Misc 25/05/2021

El análisis de Antoni Bassas: 'Altura moral en el Pati dels Tarongers'

No es fácil de digerir, este foto, para nadie, tampoco entre los independentistas, pero aumenta, una vez más, la altura cívica, política y humana de Cuixart. Para ir a saludar al adversario político que aplaudió el 155, y que no te ha ido a ver en la prisión, cuando hace tres años y medio que estás ahí, hay que ser valiente

4 min

Pere Aragonès ha hecho hoy su primera visita oficial después de tomar posesión ayer al atardecer. El president ha visitado el Servicio de Salud Mental del Hospital Parc Taulí de Sabadell y, más en concreto, el equipo de psiquiatría infantil. El mensaje está claro: priorizar los problemas de la gente y dar valor y visibilidad a los servicios públicos.

Esta es la marca de salida del nuevo Govern: la gestión. La gestión desde un Govern independentista, pero la gestión después de meses de interinidad, pandemia y derrumbe económico. 

Y para sacarla adelante, estos son los 14 consellers que mañana tomarán posesión de las conselleries. Solo repiten Jordi Puigneró, que seguirá en Políticas Digitales, cogerá Infraestructuras y, como les avanzábamos ayer, se convertirá en el vicepresidente del Govern y hombre fuerte de Junts en el ejecutivo, y Teresa Jordà, en Acción Climática y Agricultura. Los otros doce todos son nuevos. Son ocho mujeres y seis hombres, y la media de edad del Govern, incluyendo a Aragonès, es de 48 años. El president es más joven que todo su gabinete, excepto la consellera de Exteriores, Victòria Alsina, que tiene un año menos que el presidente. 

Los problemas llaman a la puerta de este Govern incluso antes de tomar posesión.

Estas son imágenes de esta mañana: los Mossos cumpliendo la orden judicial de desahucio de un piso en la calle Lleida de Barcelona. El texto del tuit del Sindicat de l'Habitatge del Raval dice: “Pere Aragonès, esta es la orden que habéis dado hoy para dejar gente fuera de su casa”.

El desahucio se ha hecho en medio de protestas, con lanzamiento de pintura a la policía y en presencia de tres diputados de la CUP, porque resulta que en el preacuerdo que firmó con la CUP, Esquerra se comprometía a desplegar "las herramientas" para suspender los desahucios hasta que no se garantice el derecho a la vivienda a través del parque público y que en casos que afecten a familias o a personas vulnerables no puedan participar las unidades Brimo y ARRO de los Mossos. Y esto es exactamente lo que ha pasado esta mañana en Barcelona. Y por eso la protesta ha acabado a las puertas de la sede de Esquerra. De hecho, el president Aragonès ha revelado a Catalunya Ràdio que la presencia de la Brimo había sido especialmente ordenada por la autoridad judicial. Y claro, si el juez ordena poco margen tendrá el Govern, por más nuevo y bien intencionado que sea, para que escenas como estas no se repitan con un simple cambio de protocolo policial. 

Este es un Govern con independientes y técnicos, lo cual alejará las posibilidades de discusión más política entre los dos partidos de la coalición. Con Puigdemont y Junqueras a más distancia, las mochilas personales y emocionales no pondrán tanta presión en el día a día. Esquerra gana tiempo para su estrategia de diálogo y Junts gana tiempo para dar al joven partido una solidez que ahora no tiene. 

Pero, como decía hace un momento, este es un Govern independentista que no puede limitarse a gestionar. Y aquí, como ya hemos repetido, los equilibrios serán difíciles de hacer, cuando resulta que el objetivo es la independencia. El gobierno español sigue preparando el terreno para conceder los indultos, a pesar de que el Tribunal Supremo informará en contra, parece que esta semana mismo. La derecha nacionalista española, valga la redundancia, también prepara el terreno. Del acto de ayer miren qué portada hace La Razón:

Portada 25 mayo 2021 La Razón

Cuixart, Sànchez y Junqueras, sentados en el acto de ayer, “en el banquillo... de la Generalitat”, como diciendo “se pasan más tiempo fuera que dentro de la prisión”. Y en cambio, la verdadera foto del acto, la más oportuna, la que tiene más carga de futuro, es otra. La del presidente de Òmnium, Jordi Cuixart, dialogando con el ministro Iceta, y además dialogando cordialmente, como se ve.

Jordi Cuixart y Miquel Iceta durante el acto de toma de posesión de Pere Aragonès.

No es fácil de digerir, este foto, para nadie, tampoco entre los independentistas, pero aumenta, una vez más, la altura cívica, política y humana de Cuixart. Para ir a saludar al adversario político que se manifestó junto al PP y Ciudadanos en octubre de 2017, que aplaudió el 155 y que no te ha ido a ver en la prisión, cuando hace tres años y medio que estás ahí, hay que ser valiente. La altura moral de Cuixart hace subir el listón de todo el independentismo y pone en evidencia a un estado español protegido de sus propios ciudadanos en Catalunya por policías, jueces y cloacas.  

Si alguna fotografía mostró el camino del diálogo para resolver el conflicto político en Catalunya fue esta. Pero todavía falta mucho.

Nuestro reconocimiento para los que trabajan en primera línea del covid-19, un recuerdo para los que sufren, para los presos políticos, para los exiliados, y que tengamos un buen día.

stats