Francia
Internacional 14/06/2021

El jefe del ejército francés dimite para no ligarse a Macron

François Lecointre asegura que se marcha ahora para desvincular su relevo de las elecciones presidenciales

3 min
La cabeza del estado mayor del ejército francés, François Lecointre

SabadellEl jefe del estado mayor del ejército francés, François Lecointre, dejará el cargo el 21 de julio, justo cuatro años después de su nombramiento y una semana después del 14 de julio, la fiesta nacional francesa. El Palacio del Elíseo, sede de la presidencia de la República, lo anunció este domingo, y poco rato después el propio Lecointre explicó en una entrevista televisiva que el cese había sido a petición propia. "El presidente me dijo que le gustaría que continuáramos trabajando juntos, porque tenemos una misma concepción del papel del ejército. Pero yo le dije que realmente quería marcharme", ha explicado Lecointre.

Según él, el principal motivo por el que quiere abandonar el cargo de máximo responsable de las fuerzas armadas francesas es "evitar una politización" de esta función. En su opinión, no sería positivo "que un jefe del estado mayor del ejército, que es un cargo militar, se asocie a un político". "Es bueno que los dos calendarios estén disociados, para evitar que se crea que un jefe del estado mayor ha sido escogido por sus opiniones políticas", añadió.

Lecointre, de 59 años, fue nombrado en julio de 2017 por un Macron que hacía solo dos meses que había llegado al Elíseo. Sustituyó a Pierre de Villiers, que dimitió después de un enfrentamiento público con el nuevo presidente por el recorte del presupuesto de Defensa. Si la primavera que viene Macron perdiera las elecciones presidenciales y su sucesor (que, según todos los pronósticos, solo podría ser la ultraderechista Marine Le Pen) nombrara a un nuevo jefe del estado mayor, la figura de Lecointre quedaría ligada inexorablemente al actual presidente, que es justamente lo que él quiere evitar. E, incluso en caso de que no fuera así, Lecointre ya ha expresado que no se ve ocupando el cargo durante más de cinco años (prácticamente ninguno de los anteriores jefes del ejército ha superado este límite), lo cual implicaría que su retirada habría coincidido igualmente con el fin del primer mandato de Macron.

El general ha negado que haya tenido "desacuerdos" importantes con el presidente y ha afirmado que Macron tiene "una noción muy clara de la importancia del ejército", pero ha expresado su sorpresa por el hecho de que el mandatario, igual que "el conjunto de la clase política y de los periodistas", "no conoce nada el ejército". "El presidente, igual que cualquier otra persona de su generación, no ha experimentado lo que son las largas marchas, las noches de aburrimiento, las dificultades, el dolor", ha explicado Lecointre. Francia derogó el servicio militar obligatorio en 1997. Entonces Macron tenía 20 años, pero como la mayoría de personas de su edad no lo llegó a hacer.

Tiempos convulsos

François Lecointre cerrará su mandato al frente del ejército en un momento convulso. Por un lado, en los últimos meses se han publicado dos manifiestos firmados por militares que alertaban del riesgo de una guerra civil en Francia y pedían una intervención del ejército para evitar el hundimiento moral del país. Por el otro, la semana pasada Macron anunció una reestructuración de la presencia militar francesa en el Sahel que incluye el fin de la operación Barkhane, orientada a combatir el yihadismo en esta región africana. La responsabilidad de gestionar estos cambios recaerá en el general Thierry Burkhard, jefe del estado mayor del ejército de tierra, que cogerá el relevo de Lecointre el mes que viene.

stats