Deportes 12/04/2021

La Liga más emocionante de las últimas décadas

El Atlético de Madrid vuelve a fallar, pero mantiene una diferencia mínima para seguir como líder

3 min
Tello celebra el empate en uno al partido del Betis contra el Atlético de Madrid.

BarcelonaCon tres equipos en dos puntos. Así está la Liga a falta de ocho jornadas para que se acabe. El Atlético de Madrid sigue líder en la clasificación, pero con solo un punto de ventaja sobre el Real Madrid, gran beneficiado del fin de semana, y dos sobre el Barça, que cae a la tercera posición. Los colchoneros volvieron a fallar, esta vez en el campo del Betis (1-1), y confirman que están en disposición de perder un título que no hace tanto parecía sentenciado a su favor.

Presionado por la victoria del Real Madrid en el clásico del sábado, el Atlético salió al césped del Villamarín con ganas de avanzarse rápido, y lo consiguió al minuto 5. Yannick Carrasco, que volvía al equipo después de cumplir sanción en la jornada anterior, aprovechó un buen pase de Ángel Correa para batir a Claudio Bravo en la primera oportunidad seria de un partido que se perdió Luis Suárez, máximo goleador colchonero, debido a una lesión muscular. El Atlético estuvo cerca de ampliar la renta con una ocasión que Saúl falló con todo de cara. En cambio, el Betis sí acertó al minuto 20, cuando Cristian Tello remató una centrada de Àlex Moreno para situar el empate. Los andaluces, que tampoco pudieron contar con su ariete de referencia –Borja Iglesias–, apostaron por un ataque liderado por el incombustible Joaquín.

Casi 19 años más joven que el capitán bético es João Félix, que tuvo que abandonar el partido antes de la reanudación por una lesión. Más problemas para Simeone, que tuvo que poner a jugar a Torreira, bastante menos talentoso que el portugués. A pesar de la pérdida, el Atlético inició la segunda parte con la intención de dominar la pelota para acercarse a los dominios de Bravo. Pero fue el Betis quien tuvo las primeras ocasiones para desempatar el marcador. La más clara fue de Emerson, que remató de cabeza sin oposición un córner servido por Fekir. Oblak, que sale a un mínimo de dos paradas meritorias por partido, salvó el 2-1 en el minuto 58. El portero esloveno también intervino decisivamente para frustrar otra oportunidad de Lainez, revulsivo del Betis en la segunda parte. El Atlético no generó peligro para Bravo hasta el tiempo añadido, cuando el portero del Betis sacó una mano clave para evitar un gol agónico de Correa que no habría hecho justicia con los méritos de los dos equipos.

Un calendario propicio para el Madrid

Con el calendario en la mano, el Madrid es el aspirante a la Liga que, sobre el papel, lo tendrá más fácil en las jornadas que quedan. De entrada, porque sus dos competidores todavía tienen un enfrentamiento pendiente. Barça y Atlético de Madrid jugarán en el Camp Nou el segundo fin de semana de mayo otro partido clave en la lucha por el título, así que los blancos ya saben que como mínimo uno de sus rivales perderá puntos en la jornada 35. Hasta ese posible escenario de inflexión, y en paralelo a la disputa de la Champions, los de Zidane tendrán que resolver compromisos de dificultad entre baja y media contra el Cádiz y el Getafe lejos de Valdebebas y contra el Betis, el Osasuna y el Sevilla en casa. De hecho, el partido contra el equipo de Lopetegui, que coincidirá con el Barça-Atlético, es el más complicado para el Madrid en este tramo final de competición estatal.

Más difícil lo tendrá el Atlético. Aparte del partido en el Camp Nou, los de Simeone tendrán que jugar, en las jornadas 33 y 38, en los estadios del Elche y el Valladolid, dos equipos que estarán luchando para evitar el descenso a Segunda. También visitan San Mamés y reciben al Huesca, que desde que lo cogió Pacheta está en dinámica positiva. Por su parte, el Barça, que en el clásico puso fin a una racha impresionante de victorias seguidas lejos del Camp Nou, tendrá que recuperar las sensaciones previas a la parada de selecciones para superar al Atlético en el duelo directo y sacar buenos resultados en estadios históricamente complicados como Mestalla (Valencia), la Cerámica (Vila-real) y el Ciutat de València (Llevant).

stats