Economía 26/01/2021

Un fondo australiano presenta una opa sorpresa parcial a Naturgy

IFM ofrece más de 5.000 M € por el 22% de la energética catalana y condiciona la oferta a conseguir al menos el 17%

4 min
La sede de Gas Natural en Barcelona.

En solo cinco años, la antigua Gas Natural -ahora Naturgy- ha pasado de ser una empresa catalana controlada y blindada por La Caixa y Repsol a ser una empresa mucho más internacionalizada en su accionariado con la presencia de fondos de inversión. Un proceso en el que este martes se ha dado un nuevo paso después de que el fondo de pensiones australiano IFM haya anunciado una oferta pública de adquisición (opa) parcial sobre un 22,7% del capital de Naturgy, a un precio de 23 euros por acción y, por lo tanto, un total de 5.060 millones de euros.

La oferta está dirigida a todos los accionistas de Naturgy, excepto los fondos de inversión GIP y Rioja Bidco (CVC), que ya han acordado no vender sus participaciones y así lo han comunicado, y que suman poco más del 40% del capital de Naturgy. Por lo tanto, la oferta va dirigida a los pequeños accionistas de la energética, los inversores institucionales, y a CriteriaCaixa -el holding inversor de la Fundació Bancària La Caixa-, que tiene el 24% del capital de Naturgy. Criteria no ha querido hacer comentarios sobre la operación.

La oferta en firme debe presentarse antes del 26 de febrero y requiere la autorización explícita del consejo de ministros y la autorización de la dirección general de Comercio Internacional e Inversiones del ministerio de Industria, Comercio y Turismo. La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) no podrá autorizar la opa hasta que tenga el visto bueno del gobierno español, que el pasado mes de marzo, dentro de las medidas contra el covid-19, blindó las empresas consideradas estratégicas ante los inversores de fuera de la Unión Europea por su caída en la bolsa. Así, cualquier adquisición de más del 10% de una empresa estratégica para un inversor no comunitario requiere la autorización del ejecutivo.

IFM Global Infrastructure Fund, asesorado por el gestor de fondo global australiano IFM Investors, ha anunciado este martes una oferta pública voluntaria y parcial de adquisición (OPA) de hasta 220 millones de acciones de Naturgy Energy Group, que representan el 22,69% del capital social de la compañía, por un importe de 5.060 millones de euros, a razón de 23 euros por título, cosa que supone una prima del 19% sobre el valor del cierre en la bolsa de los títulos de Naturgy ayer lunes.

IFM considera que este precio, que se pagará en efectivo, cumple las condiciones para ser considerado "precio equitativo", lo que se justificará mediante un informe de valoración de un experto independiente. La oferta se ha presentado de manera voluntaria y sin que Naturgy tuviera conocimiento previo de ello. La ha hecho el fondo de pensiones australiano IFM a través de una sociedad con sede en Luxemburgo participada por otra con sede en los Países Bajos, Global InfraCo, propiedad de IFM.

El precio de la oferta supone una prima del 28,9% sobre el precio medio ponderado de las acciones de Naturgy los últimos seis meses; del 22,7% sobre el precio medio ponderado por volumen de los títulos para el periodo de los últimos tres meses y del 19,7% sobre el precio de la acción de Naturgy al cierre de la cotización de ayer lunes (19,14 euros).

El giro de 2018: de Gas Natural a Naturgy

La oferta puede ser un paso más en la transformación de Naturgy en una gran energética controlada por fondos de inversión. La compañía, cuando todavía se llamaba Gas Natural, estaba controlada tradicionalmente por La Caixa y Repsol, que con su mayoría en el accionariado dejaban a la energética blindada ante cualquier oferta.

Pero en 2016 La Caixa y Repsol dieron entrada a un primer fondo de inversión, el norteamericano GIP, en el capital de la energética, y en 2018 Repsol se vendió su participación del 20% y dio entrada a un nuevo fondo de inversión. Ese mismo año Gas Natural pasó a llamarse Naturgy. La Caixa se mantenía como primer accionista, pero sin una mayoría de control y con los fondos como compañeros de viaje.

Además, la cúpula cambió, con Francisco Reynes como presidente ejecutivo de Naturgy. Un directivo que ya había vivido una experiencia similar como consejero delegado de Abertis, compañía también controlada históricamente por La Caixa, pero en la que entraron también fondos en su accionariado y tras una opa terminó en manos de la italiana Atlantia y la constructora ACS de Florentino Pérez.

Mínimo del 17%

La efectividad de la oferta que se ha notificado este martes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) estará sujeta a recibir las correspondientes autorizaciones de los reguladores y de competencia, así como a lograr un nivel mínimo de aceptación de, al menos, 164.834.347 acciones, equivalentes a un 17% del capital social de Naturgy.

El precio de la oferta se ajustará a la baja en el supuesto de que Naturgy pague o declare cualquier dividendo, distribución, o remuneración similar a sus accionistas antes de la liquidación de la operación. IFM GIF financiará la mayor parte de la adquisición mediante compromisos de capital de sus inversores y el resto mediante deuda bancaria de adquisición.

En su condición de gestor de activos propiedad de fondos de pensiones australianos, IFM ha afirmado que su objetivo principal es obtener un rendimiento limpio sostenible a largo plazo mediante la inversión en compañías de infraestructuras "esenciales y de alta calidad".

IFM es uno de los mayores gestores de inversiones en infraestructuras del mundo. El compromiso de IFM de participar en la transición energética, junto con sus 25 años de experiencia en el sector de infraestructuras en todo el mundo y su filosofía de inversión a largo plazo, ofrece un "sólido" refuerzo al desarrollo de la compañía, según ha resaltado el fondo. Precisamente Naturgy ha ampliado su presencia en Australia, de donde es el fondo IFM, con varias inversiones en energías renovables.

Actualmente Naturgy tiene como principales accionistas a CriteriaCaixa (el holding inversor de la Fundació Bancària La Caixa), con un 24,8% del capital; los fondos Rioja Bidco, con un 20,7%, y el fondo GIP, con un 20,6%. Además, un 21,7% del capital está en manos de inversores institucionales; la empresa gasista estatal de Argelia Sonatrach tiene un 4,1%; y el resto (aproximadamente un 8%) pertenece a pequeños accionistas.

La oferta de IFM llega en un momento muy bueno de liquidez para Naturgy, después de que la compañía que preside Francisco Reynés cerrase el litigio que mantenía con Egipto hace poco más de un mes con el cobro de unos 500 millones de euros, además de activos por valor de unos 300 millones. Además, el pasado mes de noviembre Naturgy se vendió su eléctrica chilena por 2.570 millones de euros.

stats