Media 14/05/2021

10 series basadas (un poco) en hechos reales

Muchas ficciones utilizan o maquillan acontecimientos históricos y presentes en sus guiones

1 min
La famíla protagonista de 'Succession'
Disponible en:

BarcelonaSe suele decir que la realidad supera la ficción y quizás por eso muchos creadores de series buscan inspiración en historias del pasado o, incluso, del presente. Muchas veces son guiños implícitos, mientras que en otras ocasiones se maquillan los hechos hasta hacerlos casi irreconocibles. Repasamos 10 ficciones con más de un vínculo con la realidad.

1. 'Succession' (HBO)

¿Son los ricos y asquerosos Roy una versión televisiva de los Murdoch? Sí y no, según explicó el creador de la serie, Jesse Armstrong. El británico ha reconocido que algunas de las tramas protagonizadas por los Roy, propietarios del imperio Waystar, beben de Rupert Murdoch, de 90 años, y la guerra abierta entre tres de sus seis hijos -los que tuvo con su segunda mujer- para heredar News Corp. Al igual que los Roy de ficción, los Murdoch también han intentado solucionar sus disfunciones familiares con sesiones de terapia grupal, en su caso en el rancho familiar en Australia (en la ficción lo hacen en la casa de Nuevo México de Connor, el hermano mayor). Aunque los Murdoch son la primera referencia que viene a la cabeza, también se pueden detectar similitudes con otras estirpes poderosas como los Redstone, familia propietaria del grupo Viacom. En 2016, el patriarca Sumner Redstone, que entonces tenía 92 años, se tuvo que someter a un examen psiquiátrico que le obligó a ceder la presidencia de Viacom. Su lugar lo ocupó el empresario Phillip Dauman.

2. 'The morning show' (AppleTV+)

La serie emblema de AppleTV+ arranca con el personaje de Steve Carrell, el presentador Mitch Kessler, siendo despedido públicamente del matinal que lleva años liderando por una acusación de abuso sexual. Aunque los responsables de la serie han repetido en numerosas ocasiones que no se basan en ningún caso concreto, el hilo conductor de The morning show tiene muchos paralelismos con los escándalos protagonizados por presentadores estadounidenses como Charlie Ross y, especialmente, Matt Lauer, presentador del matinal de la NBC The today show entre 1997 y 2007. Tras ser despedido por acoso sexual, se hizo público, entre otras muchas cosas, que la mesa del despacho de Lauer tenía un botón para cerrar automáticamente la puerta de la oficina, un widget que le permitía acosar a sus compañeras de trabajo sin miedo de que alguien entrara de forma inesperada. Toda coincidencia con la realidad es pura casualidad, pero en el tercer episodio de la serie, el espectador descubre que el aparentemente inocente Kessler utiliza el mismo botón.

Jennifer Aniston y Steve Carrell en 'The morning show'.
3. 'It's a sin' (HBO)

La miniserie de Russell T. Davies es un retrato de los inicios de la pandemia del sida en el Reino Unido y, como no podía ser de otra manera por la naturaleza de la historia, la trama se inspira en hechos reales. Para recrear el periodo, Davies recurrió a los recuerdos de una amiga de infancia que vivió esa época en Londres y bautizó a uno de los personajes principales de la serie, Jill (Lydia West), en su honor. La Jill real, de apellido Nalda, vivió en un piso como el que sale en la serie mientras intentaba abrirse camino como actriz, exactamente igual que el personaje. Durante esos años, fue testigo de cómo muchos de sus amigos enfermaban y morían por culpa del VIH, un virus que hasta hacía poco era desconocido. Para terminar de cerrar el círculo, la amiga de Davies aparece en la serie interpretando a la madre de la Jill de ficción.

4. 'The fall'

En esta perturbadora serie, Gillian Anderson da vida a Stella Gibson, una compleja detective de Scotland Yard que recibe el encargo de descubrir quién es el responsable del asesinato sin resolver de una joven arquitecta. El hombre al que busca, aunque ella lo ignora, es Paul Spector, un psicólogo y padre aparentemente modélico. Tanto la investigadora como el asesino son personajes inventados, pero para construir al psicópata, Allan Cubitt se basó en dos asesinos reales. La primera fuente de inspiración fue Dennis Rader, que mató a 10 personas en 20 años y que, como Paul, ahogaba a sus víctimas y hacía fotografías de sus cuerpos posando. Cubitt también tomó elementos de Ed Kemper, que mató a sus abuelos, a su madre y seis a autoestopistas entre 1964 y 1973. Hasta hace poco estaba disponible en Netflix, pero actualmente no está en ninguna plataforma.

Los protagonistas de 'The fall'
5. 'The Americans' (Amazon)

Creada por Joe Weisberg, ex agente de la CIA, esta magnífica serie cuenta la historia de una pareja de espías soviéticos que llevan años infiltrados en Estados Unidos. Juntos han formado una familia en apariencia típicamente norteamericana que les sirve de tapadera para sus misiones de espionaje. Aunque la peripecia de Philip y Elizabeth Jennings puede parecer increíble, los casos de espías soviéticos viviendo como estadounidenses eran más habituales de lo que parece. La serie, que se puede recuperar en Amazon, se inspira en la historia de Donald Heathfield y Tracey Foley, los nombres falsos de Andrei Bezrukov y Elena Vavilov, dos agentes del KGB que estuvieron infiltrados en Estados Unidos hasta que fueron descubiertos el año 2010 junto con ocho espías más. La pareja, que a diferencia de lo que ocurre en The Americans ya mantenía una relación sentimental cuando fue reclutada por los servicios secretos, tiene dos hijos que ignoraban completamente el origen y las actividades de sus progenitores. Vavilov, que recordó sus experiencias como espía en el libro El secreto de la clandestina (Símbolo Editores), asegura que su vida y la de su marido nunca fueron tan emocionantes y excitantes como lo que muestra The Americans.

