Misc 07/04/2021

El análisis de Antoni Bassas: 'Junts y no entrar en el Govern'

La idea de que Esquerra gobierne en solitario con la CUP se tiene que considerar una forma de negociación, un intento de hacer ver que Junts no tiene nada que perder. La realidad es otra: en la oposición hace bastante frío, y más cuando estamos hablando de un partido tan joven

3 min
Disponible en:

Ayer salió Pedro Sánchez a prometer que a finales del mes de agosto se habría conseguido vacunar de manera completa al 70% de la población adulta española. De hecho, incluso concretó un calendario: 5 millones de vacunados hacia el 3 de mayo y así ir subiendo hasta llegar a finales de agosto con los 33 millones de vacunados, que es este 70% de población adulta.

Como dice hoy Mariona Ferrer desde Madrid, esto es una lluvia de vacunas, y ya sabemos qué ha pasado con las vacunas hasta ahora y qué ha pasado con la lluvia de millones hasta ahora, o sea que el optimismo electoral de Sánchez no nos conmueve especialmente, nos lo tomamos con escepticismo y cojan el trozo que quieran; pero también es verdad que cuando sales por sorpresa, cuando nadie te lo pedía, y anuncias una fecha y una cifra a la vez es que lo tienes que ver muy claro. Solo podemos desear que sea verdad, porque con estas cifras no solo salvaremos la vida de mucha gente y la salud física y mental de muchos sanitarios sino que todavía salvaremos parte del verano, viajes, hoteles, restauración, ocio nocturno, etc.

En todo caso, recuerden que el próximo lunes en Catalunya empezarán a vacunar a las personas entre 70 y 79 años (y esto son unas seiscientos mil personas) y que se calcula que en junio ya estará vacunada toda la población catalana de más de 65 años.

De fondo, hoy han quedado para reunirse los negociadores de Esquerra y de Junts para formar gobierno, después de que estos días se hayan intercambiado papeles, por lo que no hay nada concretado todavía. 

Insistimos en que ante la posición de Jordi Sànchez, eso de si no nos ponemos de acuerdo ya investiremos a Pere Aragonès, la idea de que Esquerra gobierne en solitario con la CUP se tiene que considerar una forma de negociación, un intento de hacer ver que Junts no tiene nada que perder. La realidad es otra: en la oposición hace bastante frío, y más cuando estamos hablando de un partido tan joven, que ha ido perdiendo al PDECat y al Partit Nacionalista de Catalunya por el camino y cuando faltan dos años para las elecciones municipales. No todo el mundo dentro de Junts está para irse a la oposición, y no a todo el mundo dentro del partido se le ha puesto bien que Alonso-Cuevillas haya tenido que dejar la mesa del Parlament por haber hablado de elegir qué confrontaciones con el Estado hay que elegir, porque esto hace el partido más rígido, no necesariamente más fuerte. Sobre esto, en los comunes y en el PSC sueñan con que Junts pasa a la oposición, como muestra de autobloqueo del independentismo y como esperanza de tocar gobierno.

Sobre esto, hoy Vicenç Villatoro recuerda que en el catalanismo hay dos almas: la de gobernar tanto país como se pueda y que si se gobierna bien, el país será más sólido, y la del todo o nada; y que estos días se tiene que ver en Junts si son compatibles y cuál es más fuerte.    

Y Ferran Sáez Mateu escribe: “Lo que le interesa realmente al unionismo –y, en general, al estado español– es un nuevo gobierno Dragon Khan que permita argumentar las limitaciones –o incluso la incapacidad– del independentismo a la hora de gobernar. Dios me guarde de dar consejos a nadie –dice Sáez–, pero creo que aquí todo el mundo tiene que tener claras las consecuencias de lo que hará o de lo que dejará de hacer”. 

Nuestro reconocimiento para los que trabajan en primera línea del covid-19, un recuerdo para los que sufren, para los presos políticos, muy especialmente hoy para las presas, Carme Forcadell y Dolors Bassa, para los exiliados, y que tengamos un buen día.

stats