Estilo 27/09/2021

Leches vegetales: llegan los productos hechos de guisantes, cacahuetes o quinoa

La demanda sigue creciendo y la industria apuesta por nuevos ingredientes

4 min
Beguda vegetal de caca huets

BarcelonaSe esparcen sigilosamente por los lineales del supermercado. Son bebidas, no leche, pero todo el mundo las conoce como leches vegetales. Se pusieron de moda de la mano de las personas con alergias e intolerancias y se han popularizado en el mundo occidental gracias a fórmulas diversas que hoy por hoy tienen mayoritariamente como bases la soja, la avena y el arroz. Ahora bien, según los pronósticos del mercado, hay nuevos ingredientes que irán aterrizando en la industria: actualmente ya podemos encontrar productos a base de coco, avellana, cáñamo, guisantes, quinoa, pistachos, sésamo, mijo, nueces de macadamia, sésamo, anacardos y semillas de calabaza. Según las prospecciones de la consultora Grand View Research en el "Informe de análisis del volumen, las acciones y las tendencias del mercado de alternativas a los lácteos 2021-2028", el mercado de las bebidas vegetales gana impulso y se espera que la incidencia de las alergias e intolerancias a la lactosa impulse todavía más la demanda de alternativas a los lácteos. El informe pronostica que si el valor del mercado de estos productos en 2021 es de 23.200 millones de dólares, en 2028 será de 52.580 millones. Según el informe de tendencias alimentarias 2022 de la base de datos Spoonshot, las bebidas vegetales irán el próximo año "más allá de la soja y las almendras".

Leche de guisantes, una de las novedades que más triunfan.

Según Adriana Gàlvez, responsable del observatorio de tendencias de la Fundació Alícia, en la lista de los últimos lanzamientos también hay nuevos ingredientes como frutos secos y semillas, legumbres (altramuces, cacahuetes), cereales y pseudocereales (escanda, cebada, quinoa, trigo sarraceno) u otros como la patata. Gàlvez asegura que en los últimos cinco años el interés del consumidor por el mundo vegetal ha crecido de manera significativa según los estudios de mercado y tendencias, "seguramente influenciados por las noticias, los resultados de la investigación y la evidencia científica sobre el consumo excesivo de carne y el impacto que genera sobre nuestra salud y también la del planeta". Por estos y otros motivos, los intereses y preocupaciones de los consumidores han cambiado y optan cada vez más por introducir nuevos productos de origen vegetal, ya sea por el gusto, por curiosidad o por su percepción (no siempre correcta) del efecto que tienen en la salud y el medio ambiente. Para ella, no solo las bebidas vegetales, sino todos los productos plant-based (de origen vegetal) "son una tendencia que seguirá al alza en los próximos tiempos". Ahora bien, Gàlvez avisa de que "no todo lo que es plant-based es siempre más saludable". Por su parte, el biólogo y chef de la Fundació Alícia Vinicius Martini subraya que hay una tendencia a revalorar las bebidas vegetales y a reducir el consumo de lácteos. Según su parecer, la leche de vaca está bajo un escrutinio mucho mayor debido a su impacto ambiental y consideraciones éticas relacionadas con el bienestar animal, y remarca que una proporción creciente de consumidores se está pasando a sustitutos de origen vegetal.

