El ataque ruso a Ucrania
Internacional  /  Europa 04/07/2022

Rusia anuncia que ha "liberado" Lugansk, en el este de Ucrania

El estado mayor del ejército ucraniano admite la derrota, pero Zelenski se resiste

ARA
3 min
La ciudad de Lissitxansk, en la región ucraniana de Lugansk, destruida por la artillería rusa

BarcelonaMoscú ha anunciado este domingo la que sería, si se confirma, su primera gran victoria desde que lanzó la invasión de Ucrania el 24 de febrero. En un comunicado, el ministerio de Defensa ruso ha asegurado que ha "liberado" la autoproclamada república de Lugansk, en el este del país, después de tomar el control de Lisichansk, el último gran bastión ucraniano en la región.

Un mes después de haber empezado la guerra y al ser incapaz de avanzar hacia Kiev, Rusia cambió de estrategia y aseguró entonces que el objetivo de la operación militar era "liberar el Donbás" , la zona del este de Ucrania que incluye las provincias de Donetsk y Lugansk, reconocidas como independientes por el Kremlin tres días antes del inicio de la invasión. Este domingo, más de cuatro meses más tarde, el ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigú, ha informado al presidente Vladímir Putin de la "liberación" de Lugansk después de haber tomado el "control total" de Lisichansk y otras localidades de los alrededores. Shoigú ha asegurado que en la última jornada las tropas rusas habían tomado el control de 182 kilómetros cuadrados.

Lisichansk está al lado del río Severski Donetsk, que la separa de Severodonetsk, la otra gran ciudad de Lugansk , de donde la defensa ucraniana se retiró hace una semana después de un sangriento asedio del ejército ruso durante más de un mes.

Contradicciones desde Kiev

Desde Kiev llegan informaciones contradictorias: el estado mayor del ejército ucraniano ha afirmado que los defensores se han visto obligados a retirarse de la ciudad, mientras que el presidente del país, Volodímir Zelenski, ha asegurado que Lisichansk todavía no se puede dar por perdida y que "continúa habiendo batallas en las afueras". "Hoy no podemos decir de manera definitiva que Lisichansk esté bajo control [de los rusos], no podemos", ha dicho Zelenski en una rueda de prensa conjunta con el primer ministro australiano, Anthony Albanese. Con todo, ha admitido que "existe el riesgo de que toda la región de Lugansk sea ocupada". "[Lugansk] es nuestro punto débil, pero avanzamos en otras direcciones", ha dicho.

Por su parte, el estado mayor sí que ha reconocido la pérdida de Lisichansk. "Después de intensos combates, las fuerzas armadas de Ucrania se han visto obligadas a retirarse de sus posiciones y líneas ocupadas", ha informado en su cuenta de Facebook. "Para preservar la vida de los defensores ucranianos, se ha tomado la decisión de retirarse", ha indicado, y ha añadido que las fuerzas rusas tienen "unas condiciones de superioridad notable" en artillería, aviación, sistemas de lanzacohetes múltiples, municiones y personal.

Ataques en Donetsk

En Donetsk, la otra provincia del Donbás, las fuerzas ucranianas controlan aproximadamente el 45% del territorio, según afirmó a finales de junio el gobernador regional, Pavló Kirilenko.

Este domingo ha habido intensos bombardeos en Sloviansk, cerca de Kramatorsk, la principal ciudad bajo control ucraniano en esta región. Según la administración regional, al menos seis personas han muerto en los ataques sobre Sloviansk y 15 más han resultado heridas. El alcalde de la ciudad, Vadim Liaj, ha asegurado que el de hoy ha sido "el bombardeo masivo más grande de los últimos tiempos".

Kirilenko ha informado este domingo que desde que empezó la guerra, los bombardeos en Donetsk han causado la muerte de al menos 554 civiles y han herido a 1.442, a pesar de que continúa siendo una incógnita el número de víctimas en Mariupol. Las autoridades locales calculan que el asedio ruso causó al menos 22.000 muertos en esta ciudad del sudeste del país.

Este domingo también ha habido ataques en la región rusa de Bélgorod, cerca de la frontera ucraniana, donde "fuertes explosiones" en una zona residencial han dejado cuatro muertos y cuatro heridos, según ha informado el gobernador regional, Viacheslav Gladkov, que ha detallado que entre los muertos hay un ruso y tres ucranianos. Moscú ha acusado a Kiev de lanzar misiles balísticos Tochka-U con munición de dispersión, que han sido interceptados por los sistemas de defensa aérea rusos. Los restos de uno de los misiles ha caído sobre un edificio de la ciudad, según el ministerio de Defensa.

stats