Coches clásicos
Misc 23/05/2022

135 millones de euros: la historia del coche más caro de la historia

Un coleccionista británico paga 135 millones por un Mercedes-Benz SLR del 1955 en una subasta secreta

3 min
Mercedes Benz 300 SLR Uhlenhaut Coupé 3

El año 1955, el departamento de competición de Mercedes-Benz construyó dos modelos únicos y espectaculares que recibieron el nombre de Mercedes-Benz 300 SLR Uhlenhaut Coupé, bautizados así en honor a Rudolf Uhlenhaut, entonces director del departamento de competición de la marca alemana. Los dos modelos, el Red y el Blue por los colores de los entapizados de su interior, eran prototipos basados en el W 196 R Grand Prix, que ganó dos campeonatos del mundo de Fórmula 1 de la mano del legendario Juan Manuel Fangio durante los años 50. Los dos prototipos de Mercedes usaban el motor del coche de carreras, pero habían aumentado su cilindrada hasta los tres litros de cubicaje, hecho que permitía que Mercedes-Benz 300 SLR Uhlenhaut Coupé lograra velocidades punta superiores a los 290 km/h, lo cual lo convertía en uno de los coches más rápidos del mundo a mediados del siglo XX.

Desde entonces, los dos modelos únicos en el mundo habían estado expuestos en el museo de la marca en Stuttgart, pero por sorpresa el 5 de mayo se celebró una subasta secreta organizada por la casa RM Sotheby’s en la cual alguien pagó 135 millones de euros por el modelo con los interiores entapizados de color rojo. A pesar de que se desconoce la identidad del comprador o compradora de este coche fantástico, algunas fuentes apuntan que la compra se hizo efectiva gracias al representante e intermediario británico Simon Kidson. La gran cantidad de dinero que el nuevo propietario ha pagado supera, con un margen de más de 90 millones de euros, todos los récords de coches más caros de la historia y coloca este modelo entre uno de los diez objetos subastados más caros de la historia, tal como recoge RM Sotheby’s.

Mercedes Benz 300 SLR Uhlenhaut Coupé 3.

Según apunta Mercedes-Benz, el otro modelo de color azul seguirá en la exposición permanente de la marca en Stuttgart, mientras que el que ha sido vendido se podrá ir viendo igualmente en algunas exposiciones de la marca en todo el mundo. Con los 135 millones de euros que ingresa por la venta, Mercedes quiere poner en marcha un programa de becas y ayudas a la investigación de nuevas fórmulas de movilidad sostenible.

Mercedes Benz 300 SLR Uhlenhaut Coupé.

Los 135 millones de euros pagados por este Mercedes-Benz 300 SLR Uhlenhaut Coupé son más dinero de los que hace ahora diez años se pagaron por el cuadro El grito de Edvard Munch, y no quedan muy lejos de algunos de los cuadros más caros de Picasso. Los expertos no se ponen de acuerdo a la hora de decidir el valor real de los Mercedes-Benz 300 SLR Uhlenhaut Coupé y si el dinero ahora desembolsado es un precio adecuado o excesivo, sobre todo teniendo en cuenta que es un vehículo muy delicado que necesita un mantenimiento específico por parte de los ingenieros de la marca.

Quizás la solición es considerarlo como una obra de arte única y representativa de un periodo industrial determinado, más que no como un objeto utilitario –en este caso un coche–. Lo que sí que parece seguro es que Mercedes-Benz 300 SLR Uhlenhaut Coupé de color rojo seguirá ganando valor con el paso del tiempo y su exclusividad hará que, si en un futuro su propietario decide venderlo, lo pueda hacer a un precio todavía superior.

stats