Un mercado con muchos planes de futuro

Desde el lado de los productores, la category manager del grupo Veritas, Mercè Catalán, coincide en que las bebidas vegetales seguirán siendo tendencia y asegura que "la oferta y la variedad de productos irá a más" porque es un segmento en crecimiento, y en su caso trabajan continuamente con sus colaboradores en nuevos desarrollos, tanto por la vía de nuevos alimentos e ingredientes como frutos secos, por ejemplo, como por la vía de las nuevas combinaciones de cereales. "Claramente hay una tendencia a incluir alimentos más proteicos, como las semillas y los frutos secos", dice, pero también se trabaja en otras vías de innovación, como los productos sin azúcar añadido, productos con índice glucémico cero o nuevas combinaciones para conseguir gustos y texturas más parecidas a la leche animal. Aun así, Catalán asegura que, en algunos segmentos, como el de las bebidas de soja, las ventas están estancadas, mientras que en otros productos hay crecimientos muy importantes, como en los productos de almendra y avena. Desde la empresa Alpro, el jefe de marketing, Carlos Erroz, dice que el auge de los productos de origen vegetal es una tendencia "que no deja de crecer" y se prevé que siga así. De hecho, según un informe de la compañía y la Aecoc, un 57,7% de los consumidores toman alternativas vegetales al yogur y a la leche y un 54,1% afirman que aumentarán su consumo en los próximos meses. Además, el estudio destaca que el 98% de los consumidores de alternativas vegetales los combinan con leche y yogur tradicional, "cosa que pone de manifiesto el imparable auge del flexitarianismo". Erroz remarca que en el estado español están los consumidores que más litros de bebida vegetal consumen por persona y año, con un crecimiento especial en 2020, cuando pasó del 2% al 13%. Con motivo de la celebración del 40 aniversario de la empresa, se aumentará la oferta con más productos y nuevos ingredientes vegetales, así como más opciones sin azúcares añadidos, según avanzan. "Seguro que seguiremos sorprendiendo con nuevas bases para el futuro", dice. Por parte de la empresa del Montseny Liquats, creadora de las bebidas Yo Soy, la directora de marketing, Anna Rovira, explica que el segmento de las bebidas vegetales ha experimentado un fuerte crecimiento tanto en el ámbito estatal como en el ámbito europeo, de forma que su pronóstico es que la oferta de productos siga creciendo y esto lo hará un segmento cada vez más competitivo y en el que la innovación seguirá siendo un factor clave para el crecimiento. "El mercado de bebidas vegetales seguirá en evolución y nosotros estamos trabajando en nuevas iniciativas que nos permitan llevar productos con un perfil nutricional todavía mejor a los consumidores, ya sea mejorando los productos existentes o explorando nuevas bases", avisa. Así, a pesar de que el Estado tiene el consumo de bebidas vegetales per cápita más alto a escala europea, "todos los estudios indican que el interés por las alternativas vegetales seguirá en aumento". También destaca que hoy en día el consumo de las bebidas vegetales se da en más de un 80% de ocasiones en el desayuno, por lo tanto, su segmento tiene una oportunidad de crecimiento tanto en cuanto a nuevos usuarios como en cuanto a nuevos momentos de consumo. Para ver concreciones habrá que tener paciencia.

Bebidas muy diferentes a la leche

Desde la Fundació Alícia, su directora científica, Elena Roura, defiende que no tiene mucho sentido comparar las bebidas vegetales con la leche. "Son alimentos totalmente diferentes y de procedencia totalmente diversa", remarca. Si la leche proviene de una secreción mamaria y es un alimento muy poco procesado, las bebidas vegetales son alimentos que se preparan a partir de cereales, tubérculos, frutos secos y legumbres y dan como resultado alimentos muy diferentes entre ellos. Según remarca, la leche de vaca es un alimento de origen animal, tiene proteínas "de alto valor biológico" que contienen aminoácidos esenciales, que son los que el cuerpo no puede sintetizar y tiene que traer de fuera. Además, tiene cantidades considerables de proteína, en comparación con las vegetales, que tienen menos a excepción de las de soja. Por otro lado, la leche de vaca lleva calcio, vitamina D, B12 y B2, que no están presentes en las bebidas vegetales salvo que estén enriquecidas. Roura destaca que en general las bebidas vegetales "no son especialmente nutritivas" porque incluyen pocos nutrientes y vitaminas y tienen calorías variables según los azúcares añadidos. Según la Agencia de Salud Pública de Catalunya (ASPCAT), por su composición nutricional, se trata de bebidas "prescindibles" en una alimentación saludable, dice Roura, y recuerda que la gente cree que todo lo que es vegetal es mucho mejor, pero que hay que tener en cuenta que muchos productos vegetales están procesados. "Hay sustitutos vegetales que para que sean buenos tienen grandes cantidades de sal y grasas, aparte de una lista muy larga de otros ingredientes", avisa. Así, recuerda que conviene leer siempre la información nutricional, porque varía mucho dependiendo de la marca, a pesar de que "tampoco se pueden poner todas las bebidas vegetales en el mismo saco", avisa. En cuanto al coste medioambiental, subraya que si bien es cierto que la cantidad de agua, cereales, sol, maquinaria y emisiones de CO₂ involucradas en la cría de las vacas es uno de los "principales contribuyentes al calentamiento global", también la producción extensiva de cereales, frutos secos y legumbres está asociada a grandes necesidades de agua y uso de agrotóxicos, entre otras cosas.

stats