La recuperación pos-covid
Economía 31/08/2021

Los economistas alertan de la pérdida de competitividad por la inflación

El Consejo General de Economistas se opone al aumento del salario mínimo y defiende que conllevará más despidos

2 min
El precio final de la factura eléctrica de las familias subirá, pero dependerá de varios factores, entre los cuales los niveles de producción de energía solar y eólica.

BarcelonaEl aumento de los precios en España, y sobre todo el diferencial con la media de la Unión Europea, será un lastre para la recuperación de la economía porque conllevará una pérdida de competitividad a las empresas, según apunta el Consejo General de Economistas. Este organismo colegial considera que, por eso, no se tendría que aprobar un incremento del salario mínimo interprofesional (SMI), que todavía aumentará más los costes de las empresas, tal como plantea el gobierno español, que ya ha citado a los agentes sociales para abordar el tema.

Los precios en España, según los datos avanzados el lunes por el INE, han aumentado un 3,3% en la tasa interanual. El Consejo General de Economistas recuerda que es un aumento superior a la media de la eurozona, donde el IPC armonizado ha crecido un 2,7%. Este observatorio financiero avisa de que la tasa armonizada del IPC en España en agosto fue del 3,3% y en julio del 2,9%, mientras que en la zona euro se espera que sea del 2,7% en agosto y fue del 2,2% en julio. "Esto, sumado a una productividad más baja, resta competitividad a nuestra economía y penaliza el consumo", advierte.

"Se tiene que tener en cuenta que la subida de precios resta capacidad adquisitiva, con lo cual el ahorro se destinará al consumo, y no a la inversión, que ya está muy menguada, fundamentalmente la extranjera", alerta el Consejo General de Economistas.

PIB al alza

El Consejo General de Economistas mantiene la previsión de crecimiento de la economía española en el 6,3% este 2021 y la revisa al alza hasta el 6% para 2022, debido a la inercia de crecimiento del segundo semestre de este año y el efecto de la aplicación de las ayudas europeas. En cuanto al mercado laboral, los economistas mantienen la previsión de que la tasa de paro se sitúe en el 15,5% en 2021, mientras que estiman que se reduzca al 14,9% en 2022. Sin embargo, han advertido de que, a pesar de que el camino es positivo, "puede ser que no sea el momento oportuno" para subir el salario mínimo interprofesional (SMI).

"La recuperación económica no está consolidada, la cifra de parados es alta y el tejido empresarial está formado fundamentalmente por microempresas, que podrían no poder hacer frente a esta subida, no solo de salarios sino también de cotizaciones sociales, sumada a la subida del coste energético. Esto podría propiciar más despidos", han alertado.

Los economistas creen que, una vez ya se están relajando las medidas en países del entorno por la buena evolución de la pandemia, se espera que la campaña turística de este verano se alargue con el regreso del turismo extranjero, fundamentalmente mercados tradicionales como Alemania e Inglaterra. Esto hará que la ocupación estacional se mantenga al menos un par de meses más y permitirá un crecimiento del PIB del 3% el tercer trimestre.

La previsión de los economistas respecto a la deuda pública es que en los meses siguientes se vaya moderando, al menos en proporción al crecimiento del PIB, para situarse a finales de año en el 121,5%, mientras que el déficit público se prevé que oscile en 2021 entre el 8% y el 9%.

stats