Alemania
Internacional 27/10/2021

Merkel, 'invitada' de piedra ante el Bundestag más lleno

La cancillera pasa a ocupar el cargo en funciones hasta la conformación del tripartito liderado por Olaf Scholz

3 min
Angela Merkel durante una sesión constitutiva del nuevo parlamento alemán

BarcelonaEl tradicional gong ha dado el pistoletazo de salida este martes a la vigésima legislatura del Parlamento alemán, elegido el 26 de septiembre. El histórico edificio del Reichstag de Berlín ha acogido la sesión de cinco horas, que deja una fotografía para la posteridad: la incombustible cancillera Angela Merkel sentada en la tribuna. Le quedan todavía unas semanas en funciones, pero con la constitución del Bundestag finaliza oficialmente su mandato y el de sus ministros. Por eso el lugar de la cancillera en primer término en las bancadas del hemiciclo ha quedado vacío, a la espera de que lo ocupe su sucesor, el socialdemócrata Olaf Scholz, cuando se acaben las negociaciones del primer gobierno tripartito de Alemania. Y por si faltaban hechos históricos, este será el Parlamento con más diputados, el más diverso y el más joven de la historia del país.

El sistema electoral alemán de doble voto (al candidato de la circunscripción y al partido) hace que cada cuatro años pueda variar el número de escaños: este año se llega a los 736, 27 más que en la última legislatura, un récord que ha reavivado el debate sobre la necesidad de racionalizar la cámara, la segunda más poblada del mundo, después de la Asamblea Popular de China.

En el hemiciclo habrá 279 caras nuevas, con solo un 35% de mujeres. Para evitar que con el futuro gobierno de socialdemócratas, verdes y liberales todas las grandes instituciones del país (la cancillería, la presidencia de la república, la de las dos cámaras y la del tribunal constitucional) quedaran en manos masculinas, los socialdemócratas han puesto a Bärbel Bas, una desconocida con larga trayectoria parlamentaria, a la presidencia del Bundestag.

Bärbel Bas, tercera mujer en la presidencia

Bas será la tercera mujer en presidir el Parlamento alemán y en su elección, en la que ha pasado por delante del que hasta hace unos días se consideraba el candidato natural, Rolf Mützenich, ha tenido peso el grupo de trabajo de mujeres de la SPD. "Mi elección refleja que los tiempos han cambiado", ha dicho en su discurso de investidura. "Hace bien a nuestro país y a los ciudadanos ver cómo una mujer asume responsabilidades en el corazón de nuestra democracia. Soy la tercera mujer desde el 1949, esto no es muy buena señal". Bas era diputada en temas de salud, pero incluso en tiempo de pandemia siempre ha rehuido la exposición mediática.

Su antecesor, el conservador Wolfgang Schäuble, que se hizo famoso en la opinión pública europea por su inflexible postura en la crisis de Grecia cuando era ministro de Finanzas, ha querido dar la bienvenida a los nuevos diputados: "Os espera un trabajo extraordinariamente completo, que a la vez lo consume todo". Con casi medio siglo de experiencia parlamentaria, ha instado a los nuevos titulares a estar a la altura: "El Parlamento es el espacio donde se puede expresar abiertamente la diversidad de opiniones, y esto es todavía más importante ahora que nuestra sociedad cada vez parece estar menos dispuesta a tolerar opiniones enfrentadas".

En el nuevo Bundestag hay 47 diputados de menos de 30 años. Un 11% son hijos de familias migradas, también un porcentaje récord, pero lejos todavía de su peso demográfico (un 27% de la población).

Ruido de la ultraderecha

Los diputados de la ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD) no han dejado escapar la ocasión de hacer ruido, aunque muchos lo hayan tenido que hacer desde la zona del hemiciclo reservada a los que se han negado a acreditar si están vacunados de covid-19. Como estaba previsto, todos los partidos han mantenido la política de cordón sanitario para evitar que el ultra Michael Kaufmann, que había hecho de vicepresidente del Parlamento de Turingia, asumiera ahora esta responsabilidad en el Bundestag.

También ha sido motivo de discordia quién se sentará junto a la bancada ultra: los liberales del FDP, que están en negociaciones para formar gobierno, quieren que sean los conservadores de la CDU los que ocupen el lugar, pero estos se resisten a abandonar los escaños del centro.

stats