Armamento
Internacional 03/01/2022

EE.UU., China, Rusia, Francia y el Reino Unido se comprometen a evitar una guerra nuclear

Los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad reafirman los compromisos de desnuclearización

3 min
Un camino hacia la prohibición de las armas nucleares

BarcelonaCon el año nuevo ha llegado una pequeña señal de distensión, aunque sea en forma de declaración. Los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU –Estados Unidos, China, Rusia, Francia y el Reino Unido– se comprometen a evitar una guerra nuclear. "Afirmamos que una guerra nuclear no se puede ganar y no se tiene que luchar nunca", dice el comunicado hecho público este lunes bajo el título de Declaración P5 para prevenir una guerra nuclear y evitar carreras armamentísticas. Un paso significativo, porque llega en plena escalada de tensiones entre Estados Unidos y Rusia en Ucrania, y entre Estados Unidos y China en Taiwán, pero también porque tanto el líder ruso, Vladímir Putin, como el anterior presidente norteamericano, Donald Trump, se habían salido de varios pactos de no proliferación y habían apostado en los últimos años por la modernización y expansión de sus respectivos arsenales.

"Visto que el uso de armas nucleares tiene consecuencias de gran alcance, también afirmamos que las armas nucleares –mientras continúen existiendo– tendrían que servir para finalidades defensivas, como disuasión de agresiones y para prevenir la guerra. Consideramos firmemente que la expansión de este tipo de armas se tiene que impedir", dicen las cinco potencias en el texto. Una señal contundente que llega el mismo día que se retoman las conversaciones con Irán en Viena para intentar salvar el pacto nuclear, que pretende evitar que el régimen de los ayatolás consiga también capacidades nucleares.

Las cinco grandes potencias nucleares –no las únicas– reafirman, pues, su compromiso con "los acuerdos bilaterales y multilaterales de no proliferación, desarme y control de armas", como el tratado de no proliferación nuclear (TNP). "Cada uno de nosotros tenemos la intención de mantener y reforzar todavía más nuestras medidas nacionales para prevenir el uso no autorizado o no intencionado de armas nucleares. Reiteramos la validez de nuestras declaraciones anteriores reafirmando que ninguna de nuestras armas nucleares se apunta la una a la otra ni a ningún objetivo de otro estado", dice también el comunicado, que se compromete con "un mundo sin armas nucleares".

Los cinco gobiernos aseguran que seguirán "buscando enfoques diplomáticos bilaterales y multilaterales para evitar confrontaciones militares", una afirmación que resulta relevante en el actual contexto de tensión entre varias de estas mismas potencias.

Dos años del ataque a Soleimani

Todo ello el mismo día, también, que se cumplen dos años del asesinato del general iraní Qasem Soleimani, muerto por los disparos de un dron norteamericano, y que desencadenó una escalada de tensión entre Washington y Teherán que hizo temer lo peor. Con motivo de la efeméride, el presidente del Irán, Ebrahim Raisí, ha pedido este lunes la "ley del talión" para el expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, que dio la orden de matar a Soleimani, uno de los hombres más poderosos de Próximo Oriente y líder de la Fuerza Quds, el cuerpo de élite de la Guardia Revolucionaria dedicado a defender los intereses de Irán en el exterior.

“El violador, asesino y criminal, el expresidente de Estados Unidos, tiene que ser juzgado, tiene que ser sometido a la ley de ghesas (talión)”, ha afirmado Raisí durante una ceremonia en memoria de Soleimani, celebrada en la mezquita Mosala de Teherán. La ley del talión es un antiguo principio de justicia retributiva en el cual la norma imponía un castigo que se identificaba con el crimen cometido.

stats