Coronavirus
Internacional 29/01/2021

Portugal, con los hospitales al límite, cierra la frontera con España

El Parlamento decreta el estado de emergencia ante una situación "terrible" que se alargará semanas

3 min
Una enfermera atiende un paciente de covid -19 al hospital de Cascais, en Portugal.

El gobierno portugués ha anunciado la tarde de este jueves que la frontera con España quedará cerrada a partir del viernes y durante un periodo inicial de dos semanas. El ministro del Interior, Eduardo Cabrita, informó de la medida durante el debate sobre la renovación del estado de emergencia, ampliado hasta el 14 de febrero después de contar con el apoyo de los principales partidos. No solo se cierra la frontera con el territorio español, también se limitan las salidas por mar y aire hacia otros países. "El gobierno adoptará la medida de limitación de desplazamientos durante los próximos 15 días para ciudadanos nacionales. Salvo casos excepcionales, serán limitadas las salidas por vía aérea, terrestre o fluvial", dejó claro Cabrita.

La pandemia en Portugal está tan desbordada que su sistema sanitario corre peligro de hundirse. "No tiene sentido alimentar la ilusión de que no estamos ante el peor momento [de la pandemia]. Seguiremos afrontándolo durante las próximas semanas". Así de contundente fue el primer ministro de Portugal, António Costa, a través de la televisión la noche del miércoles, cuando admitió que la situación no es mala sino "terrible". Un tono que utilizó también el reelegido presidente del país, Marcelo Rebelo de Sousa, durante un discurso anoche. "El país vive de lejos el momento más difícil con los números más elevados de Europa", advirtió el mandatario, que subrayó a los portugueses que "tenemos que estar preparados para el confinamiento más duro". "El coste brutal de estas medidas no se compara con los costes de la pandemia", añadió.

Con la mayoría de las unidades de cuidados intensivos por encima del 90% de ocupación, sobre todo en la región de Lisboa, los hospitales portugueses están al borde del colapso y algunos incluso han tenido que trasladar a pacientes a otros centros para evitar la sobrecarga del sistema de oxígeno . Además, la falta de personal sanitario en los centros es tan o más preocupante que la falta de camas, porque muchos están habilitando ya nuevos espacios y se han instalado algunos hospitales de campaña. "Pero lo que no se puede duplicar es la cantidad de médicos y enfermeras que hay, que ya está al límite", explica al ARA la presidenta de la Asociación Portuguesa de Epidemiología, Elisabete Ramos. A ello responde, según Ramos, la principal novedad del nuevo decreto de emergencia, que es permitir movilizar a personal jubilado o incluso médicos extranjeros que aún no han convalidado el título en Portugal.

Con un total de 668.951 casos confirmados de covid y 11.305 muertes, Portugal tiene la media semanal de nuevos casos y muertes por cada 100.000 habitantes más alta del mundo. Después del "milagro portugués" de la primera oleada, cuando el pico máximo fueron 37 muertes diarias, y de una segunda con un máximo de 98 muertos y 6.000 contagios diarios, esta tercera oleada ha visto dispararse los números. El jueves se notificaban 16.432 positivos y 303 muertos en las últimas 24 horas.

El papel de la cepa británica

En este sentido, Ramos atribuye el ascenso vertiginoso a dos factores principales, aunque tampoco son los únicos. El primero, la celebración de la Navidad, cuando se levantaron algunas restricciones. Y el segundo, el invierno especialmente frío que ha vivido el país coincidiendo con estas fechas. También hace días que el gobierno señala la cepa británica, más contagiosa, como causa principal de la explosión de casos, y ayer desde la Dirección General de Salud de Portugal se le atribuía una prevalencia del 50%. El miércoles ya se ordenó la suspensión de los vuelos de ida y vuelta con Brasil y el Reino Unido.

Mientras tanto, y ante los oscuros pronósticos, la Unión Europea se ha manifestado dispuesta a activar sus mecanismos de ayuda si el gobierno portugués lo solicita formalmente. Alemania ya ha enviado a Portugal un equipo médico que está visitando varios hospitales para evaluar cómo pueden ayudar al país. Según la agencia de noticias Lusa, que cita fuentes de Defensa, los gobiernos portugués y alemán están valorando también la posibilidad de trasladar a pacientes que no sean de covid a Alemania para liberar camas de UCI.

stats