Economia 19/11/2020

Los restauradores celebran que la Generalitat "rectifique" y les permita abrir hasta el anochecer

La patronal del sector reclama al Govern que no vuelva a cerrar bares y restaurantes en caso de rebrote

Leandre Ibar Penaba
3 min
Una cambrera recollint la taula de la terrassa d'un bar de Barcelona durant la pandèmia del covid-19.

BarcelonaEl Gremio de Restauración de Barcelona ha reclamado al ejecutivo catalán "el compromiso" que no volverá a cerrar bares y restaurantes independientemente de como evolucionen los contagios de covid-19 en Catalunya y ha valorado "positivamente" que la Generalitat permita la apertura de bares y restaurantes desde las 6 de la mañana hasta las 21.30 horas a partir del lunes. El director del Gremio, Roger Pallarols, ha indicado en un comunicado que la medida es un "adelanto" respecto al plan inicial del Govern, que preveía el cierre de los locales a las 17 horas.

"Somos un motor económico demasiado esencial para no asegurarle un funcionamiento viable y de manera estable con independencia de la evolución de la pandemia. Tenemos que mantener el virus a raya sin hipotecar la reconstrucción económica del país”, ha declarado Pallarols.

"La tensión que hemos vivido estos días, sumada a la indignación de los restauradores por el cierre, ha obligado al govern a rectificar", ha añadido. Según el representante de los restauradores, "los bares y restaurantes necesitan reabrir, volver a trabajar y avanzar en el proceso de reanudación completa de la actividad". Asimismo, el ejecutivo catalán permitirá a los bares y restaurantes que abran las terrazas sin límite de aforo, con los grupos limitados a cuatro personas y con una separación de dos metros entre mesas grupos diferentes.

A pesar de esto, la entidad empresarial considera que las 21.30 horas continúa siendo demasiado pronto y augura que muchos establecimientos se tendrán que mantener cerrados, puesto que en muchos casos las cenas representan más de la mitad de la facturación. Es por eso que, "de cara al segundo tramo" de desescalada que tendrá que empezar el 7 de diciembre, Pallarols ha opinado que "habrá que ampliar el horario como mínimo hasta las 00.00 h, cosa que requerirá revisar el toque de queda".

De hecho, a pesar de que el conseller de Interior, Miquel Sàmper, había insistido desde hacía días que no tenía intención de modificar el toque de queda entre las 22 h y las 6 h en las próximas semanas, el Govern ha abierto este jueves la puerta a posibles flexibilizaciones. El plan de la Generalitat, avalado por el Procicat, también prevé la posibilidad de levantar el confinamiento municipal que está ahora en vigor de viernes a lunes con la tercera fase, que empezará la semana de Navidad. En aquella fase, el Gremio de Restauración reclama que se puedan mantener abiertos los restaurantes hasta la 1 de la madrugada.

Salvar la campaña de Navidad

Pallarols cree que esta flexibilización es necesaria porque los comercios puedan encarar la campaña de Navidad. "No podemos esperar ni un minuto más a prepararnos para la campaña de Navidad. En términos de consumo, es estratégica para muchos sectores, también para la restauración, pero este año lo es de manera especial", ha indicado. El sector está especialmente preocupado por la posible caída de comidas de Navidad de las empresas, por lo cual Pallerols ha insistido que los bares y restaurantes son "espacios, alternativos a los domicilios, donde celebrar las comidas navideñas de manera segura".

Los restauradores habían tenido un fuerte enfrentamiento con el Govern durante las últimas semanas, a raíz de la prohibición de abrir los locales excepto para ofrecer comida para llevar. A raíz de los planes iniciales del departamento de Salud filtrados a los medios los últimos días, las patronales del sector establecieron contactos con el departamento de empresa de la Generalitat, con el cual tienen más sintonía, para intentar presionar ael ejecutivo de cara a una mayor flexibilización de las medidas y a intentar salvar la campaña navideña.

stats