Francia
Internacional 11/06/2021

Condenado a cuatro meses de prisión firme el hombre que agredió a Macron

Damien T. no podrá tener armas durante los cinco años próximos y no podrá ejercer nunca más ningún cargo del servicio público

3 min
El presidente de Francia, Emmanuel Macron, este martes

ParísDos días después de pegar una bofetada al presidente de la República Francesa, Emmanuel Macron, durante una visita al sur del país, el autor de la agresión, Damien T., ya pasa la noche en un centro penitenciario. Los propios juzgados de Valence (en la región de Auvernia-Roine-Alpes, donde tuvo lugar el incidente) lo han condenado a 18 meses de prisión. Solo tendrá que cumplir cuatro, pero después estará dos años en libertad condicional. Tiene diez días para apelar.

Además, Damien T., que no tenía antecedentes penales, ha sido condenado a recibir de forma obligatoria tratamiento psicológico y no podrá tener armas durante los próximos cinco años. Tampoco podrá ejercer nunca en el servicio público y está privado de sus derechos cívicos, como por ejemplo votar, durante tres años. La Fiscalía también había pedido 18 meses de prisión y ha mostrado preocupación por que el acusado vuelva a actuar de manera similar en un futuro. "Es un acto violento muy inadmisible contra la presidencia de la República. Hay claramente una voluntad de humillarlo, de rebajarlo", ha dicho el fiscal del caso, que ha concluido: "Necesitamos una pena fuerte y significativa que proteja a las instituciones".

A su vez, el abogado defensor ha dicho que Damien T. es un "activista respetuoso" y ha negado que hubiera premeditación en la agresión a Macron. "Es consciente de la gravedad de los hechos, podemos estar seguros de que no los reproducirá", ha respondido el abogado a la Fiscalía. En la misma línea, el agresor ha explicado que vio al presidente de la República avanzando hacia él desde lejos y que no recordaba haberle cogido el brazo. "Cuando vi su mirada de simpatía y mentirosa, con la que me quería convertir en uno de sus seguidores, me llené de asco", ha dicho Damien T., que ha definido su agresión como "impulsiva" y "tirando a violenta". También ha dicho que sus palabras contra Macron sin el incidente habrían tenido menos impacto, como las quejas de los chalecos amarillos.

El otro detenido, Arthur C., será juzgado durante el segundo semestre de 2022. Es amigo del agresor, tiene su misma edad, 28 años, y fue quien grabó el vídeo que se hizo viral. Arthur C. tampoco tiene antecedentes penales, pero después del incidente con el presidente la policía registró su casa y encontró una copia del libro de Adolf Hitler Mein Kampf, según la BBC. También se habría encontrado una espada, un puñal y un rifle de coleccionista, a pesar de que no está claro si las armas eran funcionales. Sí es seguro que los dos eran fans de las armas medievales. Justo antes de la bofetada, en la grabación se oye cómo el agresor grita "À bas la Macronie!" [Fuera el macronismo] y "Montjoie Saint Denis", un antiguo grito de guerra de los ejércitos del reino de Francia que hoy se asocia a militantes de la extrema derecha.

Macron rebaja la tensión

Macron, que decidió no denunciar a su agresor y siguió saludando al resto de ciudadanos que lo esperaban para saludarlo como si no hubiera pasado nada, ha quitado hierro al incidente este jueves en una entrevista a la cadena BFM y ha tildado la acción de "imbécil y violenta". De hecho, el Elíseo reaccionó muy rápidamente después de los hechos y dijo que simplemente había sido "un intento" de bofetada. "Una sociedad democrática es la que te permite la crítica, la manifestación y el voto, y esto es un tesoro", ha añadido el jefe de estado francés, que aún así ha remarcado que la bofetada "se tiene que relativizar, pero no banalizar", porque "cualquier cargo público merece respeto". Su principal rival para las elecciones presidenciales de la primavera próxima, Marine Le Pen, líder del ultraderechista Reagrupamiento Nacional, también ha considerado que el ataque es un caso aislado y no la consecuencia de un clima político caldeado.

stats