Humor
Media 09/12/2021

Venga Monjas: quince años de humor absurdo en internet

El dúo que forman Xavi Daura y Esteban Navarro fue pionero en la creación de contenido de comedia en la red catalana

4 min
El dúo cómico Venga Monjas

En 2006 solo hacía un año que existía YouTube y faltaban algunos para que se crearan Instagram (2010) y TikTok (2016) y para que Amazon adquiriera Twitch (2014). Para los que en esa época aspiraban a crear contenido audiovisual la única salida y esperanza de ser vistos era hacer televisión, entonces referente hegemónico de la audiencia y solitaria salida profesional. En este contexto, dos prácticamente adolescentes de estética skater y pinta de haberse fumado un cargamento de marihuana publicaron su primer vídeo de comedia en la entonces incipiente plataforma de vídeos. Con el título Rien mucho, era un sketch que no llegaba al minuto y medio de duración y no dejaba entrever ni ningún tipo de pretensión ni de especial genialidad. Pero el presente dice todo lo contrario: pasados quince años, es historia de la comedia de este país. No solo porque fue una de las primeras incursiones de contenido de humor audiovisual independiente hecha exclusivamente para internet en el país, sino también porque es el pistoletazo de salida de uno de los dúos más brillantes, talentosos y referenciales de la comedia de hoy, Venga Monjas.

"En ese momento YouTube acababa de empezar y para nosotros era un lugar que servía para subir vídeos y compartirlos con los amigos, nada más", recuerdan el dúo barcelonés formado por Xavi Daura y Esteban Navarro, dos amigos de la Escola Sant Ignasi de Barcelona que en un verano sin mucha actividad decidieron transportar los gags y chistes que hacían en clase, con sus amigos, a la red. Eran jóvenes, frescos y sin ningún vínculo con el humor típico catalán. No se parecían ni a los clásicos (Capri, Eugenio, Rubianes) ni a la supremacía que entonces dominaba la televisión de aquí (factoría El Terrat). Eran otra cosa, hacían una especie de comedia basada en el absurdo y abrazaban códigos experimentales en contraposición al chiste tradicional.

Esteban Navarro y Xavi Daura

Su principal fuente de inspiración era La hora chanante (histórico programa de sketches de Joaquín Reyes y Ernesto Sevilla, entre otros), pero trasladado a internet. Ahí se convirtieron en un fenómeno clave de una nueva escena, la del llamado posthumor, que en Barcelona fue creciendo con otros cómicos coetáneos a finales de la primera década del siglo XXI. Nombres hoy tan conocidos como Miguel Noguera, Carlo Padial o Dídac Alcaraz. "Llegó a parecer que el posthumor era una postura hostil contra el humor convencional –explica Xavi Daura–, pero en nuestro caso no lo pretendía. Simplement hacíamos lo que nos apetecía, siempre con la inquietud de llegar un poquito más lejos, y gracias a la libertad que teníamos".

Viral y popular

Durante sus quince años de trayectoria, Venga Monjas han conseguido todo tipo de hitos, desde ser habituales en la televisión de masas –trabajando en Museo Coconut o el APM, entre otros–, hasta albergar clips que superan el millón de reproducciones. Con algunos de sus vídeos muchos descubrieron lo que significaba la palabra viral, puesto que han publicado algunos que han sido auténticos fenómenos pop en todo el Estado: las canciones de Alíen Fumeta o Han mordido el anzuelo, varios sketchesEl parque, Visita al Alcalde– y las series Coneix la teva ciutat o Da suisa. En internet hay horas y horas de material suyo abierto a todo el mundo. Incluso se han atrevido con piezas más largas y narrativas, como Pantalones de comunión y Llamadme Claudia, en el que el mundo descubrió al genial Miguel Noguera, todavía hoy colaborador del dúo. "Es lo más parecido a un hermano", reconocen de un cómico con el que han ido juntos desde el comienzo. "Compartimos el mismo sentido del humor hasta un punto microscópico, casi telepático, y a la vez no dejamos de sorprendernos mutuamente con nuevas imbecilidades", explica Daura.

Venga Monjas grabando un sketch en L'Hospitalet.

Aunque hoy en día la actividad conjunta del dúo se ha visto reducida debido a los compromisos profesionales de cada uno, Venga Monjas sigue muy vivo. De hecho, este diciembre vuelven a salir de gira con Miguel Noguera para representar los éxitos de siempre en varios teatros del Estado. Han pasado quince años desde ese primer vídeo y, afortunadamente, ya no son los mismos que eran. Pero el legado es rico y el futuro todavía se entrevé productivo: "Miramos adelante con todo el optimismo. Contra nuestra subnormalidad no existen impedimentos, este es el secreto", explican.

Tres vídeos para adentrarse en el universo Venga Monjas

'Mentira sociedad'

No lo decimos nosotros, es el escogido de los protagonistas: este es su clip perfecto. No es el vídeo más conocido que han publicado, pero es puro posthumor de los primeros Venga Monjas. Música, surrealismo, absoluto amateurismo e imbecilidad supina. ¿Que más se puede pedir?


'Perdón por el retraso'

Es un sketch de su segunda etapa, popular y con más recursos técnicos. Juegan con una situación absurda y la llenan de todo tipo de chistes de tercera regional, juegos de palabras horrorosos y ataques a personas con discapacidad mental. El resultado, sin embargo, es de Liga de Campeones. Seguramente su mejor gag.


'Genio y Bocina (Behind M83)'

Uno de los aciertos de Venga Monjas ha sido ir introduciendo elementos de la cultura popular en sus gags. Aquí explican la historia de Briel, el chico que tocaba la sintonía del clásico Midnight City de M83 con un globo de plástico. Un completo absurdo que juega con el cliché de la estrella del rock torturada.

stats