Internacional 10/05/2021

Los militares franceses vuelven a la carga: "Se está gestando una guerra civil en Francia"

Un nuevo artículo, que ya ha recibido más de 160.000 firmas de apoyo, defiende a los oficiales retirados que publicaron un manifiesto de resonancias golpistas

3 min
El presidente de Francia, Emmanuel Macron, y cabes del ejército durante la conmemoración del fin de la Segunda Guerra Mundial, sábado en París
Disponible en:

Sabadell"Se está gestando una guerra civil en Francia y lo sabéis perfectamente". Lo dicen un grupo de militares anónimos en un artículo dirigido al presidente de la República, Emmanuel Macron, a su gobierno y a los parlamentarios franceses que se publicó este domingo por la tarde en el portal del semanario de extrema derecha Valeurs Actuelles. El texto defiende el controvertido manifiesto aparecido hace tres semanas en la misma publicación, firmado por unos 1.500 militares (mayoritariamente en la reserva), que fueron amenazados con sanciones por el jefe del ejército y por el ministerio de las Fuerzas Armadas porque avisaban, entre otras cosas, de una posible "intervención" militar para defender los valores constitucionales franceses ante el "hundimiento" del estado causado por "peligros mortales" como "un cierto antirracismo", "el islamismo y las hordas de la banlieue".

A raíz de la amenaza de sanciones (principalmente la retirada forzosa y la pérdida del uniforme y de la graduación militar), el nuevo documento apoya a los firmantes del manifiesto: "Nuestros antepasados son luchadores que merecen respeto. Son, por ejemplo, viejos soldados cuyo honor habéis pisoteado estas últimas semanas. Son estos miles de servidores de Francia, firmantes de una tribuna llena de sentido común. Estas personas que lucharon contra todos los enemigos de Francia, las habéis tratado como facciosos, a pesar de que su única culpa era querer su país y lamentar su muy visible caída".

"Caos y violencia"

El texto también denuncia "el acomodo con la delincuencia" que se da en las "periferias abandonadas", y acusa a los políticos franceses de haber hecho "concesiones" al islamismo mientras los soldados "se han dejado la piel para destruirlo" y de "abandonar barrios enteros a la ley del más fuerte". "Vemos la violencia en nuestros pueblos y ciudades. Vemos cómo el comunitarismo se instala en el espacio público y en el debate público. Vemos cómo el odio a Francia y su historia se vuelve la norma", continúan los autores del texto: "Esta decadencia, la hemos visto en muchos países en crisis. Precede el hundimiento. Anuncia el caos y la violencia y, contrariamente a lo que vosotros afirmáis, este caos y esta violencia no vendrán de un pronunciamiento militar, sino de una insurrección civil".

"Nuestros antepasados, que han hecho de nuestro país lo que es ahora, que han dibujado su territorio, han defendido su cultura, han dado y recibido órdenes en su lengua, ¿han combatido para que vosotros dejéis que Francia se convierta en un estado fallido, que compensa su impotencia cada vez más evidente con una tiranía brutal contra los servidores que le quieren avisar?", se preguntan los autores del texto, que urgen a los políticos a actuar por "la supervivencia" de Francia.

A diferencia del primer manifiesto, que tenía un autor conocido (el capitán Jean-Pierre Fabre-Bernadac) y una lista inicial de unos 1.500 firmantes con nombre y apellidos, este segundo artículo se ha publicado anónimamente, a pesar de que la revista presenta a los autores como "militares en activo". En el texto explican que "reglamentariamente" no se pueden expresar "a cara descubierta", y por eso el ministro del Interior, Gérald Darmanin, les ha reprochado esta manera de actuar. "Son personas anónimas. Es eso, ¿el coraje? ¿Ser anónimo?", se ha preguntado en declaraciones a la cadena BFMTV. También ha calificado el texto de una "maniobra grosera" que pretende influir en las elecciones regionales del mes que viene y las presidenciales del 2022. Después del primer manifiesto, la líder del partido ultraderechista Reagrupamiento Nacional, Marine Le Pen, había intentado atraer hacia su formación a los firmantes del texto, pero se distanciaron y criticaron el intento de "reclutamiento".

Valeurs Actuelles pide a sus lectores que se unan al llamamiento de los militares firmando el artículo, que este lunes por la tarde ya acumulaba más de 163.000 apoyos, según la revista. El manifiesto original (que no se puede firmar desde la web del semanario, sino a través del blog personal de su autor) acumulaba hasta ahora más de 26.000 firmas.

stats