiza el Martinenc, el Históricos se ha convertido en una gran fiesta del fútbol catalán e invita también a clubes de la provincia de Barcelona desde hace unos años. De hecho, el club que lo ha ganado más veces es el Badalona, campeón 7 veces. Un club con tradición, pero que también ejemplifica los problemas del fútbol modesto, con un montón de refundaciones y problemas en los despachos, los últimos este verano con la fusión con el Llagostera-Costa Brava. "El fútbol de toda la vida sigue vivo, con los niños y niñas en los campos trabajando. Mucha gente vuelve a los campos para sentirse parte de un equipo" explica Juan Antonio Llamas, el último capitán que levantó el torneo, hace un año con el Sant Andreu.

De hecho, los organizadores aprovechan los partidos para rendir homenaje a los hombres que han dedicado toda su trayectoria al fútbol de barrio, a los clubes arraigados en un territorio, como Llamas y Juan Pablo Amantini, que se ha retirado después de 19 temporadas y más de 500 partidos oficiales en el fútbol catalán: jugadores, entrenadores o directivos como Miquel Carrillo, el presidente de honor de un torneo que sigue muy arraigado, pase lo que pase.

stats