Economía 17/01/2022

Un nuevo milmillonario cada 26 horas

Un informe de Oxfam destaca que los 10 hombres más ricos del mundo han duplicado su fortuna con la pandemia

3 min
Jeff Bezos, en una imagen de archivo

BarcelonaQue el impacto económico de la pandemia ha sido desigual es un hecho más que contrastado por entidades, organismos e investigadores, que han analizado durante los últimos dos años el incremento de la riqueza y la pobreza con la llegada del virus. Ahora un informe de Oxfam Intermón pone cifras al aumento de la desigualdad en plena emergencia sanitaria. En este periodo de tiempo, el patrimonio de los 10 hombres más ricos del mundo se ha duplicado, mientras que los ingresos del 99% de la humanidad se han deteriorado debido al covid. La fortuna de esta pequeña élite, para poner las cifras en contexto, supera el dinero que suman los 3.100 millones de personas más pobres, y aunque estos 10 hombres más ricos gastaran un millón de dólares al día tardarían 414 años en agotarla.

Concretamente, la ONG calcula que desde el inicio de la pandemia se ha forjado un nuevo milmillonario cada 26 horas. La riqueza de 2.755 de estas grandes fortunas ha crecido más en esta etapa que durante los últimos 14 años, "que ya había sido una época de bonanza para ellos", destaca el estudio. "Podemos empezar a reclamar una parte de la nueva fortuna que los milmillonarios han amasado absurdamente durante la pandemia. No es tan difícil, ni tendría que ser controvertido", apunta.

Oxfam Intermón atribuye este aumento sin precedentes de la acumulación de capital a la buena marcha de los mercados de valores, el apogeo de las entidades no reguladas, el auge del poder monopolístico y la privatización. En consecuencia, exige una reforma fiscal "obligatoria, ineludible y ambiciosa" para revertir este desequilibrio.

En la otra cara de la moneda hay 163 millones de personas más en situación de pobreza que antes de la pandemia, es decir, que viven con menos de 5,50 dólares al día. "De acuerdo con las previsiones del Banco Mundial, si no se adoptan medidas para luchar contra la desigualdad, ni siquiera en 2030 se habrá conseguido reducir la pobreza a los niveles previos a la crisis", denuncia Oxfam.

Según estas mismas previsiones, si bien en 2021 el 20% más rico de la población mundial ha recuperado casi la mitad de las pérdidas acumuladas durante el 2020, el 20% más pobre todavía ha perdido de media un 5% extra de sus ingresos. La entidad recuerda que esta situación no es fruto del azar, sino "el resultado de decisiones políticas y económicas adoptadas para proteger los intereses de una pequeña minoría".

Más vulnerables ante el virus

El informe de Oxfam Intermón también destaca que estas mismas desigualdades han provocado que el coronavirus "resulte más letal, más prolongado y más nocivo" para los más vulnerables. "La desigualdad de ingresos resulta más determinante que la edad a la hora de estimar si alguien perderá la vida debido al covid-19. Millones de personas todavía estarían vivas si hubieran recibido una vacuna, pero se les negó esta oportunidad", denuncia la publicación. En este sentido, acusa a las grandes farmacéuticas de controlar el "monopolio" de estos tratamientos y defiende que el "apartheid de las vacunas" ha alimentado las desigualdades en todo el mundo.

Estas divisiones, aclara, no son específicas para los rincones del mundo donde las vacunas llegan con cuentagotas: en Inglaterra, los ciudadanos con orígenes en Bangladesh tenían cinco veces más posibilidades de morir de covid-19 que la población blanca durante la segunda oleada de contagios. En el caso de los Estados Unidos, las personas nativas americanas, las latinas y los negros también tienen tres veces más números de morir por el virus que las personas blancas.

Una generación más lejos de cerrar la brecha

El informe de Oxfam Intermón también se fija en cómo ha afectado la pandemia a la brecha de género. Según los pronósticos de la ONG, se tardará 135 años en secar esta diferencia, y no 99, como se estimaba antes. El retroceso en la independencia económica de las mujeres explica buena parte de este paso atrás: en 2020 perdieron 800.000 millones de dólares en ingresos y hay 13 millones menos de mujeres con trabajo ahora que en 2019. "Además, como en cada crisis, se ven forzadas a asumir un volumen enorme de trabajo de cuidados no remunerado, que las mantiene atrapadas en la parte más baja de la pirámide económica", señala el estudio.

stats