Internacional 31/03/2021

El mundo tendrá que esperar para conocer el origen del covid-19

La OMS pide más colaboración a China y exige más estudios sobre la posibilidad de que el virus escapara de un laboratorio

3 min
Una imagen de enero del 2020, con un equipo sanitario trasladando un enfermo de covid  al hospital de la Cruz roja de wuhan

LondresLas grandes preguntas siguen abiertas. Más que un punto y final es un comienzo. El esperado informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre el origen de los Sars-Cov-2 ha concluido que el escape del virus de un laboratorio de Wuhan, a pesar de que sería posible, es “extremadamente improbable”. De momento, pues, continúa el misterio sobre el origen de la enfermedad, ha asegurado esta tarde el director general de la entidad, Tedros Adhanom, durante la presentación del estudio. Si bien se considera prácticamente improbable la hipótesis del laboratorio, Adhanom también ha pedido que para descartarla definitivamente, o confirmarla, hacen falta ”investigaciones adicionales”.

“El equipo –ha continuado el máximo responsable de la OMS– también visitó varios laboratorios de Wuhan y consideró la posibilidad de que el virus entrara en la población humana como consecuencia de un incidente de laboratorio. A pesar de esto, no creo que esta valoración fuera lo suficientemente extensa. Se necesitarán más datos y estudios para llegar a conclusiones más sólidas. A pesar de que el equipo ha concluido que la fuga de laboratorio es la hipótesis menos probable, esto requiere una investigación adicional, posiblemente con misiones adicionales que incluyan más especialistas, que estoy dispuesto a desplegar”.

El director general también ha afirmado que “en cuanto a la OMS, todas las hipótesis están encima de la mesa”. En resumen, el organismo habría querido mucha más colaboración de la que China ha prestado, y ha exigido un "intercambio de datos más oportuno y exhaustivo" en el futuro.

Lo que es mucho más factible es que las infecciones iniciales provocadas por el covid-19 tuvieran lugar antes de la primera que se documentó con síntomas, el 8 de diciembre del 2019. Adhanom ha afirmado que la “revisión exhaustiva de los datos disponibles sugiere que hubo transmisiones no reconocidas en diciembre del 2019 y posiblemente antes”. “Pero para entender los primeros casos, los científicos se tendrían que beneficiar de un acceso completo a los datos, incluidas muestras biológicas de como mínimo septiembre del 2019”.

La conclusión más plausible a la que han llegado los especialistas es que es el virus se transmitió de los murciélagos a los humanos a través de un "huésped intermedio animal" antes de provocar un "brote explosivo" en la ciudad china de Wuhan.

El informe, de 123 páginas, presenta estudios detallados de morbilidad, casos, registros de farmacias, muestras de alimentos y secuenciación genética a partir de los trabajos hechos sobre el terreno. No se han encontrado evidencias firmes que hagan descartar la idea ya establecida de que la pandemia empezó en Wuhan y de que las características del comercio de pescado y marisco del mercado de Huanan provocaron o “amplificar” el brote.

Otras posibilidades

Los autores, un equipo formado por 34 científicos chinos e internacionales, afirman que sigue siendo "posible" que el virus entrara en Wuhan a través de alimentos congelados importados de otra zona de China, o incluso de un tercer país, a pesar de que los análisis hechos aportan pocas o ninguna prueba que avalen la teoría. "A pesar de que hay alguna evidencia de la posible reintroducción del Sars-CoV-2 mediante la manipulación de productos congelados contaminados importados a China desde la oleada pandémica inicial, esto sería extraordinario en 2019, cuando el virus no circulaba ampliamente", se lee.

La evaluación de las probabilidades son las siguientes: el desbordamiento por zoonosis directa [transmisión de animal a humano] es una vía posible-probable; la introducción a través de un huésped intermedio se considera una vía entre probable y muy probable; a través de productos de cadena fría alimentaria se considera una posible vía; y, finalmente, el incidente de laboratorio es, como se ha apuntado, una vía “extremadamente improbable”. Los autores piden que las autoridades chinas investiguen más en varias áreas y señalan de forma inequívoca la necesidad de más datos históricos de los bancos de sangre de China.

Pocas esperanzas

La mayoría de expertos esperaban hallazgos poco concluyentes (establecer los orígenes de las enfermedades suele tardar años, si no décadas). En todo caso, los críticos apuntan a la fuerte dependencia del equipo que recogió y analizó los datos chinos. "Tenemos verdaderas preocupaciones sobre la metodología y el proceso que se desarrollaron en este informe, incluido el hecho de que el gobierno de Pekín aparentemente ayudó a redactarlo", dijo el secretario de Estado de los Estados Unidos, Antony Blinken, en una entrevista con la CNN grabada antes de la publicación del informe. China, que hace tiempo que defiende la opción de que el origen del virus no se encuentra en su país, ha rechazado tanto estas críticas como la teoría de un posible escape de laboratorio.

stats