Internacional 12/01/2021

Merkel, en desacuerdo con el veto de Twitter y Facebook a Trump

La cancillera alemana lo considera un "incumplimiento del derecho fundamental a la libertad de expresión"

Ara
3 min
Angela Merkel, en una imatge d'arxiu

BarcelonaLa cancillera alemana Angela Merkel ha criticado con dureza la decisión de Twitter de vetar los tuits del presidente norteamericano, Donald Trump, calificándola de un "incumplimiento del derecho fundamental a la libertad de expresión". Twitter y también Facebook y otras redes sociales suspendieron las cuentas de Trump la semana pasada después de los disturbios en el Capitolio. La excusa eran las violaciones "reiteradas y graves" de sus políticas. Aún así, la cuenta oficial del presidente de los Estados Unidos, @POTUS, nunca ha sido censurada. Trump, sin embargo, ha preferido incendiar las redes desde su personal.

A través de su portavoz, Steffen Seibert, Merkel ha aconsejado que el gobierno de los Estados Unidos siga el modelo alemán y que adopte leyes que restrinjan la incitación a la violencia desde las plataformas de internet, en lugar de dejarlo en manos de las propias redes privadas, como Twitter o Facebook. Seibert se refirió a una ley alemana sobre discursos de odio en línea que entró en vigor en 2018, y situó al país al frente de los esfuerzos mundiales para controlar internet.

Con todo, Seibert ha asegurado que, a pesar de oponerse a prohibiciones directas, Merkel no tiene ninguna objeción al hecho de que Twitter o Facebook advirtieran a los usuarios de que algunos contenidos, por ejemplo, algunos tuits del presidente norteamericano alegando fraude electoral, eran engañosos.

La intervención pública del representante de la cancillera en esta cuestión pone de manifiesto las diferencias entre los EE.UU. y Europa sobre cómo regular el uso de las redes sociales. La Unión Europea quiere otorgar más competencias a los diferentes órganos reguladores para obligar a redes como Facebook o Twitter a eliminar contenido ilegal.

En los Estados Unidos, los gigantes tecnológicos tradicionalmente se han ocupado ellos mismos de supervisar sus propios contenidos. Aún así, varios miembros del Congreso trabajan en proyectos de ley que limitarán la protección legal que tienen las redes ante posibles demandas por lo que publiquen terceros.

Multas durísimas

Steffen Seibert ha dicho este lunes que la libertad de expresión es un "derecho fundamental de vital importancia" que se puede restringir, "pero solo de acuerdo con las leyes y en un marco definido por el legislador, no por la decisión de la dirección de plataformas multimedia”. Por este motivo, ha asegurado que Merkel considera "problemático" que las cuentas de Trump se hayan suspendido indefinidamente.

La ley alemana de control de contenido de las redes requiere que eliminen el material potencialmente ilegal en un plazo de 24 horas después de la notificación de las autoridades o bien se arriesgan a la imposición de multas de hasta 50 millones de euros. La alemana se considera una de las restricciones más fuertes del contenido en línea del mundo occidental. A pesar de que la justificación es, sin duda, vallar el paso a la propaganda nazi, también ha sido basta criticada.

En el mismo sentido que Merkel se ha pronunciado el ministro de Finanzas francés, Bruno Le Maire. Le Maire ha dicho este lunes a France Inter que estaba "atónito" por la medida de Twitter y Facebook. “La regulación digital no la tiene que hacer la propia oligarquía digital. La regulación del ámbito digital es cosa del pueblo soberano, de los gobiernos y del poder judicial".

La prohibición también ha sido atacada por Alexei Navalni, el destacado blogger y disidente ruso, que la ha tildado de "un acto de censura inaceptable".

stats