Internacional 08/04/2021

Turquía dice que siguió el protocolo de la UE cuando dejó a Von der Leyen sentada en segundo término

El presidente turco y el del Consejo Europeo, Charles Michel, se sentaban el uno junto al otro en dos butacas idénticas

3 min

BruselasUna de las cuestiones que la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, reclamó al presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, en una reunión que mantuvo este martes en Ankara era la retirada de Turquía de la Convención de Estambul, en contra de la violencia machista. Pero lo hizo desde un sofá, más bajo y en un rango diferente que las butacas reservadas para el propio Erdogan y el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel. Cuando entró en la sala, como se puede ver en el vídeo, Von der Leyen se vio relegada a sentarse en una silla diferente de las de los dos otros miembros de la reunión y al mismo nivel que un ministro. La líder europea pidió explicaciones a Ankara, que este jueves ha respondido que "siguió el protocolo de la UE". "Las demandas de la UE se cumplieron durante la reunión que se celebró en el despacho de nuestro presidente, punto final", ha dicho en rueda de prensa el ministro de Exteriores turco, Mevlüt Çavusoglu. La polémica ya ha recibido el apodo de sofagate.

Al ver la situación, la presidenta de la Comisión se mostró desconcertada, pero, según ha explicado este miércoles su portavoz, Eric Mamer, decidió "poner por delante" la sustancia y el objetivo de la reunión que una cuestión de protocolo, a pesar de que ha pedido explicaciones a los "interlocutores pertinentes" para "asegurar que otro incidente como este no se produzca en un futuro".

Mamer ha evitado calificar el gesto de machista, pero sí ha repetido varias veces que la presidenta de la Comisión Europea tiene que recibir el mismo trato protocolario que Michel porque los dos son presidentes de las instituciones europeas y tienen que tener el mismo rango. "No queremos hacer de esto un problema público, pero esto no significa que no sea importante", ha espetado el portavoz comunitario, que también ha explicado que los servicios de protocolo de la Comisión no estaban al corriente de esta distribución del encuentro.

Respecto a la inacción del presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, la institución ha tardado más de 24 horas en pronunciarse. Aún así, según Politico , el equipo de Michel aseguraba que en términos de protocolo todo estaba en orden y se excusan explicando que la reunión inicialmente estaba pensada solo para Michel y Erdogan. Desde la Comisión, sin embargo, insisten en que ya desde el anuncio del viaje estaba previsto que Von der Leyen también formara parte de la reunión. Al atardecer de miércoles, Michel publicaba un mensaje en Facebook que no ha replicado por las vías oficiales de comunicación de la institución. En el texto, se refiere constantemente a la presidenta Von der Leyen sin mencionar su cargo y justifica que las autoridades turcas interpretaron el protocolo de manera "estricta", cosa que provocó una "situación de tratamiento diferencial de acuerdo con la presidenta de la Comisión Europea".

Michel se justifica: "Las fotografías del encuentro dan la sensación de que respondí con indiferencia a la situación. Nada podría estar más lejos de la realidad". Y continúa: "En ese momento, mientras nos dimos cuenta de la naturaleza lamentable de la situación, decidimos no empeorarlo montando una escena. Por el contrario, al principio de la reunión decidimos centrarnos en la sustancia de la discusión política". El ex primer ministro belga se congratula de que dos de las principales instituciones europeas estén lideradas por mujeres (también el BCE con Christine Lagarde al frente) y se muestra "orgulloso" de que su sucesora en Bélgica fuera una mujer por primera vez. Michel, sin embargo, no pide disculpas.

Nous avons participé ce mardi, Ursula von der Leyen et moi-même, à une rencontre à Ankara avec le président turc Recep...

Posted by Charles MICHEL on Wednesday, April 7, 2021

En el archivo fotográfico del Consejo Europeo se pueden encontrar fotografías de reuniones entre los expresidentes de las instituciones, Jean-Claude Juncker y Donald Tusk, con el presidente turco Erdogan en los que los tres están sentados en butacas idénticas y al mismo nivel. Justo es decir también que no se trata de reuniones organizadas por las autoridades turcas y no tenían los requerimientos de distanciamiento social a los que obliga el coronavirus.

Los expresidentes de la Comisión Europea (Jean-Claude Juncker) y el Consejo Europeo (Donald Tusk) con el presidente turco, Recep Tayipp Erdogan.
stats