Crónica
Economía 25/08/2022

"Ambos bandos han apostado por el colapso del otro"

La guerra en Ucrania centra el acto principal de la conferencia de la Asociación Europea de Finanzas en Barcelona

3 min
Coloquio sobre el impacto financiero de la guerra de Ucrania, este jueves a la sede de Iese.

BarcelonaLa incertidumbre continúa siendo el principal elemento en cualquier análisis de la guerra de Ucrania y de sus derivadas económicas. El conflicto va por largo y dependerá sobre todo de cómo evolucione militarmente, a pesar de los intentos de los dos bandos de doblar económicamente al otro. 

Estas son las conclusiones del coloquio titulado Las consecuencias financieras de la guerra en Ucrania, el acto central de la conferencia anual de la Asociación Europea de Finanzas (EFA) celebrado este jueves en Iese y moderado por el profesor del centro Xavier Vives. “Ambos bandos han apostado por el colapso del otro”, ha resumido Harold James, historiador de la Universidad de Princeton, en EE.UU.. Según James, por un lado, los países occidentales han aplicado unas sanciones sobre la economía rusa con el objetivo de que el gobierno de Vladímir Putin “no pueda sostener la guerra” y, a la vez, “dañar la legitimidad” del régimen para forzar una caída a escala interna. Por otro, Rusia juega con la inflación provocada por el encarecimiento de la energía y con posibles cortes de suministro de gas para golpear tanto la unidad de la zona euro como la tradicional alianza entre Estados Unidos y Europa.

James ha destacado que las sanciones hacen que “el futuro sea bastante oscuro” para Rusia si se ve obligada a sostener la guerra a largo plazo. En la misma línea, Nicolas Véron, cofundador del think tank europeo Bruegel, ha añadido que las acciones de los bancos centrales contra Rusia estuvieron “increíblemente bien coordinadas” entre diferentes estados y “no tienen precedentes”, de forma que han supuesto el arrinconamiento internacional del banco central ruso.

Ahora bien, la vulnerabilidad de Europa se mantiene, sobre todo por el campo energético. “La crisis existencial para Europa es que había olvidado que la energía es una cuestión importante”, ha asegurado Lucrezia Reichlin, profesora de la London Business School. Además, las sanciones sobre la banca comercial rusa hasta ahora han sido “mucho más lentas” que en el caso del banco central, ha añadido Véron, a pesar de que cree que acabarán comportando “el desacoplamiento de Rusia de la Unión Europea” a escala financiera.

Sin embargo, el impacto de las sanciones sobre la economía rusa ha sido la quiebra técnica del estado ruso de su deuda externa, un hecho destacado pero que ha tenido un impacto "limitado", ha analizado Elena Carletti, profesora de finanzas en la Universidad Bocconi de Milán.

Solidez bancaria en la UE

En este sentido, a pesar del covid, el sector financiero ha entrado en la crisis derivada de la guerra “mucho más fuerte” que en 2008, en palabras de Carletti. La economista italiana ha recordado que los niveles de capital de la banca europea son el doble que cuando colapsó Lehman Brothers, con unas ratios de liquidez un 70% superiores al mínimo establecido por los criterios internacionales marcados en los acuerdos de Basilea. Además, la proporción de préstamos con riesgo de impago ha caído a niveles muy bajos.

“El riesgo de mercado, la volatilidad y la gran variación de precios de primeras materias se han podido gestionar de momento”, ha dicho Carletti. Sin embargo, ha identificado tres problemas: el riesgo de sufrir más ciberataques en el sector procedentes de Rusia, la dificultad para implementar las sanciones por culpa del hecho que provienen de muchos gobiernos diferentes y los negocios del sector en Rusia, a pesar de que ve el sector “muy lejos de sufrir quiebras” de entidades debido a la guerra o de los negocios con Moscú.

stats