Economía 29/05/2022

Xavier Vilajoana: “Tardas lo mismo o más en obtener los permisos que en ejecutar la obra”

Presidente de la Asociación de Promotores y Constructores de Catalunya (APCE)

2 min
Xavier Vilajoana presidente de APCE Barcelona
Dosier La burocracia nos ahoga Desplega
1
Cómo la burocracia frena la economía
2
“Tardas lo mismo o más en obtener los permisos que en ejecutar la obra”
3
La cara y la cruz de la agilidad para arrancar un negocio
4
La ventanilla única, un proyecto a medio camino para acabar con el papeleo
5
El papeleo "asfixia" a las entidades y deja a personas vulnerables sin derechos reconocidos

BarcelonaDesde hace un año Xavier Vilajoana, consejero delegado del Grupo Euroconstruc, es también el presidente de la Asociación de Promotores y Constructores de Catalunya. Representa a un sector especialmente afectado por los largos plazos que hacen falta para obtener el visto bueno de las administraciones.

¿Cuál es la principal dilación en la construcción?

— El planeamiento urbanístico. Los hay que tardan décadas en hacerse. 

¿Cuánto tarda el planeamiento de media?

— De media no lo sé decir. Pero el mínimo son siete años.

¿Qué consecuencias empresariales tiene este plazo tan largo?

— Es muy difícil encontrar a alguien que desarrolle suelo. En temas de planeamiento sabes cuándo entras, pero no sabes cuándo sales. Esto es nuestra primera materia inicial. ¿Verdad que si no tuviéramos manzanas plantaríamos manzanos? ¿Por qué en vivienda no llegamos a la misma conclusión? Porque es la ley de la oferta y la demanda: si no hay producto, sube el precio. En el área metropolitana hay suelo para hacer 74.000 metros cuadrados de vivienda de protección oficial en manos de varias administraciones. A ver si ahora los fondos europeos Next Generation ayudan a que los municipios se movilicen.

 ¿Tener tantos niveles de administración dificulta la tramitación?

— Si estuvieran coordinados, no habría motivo para dificultarla. Pero no suelen estarlo. El ejemplo es el planeamiento, en el que interviene el municipio, la Generalitat, la Comisión de Urbanismo, las empresas, los afectados... Hay una gran cantidad de intervinientes. Además, esto crea inseguridad jurídica porque el planeamiento, con un solo defecto de forma, se tumba todo y se tiene que empezar de nuevo desde cero. Hay un caso en el que se tuvo que volver a su punto cero porque faltaba el informe de género. 

Y las licencias de obra, ¿cuál es el plazo de media para obtenerlas?

— Depende mucho del municipio. Pero en los municipios más o menos grandes, del área metropolitana o las capitales de provincia y alguna capital de comarca, un año como mínimo no te lo quita nadie.

Por lo tanto, ¿hay municipios en los que se tarda más en conseguir la licencia que en hacer la obra?

— Muchas veces tardas lo mismo o más en permisos pre y posproducción que en la ejecución de las obras del edificio. Además, el teletrabajo ha provocado colapso y retraso en los trámites por parte de la administración. 

¿Las oficinas de los ayuntamientos o de los distritos de Barcelona están infradotadas de personal?

— Sí. Esto lo reconocen los propios municipios. Nos consta que tienen problemas de personal por diferentes motivos. Por ejemplo, la retención de talento. Captan a gente, los forman y entonces vuelan. Y en los ayuntamientos les cuesta mucho reponer este personal, por los mismos procesos de contratación que tienen. 

¿Qué simplificación administrativa se puede hacer?

— Propusimos una que Lleida trasladó a una ordenanza. El ayuntamiento tiene que garantizar con la licencia que se cumplen los parámetros urbanísticos, pero el informe de idoneidad técnica lo hace el Colegio de Arquitectos o una entidad autorizada. El problema es que los técnicos municipales se lo vuelven a revisar, porque son los que firman. Y, por lo tanto, se ha acabado duplicando un paso cuando se tenía que simplificar el procedimiento.

Dosier La burocracia nos ahoga
Volver al índice
stats