Energía
Economía 06/10/2021

Bruselas promete un plan para reformar el mercado del gas antes de que se acabe el año

Von der Leyen reconoce que hay un problema de almacenamiento en línea con la demanda española

3 min
El presidente del Consejo  Europeo, Charles Michel, con el presidente español, Pedro Sánchez.

Bruselas"De aquí a finales de año propondremos una reforma del mercado del gas y revisaremos problemas alrededor del almacenamiento y la seguridad del suministro". Son palabras de la comisaria de Energía, Kadri Simson, este miércoles en el pleno del Parlamento Europeo, que ha debatido la escalada de los precios de la electricidad en todo Europa. La misma presidenta, Ursula von der Leyen, ha admitido que la raíz del problema era la fuerte dependencia del gas ruso. Y ha reiterado que hay un problema de almacenamiento de gas, un debate que había puesto encima de la mesa el presidente español, Pedro Sánchez. En el marco de la cumbre europea con los Balcanes occidentales, el líder socialista ha vuelto a pedir una reforma del mercado eléctrico y una compra de gas conjunta para hacer frente al encarecimiento de la electricidad.

De hecho, a la demanda española se han sumado Francia, Rumanía, Grecia y la República Checa, que también presionan a Bruselas para conseguir una respuesta antes de que llegue el frío del invierno. A través de una carta, estos cinco países piden actuar en la raíz del "dramático" encarecimiento de la luz, "coordinar mejor" la compra y el almacenamiento de gas y caminar hacia la "independencia energética" de la UE. "Unidos somos más fuertes. Lo hicimos con la compra de vacunas y esto garantizó el acceso del conjunto de la población española y europea a la vacuna", ha dicho el presidente español.

Y esta vez sus demandas han encontrado un interlocutor en el otro lado, a pesar de que las respuestas a un problema tan complejo no serán ni mucho menos inmediatas. Von der Leyen ha repetido que a corto plazo quien tiene las herramientas para actuar y mitigar el aumento de los precios son los gobiernos estatales, un posicionamiento que Bruselas mantiene desde que le llegaron las primeras quejas desde Madrid en agosto. Aun así, como son diversas las voces que se le han sumado, la semana que viene la Comisión Europea presentará una guía que recoge todas las herramientas que pueden adoptar los estados, que van desde reducciones de impuestos hasta el uso de fondos sociales para dar cobertura a los más vulnerables. Pero la presión al ejecutivo comunitario crece y por eso Simson ha anunciado este plan de choque para reformar el mercado del gas en diciembre, aunque se trate de una reforma a largo plazo y que la misma Comisión admita que las respuestas tienen que venir de los estados miembros.

El debate sobre la autonomía

Bruselas ha tenido que reaccionar porque esta crisis energética llega en pleno debate sobre la autonomía estratégica de la Unión Europea, en ámbitos como la defensa, pero también en el de la energía, justo cuando arrancan los planes para descarbonitzar la economía del continente. Parte de la reforma que pide España, por ejemplo, tiene que ver con los derechos de emisiones de carbono, un mecanismo europeo que busca desincentivar el uso de los combustibles fósiles y que está relacionado con un 20% del encarecimiento de la electricidad.

El primer ministro húngaro, Viktor Orbán, ha culpado directamente el Green Deal europeo del encarecimiento de la luz. Por eso mismo la presidenta Von der Leyen ha insistido varias veces que el problema no era el precio de las energías renovables, que se ha mantenido estable o incluso se ha reducido en los últimos años, sino la dependencia del gas.

El debate de fondo, donde se espera algún pronunciamiento conjunto europeo, tendrá lugar en la cumbre de Bruselas del 21 y el 22 de octubre, en la que el presidente del Consejo, Charles Michel, ya ha incluido este punto en la agenda. El mismo Michel ha asegurado este miércoles que "hay margen político" para buscar una "estrategia común" que responda a este desafío.

stats