Internacional 08/03/2022

Guillem Colom: "Si Putin se planteaba objetivos maximalistas, la situación le va mal. Ahora obtendría una victoria pírrica"

2 min

Este martes, Antoni Bassas conversa con Guillem Colom, doctor en seguridad internacional y experto en estrategia militar, para analizar la escalada rusa en Ucrania después de doce días de conflicto.

¿La guerra será larga?

— No puede ser una guerra muy larga, por una razón muy simple: las líneas rusas están sobrepasadas. Hay operaciones convencionales y están intentando rodear ciudades grandes, pero no pueden reventar el frente porque no tienen la capacidad para mantener las unidades blindadas.

¿Cómo cree que acabará el conflicto?

— En condiciones normales Rusia puede acabar ganando por capacidades. Pero la victoria que inicialmente planteaba Putin, una victoria rápida, no lo será. Ahora sería una victoria pírrica para Rusia, que acabaría con más fuerzas de las que se había planteado. Putin se puede encontrar que muchas fuerzas que tenía están degradadas y no tiene capacidad para mantener operaciones. Esto puede generar un problema que motive posibles escaladas. Todavía no sabemos cuáles son las intenciones rusas, intentar mantener una Ucrania neutral o por encima de todo que esté fuera de la OTAN. Pero es evidente que no tiene capacidad para amenazar de manera convencional otros países.

¿Ve a Putin capaz de ordenar un ataque nuclear?

— Sí, y no me gusta decirlo. La doctrina nuclear rusa del 2020 plantea que en casos de guerra regional, si terceros países entraran en guerra, se podrían utilizar armas nucleares. En el caso de Ucrania sería una línea roja muy clara. Rusia plantea una doctrina posnuclear, acepta el uso de armas estratégicas convencionales para intentar no señalar y desescalar el conflicto. Rusia podría detonar una arma nuclear táctica, de baja potencia, en un lugar deshabitado. Sería para demostrar que Putin va de verdad. Una manera de escalar para después desescalar.

¿Cuál tendría que ser la salida para Putin?

— Para Putin no sabemos qué salida sería aceptable. Lo planteó de manera maximalista y entonces negociar es un problema. Quizás lo más aceptable sería una Ucrania neutral con cierta influencia rusa, pero planteamos otra pregunta: ¿Putin ha hecho todo esto para aceptar esta situación? Si planteaba objetivos maximalistas la situación le va mal. Ahora obtendría una victoria pírrica, poco dulce. ¿Y cómo negociamos en este sentido?

Europa ha enviado armas a Ucrania, pero no está haciendo una zona de exclusión aérea. ¿Qué le parece más moderno?

— Todo está cambiando muy deprisa y la propaganda ahora es más importante en las redes sociales. El apoyo por parte de Occidente en Ucrania no es tan nuevo. El apoyo militar de manera indirecta no es en absoluto moderno. Y una cosa que puede ser nueva es cómo los países occidentales y sobre todo los EE.UU. proporcionan a Ucrania la posibilidad de reconocer objetivos; no es muy nuevo, pero sí muy representativo para los conflictos futuros. Ya no estamos a tiempo de parar esta guerra.

stats