Barça
Misc 28/10/2021

El Barça destituye a Ronald Koeman y llama a Xavi para reflotar el proyecto

La cúpula directiva y deportiva ha tomado la decisión después del partido en Vallecas

3 min
Ronald Koeman, dirigiendo el Barça en Vallecas

BarcelonaLa expedición del Barça volvía de Vallecas con una sensación de profundo malestar después de haber encajado una nueva derrota, la segunda consecutiva, y de seguir sin ganar fuera de casa. Todas las miradas estaban pendientes del entrenador, Ronald Koeman, cada vez más cuestionado. Quien más quien menos se olía que tenía las horas contadas. La noticia se ha confirmado a medianoche: el Barça ha destituido al neerlandés. Justo un año exacto después de la renuncia de Josep Maria Bartomeu.

El partido perdido en el campo del Rayo Vallecano, la segunda derrota seguida después de perder el clásico, ha sido la gota que ha hecho colmar el vaso de la paciencia del presidente Joan Laporta. Según ha explicado el club a través del escrito oficial, el propio Laporta ha comunicado la decisión a Koeman, en Madrid. Posteriormente, el entrenador ha tenido tiempo de despedirse de los jugadores. Este jueves ya no estará en el entrenamiento pospartido en la Ciutat Esportiva.

Sin margen

Koeman, que ya salvó el cuello por los pelos antes del Wanda, había pedido algo más de tiempo para recuperar efectivos y tener una plantilla más competitiva. Ni así. El Barça ya ha disputado 10 partidos de Liga y solo ha podido ganar la mitad de puntos (15 de 30). No sabe qué es vencer a domicilio y, en Europa, tiene que ganar tanto sí como no al Dinamo de Kiev y al Benfica para evitar caer en la Europa League.

El entrenador ha sostenido hasta ahora que el problema "no es de juego, sino de efectividad", y ha repetido en varias ocasiones que se ve capaz de cambiar la posición. "No me puedo quejar del equipo. Nos ha costado entrar en el partido porque el Rayo presionaba mucho, pero después hemos sido superiores. Viendo las oportunidades que hemos tenido y las suyas, creo que el resultado no es justo. Es increíble que hayamos perdido". Koeman insistía en que la derrota "ni es por actitud ni es por juego": "Es cuestión de no marcar, no puedo decir nada más".

Xavi, pendiente de desvincularse del Al-Sadd

El relevo de Koeman será, si no pasa nada excepcional, Xavi Hernández. El entrenador catalán, que acaba de ganar la Copa del Emir con el Al-Sadd, dejará la aventura en Catar para volver al Barça seis años después de dar el paso al lado como futbolista. No romperá el contrato que tiene con el país de cara al Mundial, pero sí se desvinculará del club que entrena desde hace dos temporadas (con siete títulos en el saco) para intentar ayudar al equipo desde el banquillo. Su candidatura ya estuvo encima de la mesa a finales de la pasada campaña, cuando Laporta perdió la fe en Koeman debido al pésimo desenlace de la Liga, pero entre la falta de consenso interno y la falta de músculo económico para el despido del neerlandés se optó por el continuismo antes de que el proyecto deportivo viviera el terremoto más grande en años debido a la inesperada salida de Messi.

Entre los que dudaban de Xavi estaba el propio Laporta. A diferencia de la mayoría de sus directivos, el mandatario creía que el exjugador tenía que pasar por el filial antes de promocionar, como hicieron Guardiola y Luis Enrique en su día. Ahora, sin embargo, no ha tenido más remedio que escuchar a buena parte de sus colaboradores para tomar una decisión que la mayoría del barcelonismo ve con buenos ojos. Porque Xavi, además de conocer la entidad y de ser un técnico prometedor que confía en el juego de posición, es un ídolo de la afición que abrirá un inmenso paraguas de confianza ante la firme posibilidad de que la temporada acabe sin títulos. De hecho, a pesar de que sabe que vuelve al club en un marco de crisis multisectorial, el vallesano se ve capaz de hacer reavivar a un equipo en el que sobreviven cinco ex compañeros: Gerard Piqué, Sergio Busquets, Sergi Roberto, Jordi Alba y Marc-André ter Stegen. También confía en sacar el mejor jugo de jóvenes del nivel de Pedri González, Ansu Fati, Pablo Gavi o Riqui Puig. Otra cosa es que después, a la hora de la verdad, consiga traducir buenas intenciones en unos resultados mejores que los de Koeman.

stats