Internacional 28/08/2021

EEUU asegura que ha abatido dos miembros destacados de Estado Islámico

El ejército estadounidense ha respondido con un ataque con drones al atentado de jueves en el aeropuerto de Kabul

3 min
Marines del ejercido del EE.UU. al aeropuerto de Kabul.

SabadellLos Estados Unidos aseguran que han abatido dos miembros de alto rango de la rama afgana de Estado Islámico (conocida como ISIS-K) en un ataque con un dron que ha tenido lugar esta madrugada en la provincia de Nagarhar, al este de Kabul y limítrofe con Pakistán. Se trata de la primera respuesta del ejército estadounidense en el atentado del jueves en el aeropuerto de Kabul, que fue reivindicado por el ISIS-K y en el que murieron al menos 170 personas, según fuentes afganas.

"Puedo confirmar que dos objetivos de perfil alto del ISIS-K han muerto, y que otro quedó herido. No tenemos constancia de ninguna víctima civil", ha explicado este sábado por la tarde Hank Taylor, subdirector de operaciones regionales del Estado Mayor del ejército estadounidense. El portavoz del Pentágono, John Kirby, ha detallado que todas las víctimas murieron en un único ataque y se ha referido como "planificadores y facilitadores" de la organización terrorista. No precisó, sin embargo, si tenían algún vínculo directo con el terrorista suicida responsable de la explosión de jueves en el aeropuerto, aunque ha asegurado que el hecho de haberlos abatido dificultará "sin duda" la comisión de nuevos atentados.

Un funcionario norteamericano ha explicado a Reuters, anónimamente, que el dron se había elevado desde algún punto de Oriente Próximo y que ha atacado el objetivo cuando estaba dentro de un coche con otro miembro de Estado Islámico. Los dos habrían sido abatidos. La misma agencia recoge también el testigo de Malik Adib, vecino de Jalalabad (la capital de Nangarhar), que asegura que alrededor de la medianoche se oyeron varias explosiones causadas por un bombardeo, a pesar de que no está confirmado que se trate del ataque norteamericano. Según él hay tres personas muertas y cuatro heridas. "Entre las víctimas hay mujeres y niños", asegura. En declaraciones a Reuters, un portavoz de los talibanes ha condenado la acción de los Estados Unidos, a pesar de la animadversión de este grupo hacia Estado Islámico. "Los estadounidenses nos deberían haber informado antes de llevar a cabo este bombardeo. Ha sido claramente un ataque sobre territorio afgano", señaló esta fuente.

El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, había advertido horas después del atentado de jueves que no se quedaría con los brazos cruzados. "A los que han perpetrado este ataque, no os perdonaremos, no olvidaremos. Os perseguiremos y os lo haremos pagar. He dado órdenes a nuestros comandantes para destruir sus bases cuándo y dónde lo decidamos”, dijo. Entre las víctimas de aquella acción terrorista hay 13 soldados norteamericanos, hecho que la convierte en el incidente más mortífero contra tropas de los Estados Unidos en Afganistán en la última década.

El riesgo de atentados continúa

El gobierno de los Estados Unidos ya dejó claro viernes que "es probable" que haya nuevos atentados contra el aeropuerto de Kabul antes de martes, cuando se acaba el plazo que Biden pactó con los talibanes para completar la retirada de tropas extranjeras del país. Según la Casa Blanca, los cuatro días que quedan para acabar las operaciones sobre el terreno pueden ser "los más peligrosos". También insistió el portavoz del Pentágono, John Kirby, que habló de amenazas "específicasy creíbles" contra el aeropuerto, donde todavía hay unos 5.800 efectivos del ejército norteamericano.

Los Estados Unidos, que desde el 14 de agosto han sacado a 111.000 personas de Afganistán, tienen previsto continuar las operaciones de evacuación hasta el último día, pero sus socios ya las han dado por acabadas o están a punto de hacerlo. A medianoche, la ministra de Defensa francesa ha confirmado a través de Twitter que la misión se había dado por acabada, después de haber ayudado a huir de territorio afgano a cerca de 3.000 personas, entre las cuales más de 2.600 afganos. "Esta operación se acaba, pero Francia continúa movilizada para permitir la salida de todos aquellos que necesitan protección", ha asegurado la ministra.

Por su parte, el Reino Unido ha confirmado que sus últimos vuelos con civiles a bordo se elevarán de Kabul este sábado, y que entonces se evacuarán las últimas tropas británicas que quedan en Afganistán. El ministro de Defensa, Ben Wallace, ya había dicho viernes que no se tramitarían más solicitudes y que las únicas personas que podrían salir del país en aviones del Reino Unido serían las que ya hubieran sido aceptadas y estuvieran dentro del aeropuerto. Según él, entre 800 y 1.100 colaboradores afganos (o familiares suyos) que cumplían los requisitos para ser embarcados en uno de estos vuelos no habrán podido huir.

stats