Internacional 10/12/2020

Bruselas pone en marcha el plan de emergencia de cara al Brexit caótico

Propone medidas para evitar que se pare el transporte aéreo y terrestre a partir del 31 de diciembre

Júlia Manresa Nogueras
3 min
Ursula Von der Leyen col·locant-se la mascareta contra el coronavirus, en el seu primer discurs sobre l'estat de la Unió al Parlament Europeu de Brussel·les

Bruselas"No hay ninguna garantía de que si se llega a un acuerdo haya tiempo para que entre en vigor". Por este motivo, y en palabras de la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, Bruselas ha puesto en marcha el plan de emergencia por si se llega al 31 de diciembre sin acuerdo con el gobierno de Boris Johnson. Los equipos negociadores han retomado las conversaciones, y se han dado hasta el domingo para seguir intentándolo, pero incluso si se produce el milagro de un acuerdo a finales de esta semana, ponerlo en práctica en menos de veinte días es prácticamente imposible.

Hace semanas que gobiernos como el francés, el belga o el de los Países Bajos (algunos de los más afectados de manera directa por el Brexit) piden activar los planes de contingencia vista la negativa evolución de las conversaciones. Y, horas antes de reunirse con los jefes de estado y de gobierno, en la cumbre que tiene lugar este jueves en Bruselas, Von der Leyen se ha avanzado a sus peticiones.

El plan de contingencia que ha puesto en marcha la Comisión Europea se centra en las cuestiones en las que el caos del no acuerdo puede provocar más problemas inmediatos en el ámbito aéreo (la conexión aeroportuaria, por ejemplo) y también en la conexión terrestre a través de prórrogas de 6 meses para que se pueda continuar circulando sin problemas. En el caso del tren del Eurotúnel, la prórroga sería de nueve meses. También hace referencia, sin embargo, a la polémica cuestión de la pesca, en que se intenta allanar la posibilidad de que haya acceso recíproco a las aguas europeas y británicas. Las condiciones para viajar, los controles a pasajeros y mercancías, etc. son las cuestiones que el acuerdo de relación futura que hace 10 meses que se negocia tendría que determinar.

Estas medidas de contingencia tendrían que servir de almohada para cuando se dé la caída el 31 de diciembre. Mientras tanto, se puede seguir negociando un acuerdo comercial, que todavía no ha conseguido superar las disputas en la cuestión de la igualdad de condiciones de competencia para las empresas que quieren operar a ambos lados del canal de la Manguera, los accesos a las aguas para pescar o el arbitraje que tendría que gestionar posibles disputas.

"Las negociaciones todavía continúan"

"Las negociaciones todavía continúan. Nuestra responsabilidad es estar preparados para todas las eventualidades, incluido el no acuerdo el 1 de enero. Por eso impulsamos estas medidas hoy", ha dicho Von der Leyen en un comunicado. "La preparación para el 1 de enero es ahora más importante que nunca. Habrá disrupción con acuerdo o sin él entre la UE y el Reino Unido", dice el texto emitido por el ejecutivo comunitario, que recuerda, como siempre, que esta es la "consecuencia natural de la decisión del Reino Unido de irse de la Unión y no participar del mercado único".

Von der Leyen actualizará la cuestión a los jefes de estado y de gobierno este anochecer durante la cena de la cumbre de líderes, tal como confirman fuentes europeas en la última actualización de la agenda que ha preparado el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel.

stats