Guerra en Ucrania
Internacional  /  Europa 01/12/2022

¿Que Rusia pague la reconstrucción de Ucrania? El deseo de Bruselas

La Comisión Europea quiere impulsar la creación de un tribunal para juzgar los crímenes de guerra del ejército ruso

3 min
Von der Leyen, presidenta de la Comisión  Europea

BruselasLa guerra parece que está lejos de acabarse, pero la Unión Europea ya se quiere empezar a preparar para la reconstrucción de Ucrania y juzgar los crímenes de guerra cometidos por el régimen liderado por Vladímir Putin. Este miércoles la presidenta del ejecutivo comunitario, Ursula von der Leyen, ha anunciado que propondrá expropiar el dinero congelado en Rusia e invertirlo en la recuperación del país ucraniano. "Con nuestros socios, queremos asegurarnos de que Rusia pague la devastación que ha provocado con los fondos de sus oligarcas y activos del banco central", ha señalado la presidenta del ejecutivo comunitario.

Von der Leyen también ha recalcado este miércoles por la mañana que la Unión Europea cuenta con los medios para que Rusia pague por la "destrucción" que ha provocado, que según la Comisión Europea ya asciende a un coste total de 600.000 millones de euros. Aun así, fuentes comunitarias han matizado más tarde que "no hay una base legal" que permita "confiscar de manera permanente" el dinero ruso y han cuestionado la viabilidad. "Los propietarios tienen el derecho a recuperarlos y, seguramente, con un interés mínimo", han admitido técnicos de Bruselas. Por este motivo, el borrador de la nueva normativa que plantea la Comisión Europea ya aboga por "gestionar activamente e invertir" los recursos confiscados de manera temporal para obtener "beneficios significativos" antes de que tengan que ser devueltos a los titulares.

Ahora bien, más allá de si el dinero confiscado se tendría que devolver o no, la Unión Europea tampoco dispone de una legislación comunitaria que permita confiscar activos que no estén ligados a un delito. Para facilitarlo, la Unión Europea ya ha armonizado el reconocimiento de la vulneración de las sanciones comunitarias como delito común, y este viernes la Comisión Europea tiene previsto formular en los estados miembros una nueva normativa para concretar y reforzar la definición de este tipo de infracciones y vincular las penas asociadas a la congelación de fondos. En la misma línea, el ejecutivo comunitario el pasado mayo ya presentó otra iniciativa, que está a la espera del visto bueno de los Veintisiete, que daría más poder a las autoridades estatales para confiscar bienes aunque no haya una condena firme del propietario.

Hasta ahora, a través de los diferentes paquetes de sanciones contra Rusia, la Unión Europea ya ha congelado cerca de 19.000 millones de euros de activos privados rusos y unos 290.000 millones de euros de las reservas del Banco Central ruso que se encontraban en territorio de los Veintisiete o de los socios del G-7. Bruselas también prevé, tal como piden los países bálticos y algunos estados nórdicos, que este dinero sea transferido a un fondo comunitario o al presupuesto de la Unión Europea y que se cree un instrumento internacional para gestionarlo al menos de manera temporal.

Gente inspeccionando un edificio dañado en el bombardeo ruso de un edificio residencial en Kiev

Pero, a pesar de que la Unión Europea ya esté pensando en la recuperación de Ucrania y en saldar cuentas con Rusia, el final del conflicto todavía queda lejos. Los diferentes líderes comunitarios coinciden en que cualquier negociación que pueda acabar con la guerra tiene que depender solo de la voluntad del presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, que siempre ha dicho que no aceptará ningún acuerdo que no implique respetar la integridad territorial de Ucrania, incluyendo Crimea y las zonas del Donbass. Ahora bien, la voz de la Unión Europea no es unánime y empiezan a ganar bastantes posiciones que, como las del presidente francés, Emmanuel Macron, hace tiempo que recuerdan que "la paz solo se conseguirá sentándose en una mesa".

Las opciones para juzgar los crímenes de Rusia

Después de que Zelenski lo haya pedido en repetidas ocasiones, este miércoles Von der Leyen también ha anunciado a través de un vídeo colgado en Twitter que la Unión Europea colaborará con el Tribunal Penal Internacional (TPI) para crear una corte especializada para juzgar los "crímenes terribles" de Rusia y ha señalado que el ejército ruso ya ha matado a 20.000 civiles ucranianos. La Comisión Europea pretende investigar "casos sólidos de crímenes de guerra, contra la humanidad y de genocidio" y, después de emitir las órdenes de arresto, entregar a los declarados culpables al TPI. "Estamos preparados para empezar a trabajar con la comunidad internacional para obtener el apoyo internacional más amplio posible para este tribunal especial", ha dicho Von der Leyen.

Aun así, es muy complicado que Moscú acepte la jurisdicción de este nuevo tribunal y entregue ningún sospechoso a la justicia comunitaria. Además, el TPI "no puede juzgar a ninguno de los principales líderes rusos mientras estén en el cargo", ya que tienen inmunidad. En todo caso, señalan fuentes comunitarias, el nuevo tribunal necesitaría "el apoyo político, financiero y administrativo" de las Naciones Unidas.

stats