Philip y Elizabeth Jennings, protagonistas de 'The Americans'
6. 'GLOW' (Netflix)

Lucha libre con maillots y mucha purpurina. Parece el sueño de una mente borracha del kitsch de los años 80, pero fue real. El título de la serie de Netflix no oculta que está inspirada en un programa histórico de la televisión norteamericana, Gorgeous ladies of wrestling (GLOW), un espacio en el que un grupo de mujeres se batían en combate por parejas y las peleas se mezclaban con gags humorísticos y momentos musicales. A partir de esta semilla, Liz Flahive y Carly Mensch, creadoras de la serie, cuentan la historia de un grupo de mujeres que encuentran en GLOW una segunda oportunidad creando luchadoras como Liberty Belle o Zoya the Destroyer. Aunque las protagonistas y sus circunstancias son inventadas, los personajes de la serie de Netflix sí tienen vínculos con algunas de las integrantes del programa de lucha libre, y algunas tramas están inspiradas en hechos que ocurrieron en el programa. En el GLOW real una de las luchadoras, Susie Spirit, se dislocó el brazo después de que su contrincante le cayera encima en un mal movimiento. En la segunda temporada, Ruth, que hace de Zoya, sufre una grave lesión en la pierna debido a un movimiento mal hecho de Liberty Belle.

7. 'Scandal' (Disney+)

Los constantes giros de guion de la serie de Shonda Rhimes casi hacían olvidar que el personaje de Olivia Pope, interpretado por Kerry Washington, estaba basado en una persona real. La fuente de inspiración para crear a la experta en gestión de crisis, es decir, en solucionar los escándalos de los famosos, era Judy Smith, que fue vicesecretaria de prensa de la administración de George Bush padre, un mandatario que tiene poco ver con el atractivo presidente Fitzgerald Grant, con el que Pope tiene una relación (además de asesorarlo). Para evitar las confusiones entre realidad y ficción, Smith ha dejado claro en más de una entrevista que muchas cosas de las que pasan en la serie son inventadas. "Nunca he dormido con el presidente. Nunca he movido a un cadáver de una escena del crimen y mi padre nunca ha dirigido ninguna operación secreta", remarcó. Tras su paso por la administración Bush, ha representado a personalidades como Monica Lewinsky o Kobe Bryant.

'Scandal'
8. 'The bold type' (Netflix)

Celebrada como una especie de actualización del espíritu de Sexo en Nueva York, The bold type cuenta las aventuras de tres amigas que trabajan en una revista femenina en Manhattan. A pesar de mostrar tramas y un estilo de vida a menudo endulzado, la serie se inspira en las experiencias de la ex directora de Cosmpolitan Joanna Coles, que es la productora. Según explicó, The bold type es una adaptación libre de sus 30 años de experiencia en frente de la revista. "Mis mejores amigas son las que hice cuando tenía 20 años, cuando todas experimentábamos muchas cosas. Éramos un grupo pequeño y todas teníamos buenos y malos momentos, a veces nos sentíamos frustradas unas con otras o nos teníamos envidia, pero hemos seguido siendo amigas. La serie explora la naturaleza complicada de las amistades femeninas en el trabajo... con mucho alcohol". Las tres protagonistas -Jane, Sutton y Kat- son una versión Millennial de Coles y sus amigas, mientras que la directora de Scarlet, Jacqueline, dura pero inspiradora, sería una aproximación a sus años como responsable de Cosmo.

'The bold type'
9. 'Entourage' (HBO)

Mark Wahlberg, actor que comenzó su carrera como modelo de Calvin Klein y como rapero, utilizó Entourage como vehículo para volcar algunas de sus experiencias cuando llegó a Hollywood en los años 90. La idea surgió después de que uno de sus amigos íntimos, Eric Weinstein, le propusiera filmar su día a día y los de sus amigos y evolucionó de una propuesta documental a una de ficción para darle un tono más ligero (algunos de los amigos de Wahlberg tienen un pasado criminal que se quería obviar). A pesar del esfuerzo para maquillar la realidad, el protagonista de la serie, Vincent Chase, es una versión ficcionada de Wahlberg con unos toques de Leonardo Di Caprio, y el personaje de Ari Gold (Jeremy Piven) está inspirado en el agente del actor del planeta de los simios, Ari Emmanuel.

10. 'Todas las criaturas grandes y pequeñas' (Filmin y FilminCat)

Esta entrañable serie adapta las novelas de James Herriot, el seudónimo de James Alfred Alf Wight, un veterinario rural que utilizó algunas de sus experiencias -un poco maquilladas- para escribir sus libros. El James Herriot de la ficción comienza a trabajar como ayudante de un veterinario en Darrowby, un pueblecito ficticio que es una mezcla de varios pueblos por donde pasó el autor, entre ellos Thirsk, donde tuvo una consulta casi toda su vida. La mayoría de personajes que aparecen en los libros y en la serie están inspirados en personas reales: Helen, la chica de la que se enamora el protagonista, es una versión ficcionada de Joan Danbury, la mujer con la que se casó el autor. A diferencia de Helen, Joan no era hija de un granjero, sino una secretaria. Lo que sí tienen en común las dos mujeres es el gusto por los pantalones, una prenda que en la época en la que se ambienta la serie estaba reservada a los hombres.

'Todas las criaturas grandes y pequeñas'
stats