Internacional 26/11/2020

Baile de restricciones en Europa antes de Navidad

Las medidas de Francia y España contrastan, sobre todo, en la apertura de la hostelería

Júlia Manresa Nogueras / Quim Aranda /
4 min
Un operari treballa en el muntatge de l'arbre de Nadal a la plaça de l'Ajuntament a València.

Bruselas/ Londres"Tenemos que aprender del verano y no cometer los mismos errores. Relajarnos demasiado y demasiado rápido es un riesgo para una tercera oleada después de Navidad. Hace semanas dije que esta Navidad será diferente y sí, será más silenciosa". Así se ha expresado este miércoles la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, médico de profesión, ante la Eurocámara. La alemana ha pedido cautela, tanto a la ciudadanía como a las autoridades ahora que aumenta la presión para desescalar de cara a Navidad.

Unos y otros, sin embargo, lo entienden de manera diferente. Lo que pasa en Francia y España sirve de ejemplo de la diferencia de medidas. Mientras que, entre otras medidas, el presidente Emmanuel Macron mantendrá cerrados los bares y restaurantes hasta, como mínimo, el 20 de enero, en el estado español la desescalada es un hecho en algunas comunidades autónomas. Ni que sea con limitaciones, Catalunya ha reabierto la hostelería y otros servicios, y la situación se revisará cada dos semanas; Madrid nunca la ha cerrado. Sorprende, sin embargo, que las cifras españolas en comparación con las de Francia no sean tan abismalmente diferentes. 483,7 casos por cada 100.000 habitantes los últimos 14 días en el país vecino mientras que la media española es de 418,1, según los datos del Centro Europeo de Control y Prevención de Enfermedades (ECDC). La de Catalunya es de 361, más baja que la media española, pero mucho más alta que la cifra de 120 con la que la ECDC ya tiene suficiente para pintar de rojo un territorio.

El problema es pensar en una desescalada cuando, de hecho, buena parte de Europa continúa inmersa en plena segunda oleada. Las cifras de Italia (761,4), Polonia (830,8), Austria (1.030,6) o Luxemburgo (1.284,7) no dejan lugar a la duda. Solo Finlandia (75,8), Islandia (51,5) e Irlanda (102,8) están por debajo de los 120 mencionados. En este sentido, un informe del ECDC anticipa que si las restricciones se anulan a mediados de diciembre y se relajan todavía más durante las fiestas, se podrá esperar un nuevo rebrote a principios de enero. Y, sin duda, un tercer confinamiento sería todavía más devastador desde el punto de vista económico para todos los países afectados.

¿Por qué, pues, los estados toman medidas que son no solo diferentes sino que parecen contradictorias e incluso contraproducentes? La respuesta es múltiple: más o menos capacidad de paliar económicamente las paradas en la economía, el diferente momento de la pandemia en unas zonas y otras –Madrid, por ejemplo, llegó al pico de la segunda oleada antes que Catalunya, y España antes que Italia o la propia Francia– y también la capacidad de soportar la presión por parte de los servicios hospitalarios. No en vano, esta fue la gran condición que el martes ponía el presidente francés a la hora de anunciar la reapertura del país: las etapas irán avanzando siempre que no se ponga en riesgo de colapso a los hospitales.

En todo caso, la cautela es generalizada en la mayoría de países. En su comparecencia del martes el presidente francés, Emmanuel Macron, evitó usar la palabra desescalada cuando anunció, como ya se ha apuntado, que ni restaurantes ni gimnasios volverán a abrir antes del 20 de enero. El fin de semana abrirá el comercio no esencial pero bajo un estricto protocolo. El 15 de diciembre se eliminarán las restricciones de desplazamientos y solo el 24 y el 31 de diciembre están exentos del toque de queda de las 21 horas. Con las medidas de confinamiento, Francia ha conseguido rebajar de los 60.000 positivos en 24 horas a principios de noviembre a 13.000 a principios de esta semana, y ha reducido también las muertes de más de 600 a hasta 250. Este miércoles, sin embargo, ha registrado 384 y 16.228 contagios, un incremento notable en relación con los menos de 10.000 de la jornada anterior.

Los lands alemanes piden una tregua

Alemania tampoco ha conseguido doblar la curva. La cancillera Angela Merkel se ha reunido este miércoles con los ministros de los 16 lands que piden relajar las medidas entre el 23 y el 1 de enero, a pesar de que es escéptica. Proponen poder reunir hasta 10 personas sin contar a niños menores de 14 años. Alemania ha registrado un nuevo máximo de víctimas mortales (410 en 24 horas) y 18.633 contagios según el Instituto Robert Koch. Desde principios de noviembre tienen bajada la persiana el ocio nocturno, los restaurantes, la cultura y el deporte en espacios cerrados, pero se mantiene el comercio y se desaconsejan los desplazamientos.

El gobierno de Merkel, como la mayoría de países europeos, tiene fijada la vista en la festividad de Navidad. En este sentido, las cuatro naciones que forman el Reino Unido –Inglaterra, Irlanda del Norte, Gales y Escocia– han acordado abrir la mano alrededor de los días festivos. Entre el 23 y el 27 de diciembre –del 22 al 28 cuando sean residentes en Irlanda del Norte– los británicos podrán moverse libremente por todo el territorio y se permitirá la reunión de hasta tres grupos familiares diferentes, sin límite de personas. Este jueves se anunciarán en qué nivel de la escalera de restricciones se sitúan los diferentes distritos del país. Para las peores zonas, la medida más impactante es el cierre de restaurantes y pubs, establecimientos que en toda Inglaterra permanecen con las persianas bajadas desde el 6 de noviembre y, en principio, hasta el próximo miércoles. En las últimas 24 horas el Reino Unido ha registrado 18.213 nuevos casos y 696 muertos. La incidencia acumulada es de 457,7.

La permisividad británica durante la Navidad no tiene un reflejo en Italia. Giuseppe Conte quiere que las pistas de esquí de todo el país, en los Alpes y las Dolomitas, no abran. Y ha pedido que Francia haga lo mismo. Todos los mercados de Navidad se han prohibido. Este miércoles, el país transalpino ha notificado casi 26.000 nuevos contagios y 722 muertos por covid-19.

stats