Economía 23/03/2022

Rusia solo venderá gas a la UE si se paga en rublos

La medida busca fortalecer el valor de la moneda rusa aprovechando la dependencia energética europea

3 min
Putin, este domingo en Moscú

BarcelonaEl presidente de Rusia, Vladímir Putin, ha anunciado que solo aceptará pagos en rublos en las ventas de gas natural a países hostiles, entre los cuales están todos los estados miembros de la Unión Europea, así como Estados Unidos y el Reino Unido, entre otros, según ha informado la agencia AFP.

"He decidido implementar cuanto antes mejor una serie de medidas para transferir los pagos por nuestro gas natural de los llamados países hostiles a rublos", ha indicado Putin en una reunión con miembros del gobierno ruso. La medida tiene que servir para fortalecer la moneda rusa después de las fuertes devaluaciones sufridas debido a las sanciones impuestas a Rusia por Occidente y para obtener reservas en moneda extranjera, parcialmente bloqueadas también por las sanciones, aprovechando la alta dependencia de Europa del gas ruso, sobre todo Alemania.

Con la invasión rusa de Ucrania, los países occidentales aprobaron varios paquetes de sanciones para aislar internacionalmente la economía rusa. Entre estas medidas, estaba la expulsión de varios bancos rusos del sistema de transferencias Swift y el bloqueo de las reservas de divisas –principalmente dólares norteamericanos y euros– que el banco central ruso mantenía en el extranjero, lo cual impide que el estado ruso pueda acceder a más de 320.000 millones de dólares ubicados fuera de sus fronteras. Además, un elevado número de multinacionales suspendieron o redujeron su actividad en Rusia.

Todo esto trajo problemas financieros a varios bancos rusos con filiales en países de la UE y dudas sobre la solvencia del país, que de momento continúa pagando la deuda exterior . Como consecuencia de todo esto, Rusia está sufriendo escasez de productos y la devaluación del rublo, que ha perdido un 45% de su valor desde que empezó el conflicto. La consecuencia de una moneda más débil es que las empresas rusas tienen que pagar más por intercambiar su moneda por otra si importan, lo cual aumenta el coste de cualquier producto que esté fabricado, total o parcialmente, en otro país. En este sentido, el precio de la cesta de la compra para las familias rusas se ha disparado: en las dos primeras semanas de guerra se encareció un 4%, que es lo que el gobierno de Putin esperaba que aumentara en todo el 2022.

Europa necesita el gas

Las sanciones han tenido un duro impacto en la economía rusa, que este año se contraerá entre un 8% y un 15%, según las proyecciones del banco central del país. Ahora bien, en las últimas semanas el rublo ha recuperado parte del terreno perdido en los mercados internacionales de divisas. Una de las razones es que, a pesar del bloqueo al acceso de reservas en el extranjero, la empresa energética Gazprom, propiedad del estado ruso, ha continuado vendiendo gas con normalidad a la UE, puesto que ha quedado fuera de las sanciones.

De hecho, la dependencia de la energía rusa que tiene la UE es muy grande. Según la ONG medioambiental CREA, desde el 24 de febrero la UE ha adquirido más de 18.100 millones de euros de productos energéticos rusos, de los cuales unos 6.200 son petróleo, 476 son carbón y 11.400 son gas. Para dar una medida de la magnitud de las compras, toda la deuda rusa denominada en divisas extranjeras suma unos 40.000 millones de dólares (unos 37.000 millones de euros). Es decir, en menos de un mes de guerra, la UE ha suministrado a Rusia suficiente moneda extranjera para pagar la mitad de su deuda externa.

Este miércoles, los líderes de los 27 estados europeos se reúnen en Bruselas para discutir nuevas medidas para rebajar el coste de la energía.

stats