Así es madre
Misc 06/07/2022

Nazareth Olivera Belart: "Cuando estás embarazada te tratan como si fueras idiota"

Comadrona y madre

3 min
Nazareth Olivo  Criaturas 9 julio 2022

BarcelonaComadrona y madre de Haydee, Santi y Elías, de 17, 10 y 8 años. Publica ‘Ser mamá. Guía del embarazo, parto y posparto con evidencia y emoción’ (Grijalbo). Instagram: @comadronaenlaola.

"Durante mi primer embarazo, quedé sobresaltada al descubrir cómo de mal se nos trata a menudo en las consultas de obstetricia y en los hospitales. Te tratan como si fueras idiota, como si molestaras. Eres un simple recipiente que contiene un bebé. No lo podía entender. Me regañaban por nada. Me hablaban como si me dieran órdenes. Yo era joven y me dejé tratar así. Aquello me ayudó a descubrir que quería ser comadrona."

¿Qué recuerdas de tu primer parto?

— No tenía ninguna preparación, era muy joven y mi modelo eran mi madre y mis tías, que vivieron los partos con calma y tranquilidad. La mayoría de procesos van bien. El miedo es ignorancia. Cuanto mejor te conoces, menos miedo tienes. El segundo parto fue en casa. Y el tercero también.

¿Sin epidural?

— Sí, en ninguno de los tres. Parir con epidural o sin es una decisión de cada mujer. Yo no aconsejo ni una cosa ni la otra. Ya hay bastante presión en demasiados aspectos como para añadir también este. Yo, más que escuchar los consejos de los demás, he querido escuchar qué necesitaba el bebé. Cada madre tiene que sentir que tiene un control total de sus decisiones y nadie de su alrededor las tiene que poner en entredicho, sean las que sean. Opinar sobre aquello que hace mal una madre no es legítimo.

En el libro me ha sorprendido el concepto ‘crianza por la noche’.

— Los bebés son cachorros de mamíferos y no entienden de horarios. No saben que han venido a parar a una sociedad que los ignora y que espera que duerman toda la noche y que durante el día solo coman cada tres horas. Por eso, mientras el mundo duerme, las madres se despiertan cada hora o cada dos para alimentar o cambiar pañales. Y muchas mujeres se sienten culpables porque su bebé todavía no duerme la noche entera y, en cambio, el de la vecina ya duerme toda la noche.

Tu hija tiene diecisiete años. ¿Qué te preocupa de su generación?

— La violencia sexual me asusta mucho. Los chicos y las chicas tienen acceso al porno desde demasiado pronto y su idea del sexo está totalmente distorsionada. Un niño o una niña de diez años no puede entender unas imágenes brutales donde parece que a una mujer le guste que la violen. Me preocupa que las mujeres jóvenes no consigan encontrar parejas con una educación emocional normal.

¿Hay alguna ventaja al ser madre pasados los cuarenta?

— Puede que sean maternidades muy deseadas, a pesar de que el cuerpo es mucho más fértil en edades menores y el embarazo resulta menos pesado. Espero que las mujeres de la generación de mi hija puedan criar a sus hijos en libertad, sin que se juzguen sus decisiones y que la maternidad se valore más. Infantar es productivo, es invertir en la humanidad.

No me has explicado nada de los dos pequeños.

— El más pequeño, cuando solo tenía cuatro años, explicó a sus amigos de la escuela que había nacido porque su madre fue a hacer caca.

...!?

— Él imaginaba de este modo lo que le expliqué, que cuando empujas y empujas para que salga el bebé, sientes como si quisieras hacer caca. Él supuso que había ido al lavabo y que había nacido mientras estaba sentada en la taza.

stats