Economía 11/02/2021

Bruselas ve luz al final del túnel y cree que la economía española crecerá un 5,6% este año

A este ritmo, sin embargo, el PIB del Estado no recuperará los niveles previos a la pandemia hasta 2023

5 min
La vicepresidenta económica, Nadia Calviño, con el comisario de Economía , Paolo Gentiloni.

La economía española se recupera mejor de lo previsto. La Comisión Europea ve luz al final del túnel y este jueves ha mejorado ligeramente las previsiones de crecimiento del PIB del Estado, sobre todo después de que en 2020 el batacazo fuera menor de lo que se esperaba. Así pues, si en noviembre los técnicos de Bruselas anticipaban que el PIB español crecería un 5,4% en 2021, este jueves han enmendado ligeramente la cifra con un toque de optimismo y ahora prevén que la economía mejore un 5,6%. El optimismo, sin embargo, es "cauteloso ", decía ayer una fuente europea, porque la incertidumbre continúa imperante, sobre todo cuando la campaña de vacunación avanza más lenta de lo previsto y es obstaculizada por las nuevas variantes del coronaviurs.

Con esta prudencia presente, la Comisión Europea también revisa a la alza las previsiones de crecimiento de la economía española en 2022. Si hace tres meses creía que el PIB progresaría un 4,8% el año que viene, ahora considera que puede llegar a crecer hasta un 5,3%, manteniendo casi el mismo ritmo. Aún así, a un ritmo del 5,6% anual el PIB español no volvería a niveles de 2019 hasta 2023. España, junto con Italia, es uno de los países que no conseguirá recuperar los niveles previos a la pandemia antes de que se acabe el 2022, porque hay que recuperar una bajada del 11% del PIB, que es lo que la economía española perdió el año pasado. El gobierno español es todavía más optimista y calcula que puede hacer crecer la economía un 7% este 2021.

Eso sí, el rebote de la economía española sería más fuerte que el del conjunto de la Eurozona, porque su batacazo también fue mayor. Así, para los países del euro se espera un crecimiento del 3,8% este año, misma cifra que para 2022. De hecho, si se confirman las previsiones, España sería el país europeo con un mayor crecimiento, por delante Francia después de haber sufrido la peor caída en 2020. De hecho, en la Eurozona se produce el efecto inverso. Bruselas empeora ligeramente la previsión de recuperación para el conjunto de los estados que usan el euro principalmente por las incertidumbres de la eficacia y la velocidad de la campaña de vacunación.

Riesgo de quiebra empresarial

Para el conjunto de la economía, se avisa que la pandemia puede dejar "heridas económicas más profundas" de lo que pensamos, ha avisado el comisario de Economía, Paolo Gentiloni. El italiano no solo se ha referido a la desigualdad agravada entre países europeos por sus diferentes capacidades para responder a la crisis, sino también a las quiebras empresariales, que podrían tener un "fuerte impacto" si se retiran abruptamente ayudas como los ERTE. Gentiloni advierte de los riesgos ligados a este escenario, que podría agravar la desigualdad interna, con aumentos del paro y empeorando todavía más la situación de los más débiles, como los jóvenes o las mujeres.

El problema de las quiebras empresariales es especialmente importante para la economía española, avisan fuentes europeas, por el peso importante de las pequeñas y medianas empresas, que tienen menor capacidad de reaccionar ante los choques negativos. "Es cierto que el gobierno español no ha dado hasta ahora tanto apoyo directo como otros países en este sentido, pero ha afirmado que está a punto de hacerlo", apuntan desde las mismas fuentes. Desde el ministerio de Economía, sin embargo, aseguran que no ven una especial preocupación por España en cuanto al cierre masivo de empresas, sino que consideran que es un problema generalizado que se abordará, de hecho, en las próximas reuniones de ministros del Eurogrupo.

El impacto del turismo

Justamente los países donde esta diferencia entre los niveles de 2019 y los actuales es mayor son aquellos que dependen más fuertemente del turismo y los servicios. Como señala la Comisión Europea, los mayores gaps se dan en Grecia, Croacia, Malta y España, donde rozan o superan el 10%. En cambio, los menores se producen en Polonia, Finlandia o Lituania (con diferencias del 2%). Los técnicos europeos dedican en estas previsiones un capítulo especial para fijarse en el impacto del turismo, que ha sufrido caídas del 70% y donde Catalunya, por ejemplo, ha sido una de las regiones más afectadas, como se puede ver en el siguiente mapa. "Muchos países mediterráneos han visto una bajada del turismo de costa más fuerte por su dependencia del transporte aéreo", apunta el informe de la Comisión.

La evolución del turismo por regiones europeas en 2020

Ahora bien, del mismo modo que el turismo ha sido uno de los sectores más golpeados por las restricciones de movimiento y el cierre de fronteras, Bruselas espera que vaya recuperando bastante este 2021 y, sobre todo, en 2022. De aquí la previsión de un crecimiento "robusto" del 5,3% para la economía española en 2022. Al mismo tiempo, sin embargo, la Comisión recalca que la incertidumbre a la hora de poder planificar y, sobre todo, el turismo que viene de fuera de Europa continuarán hipotecando la evolución de este sector sobre todo este 2021.

Para el conjunto de la economía, sin embargo, se avisa que la pandemia puede dejar "heridas económicas más profundas de lo que pensamos", ha avisado el comisario de Economía, Paolo Gentiloni. El italiano ha hecho referencia no solo a la desigualdad agravada entre países europeos por sus diferentes capacidades de responder a la crisis, sino también a las quiebras empresariales, que podrían tener un "impacto severo". Y más allá, Gentiloni avisa de los riesgos de agravar la desigualdad interna, con aumentos del paro, y complicando todavía más la situación de los ya más débiles como los jóvenes o las mujeres.

El empujón de los fondos antipandemia

A todo esto, las previsiones de la Comisión Europea no tienen en cuenta el empujón que darán los fondos antipandemia porque todavía no hay bastante información como para calcular hasta qué punto podrán empujar a la alza las economías europeas. España recibirá más de 140.000 millones de euros entre créditos y subvenciones y para este 2021 ha presupuestado 27.000 millones. Un primer adelanto de 10.000 millones tendría que llegar a finales de verano. "Esto significa que la recuperación en 2021 y en 2022 será más fuerte de lo que estamos proyectando", ha dicho Gentiloni apuntando que en función de los estados el empujón que pueden dar los fondos de recuperación puede aportar aumentos de entre un 2% y un 3,5% del PIB durante los años en los que se vayan absorbiendo el dinero europeo.

Mientras esto no pase, sin embargo, las economías europeas tienen barra libre para gastar y aumentar el déficit impulsando medidas de apoyo a los trabajadores, empresas y parados ante la parada económica. En Bruselas nadie discute la necesidad de continuar con las políticas de estímulo fiscal pero hay voces tanto dentro de las instituciones comunitarias como en algunos gobiernos nacionales que se preguntan hasta cuándo tienen que durar. De momento fuentes europeas reiteran que "la retirada de las medidas se tiene que calibrar" porque no puede ser "ni demasiado rápida ni demasiado lenta".

stats