Barça
Misc 31/03/2022

"¿Llenar el Camp Nou? No lo podíamos ni soñar"

Exentrenadores, exjugadoras, exdirectivos y personas relacionadas con la evolución del Barça femenino hablan con el ARA del récord mundial de asistencia

4 min
Alegría de las jugadoras del Barça ayer en el Camp Nou

BarcelonaDulCe resaca. Al día siguiente del triunfo de récord del Barça contra el Real Madrid en el Camp Nou , los mensajes de celebración y de agradecimiento no se paraban. "GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS", escribía en mayúsculas Aitana Bonmatí en las redes sociales. "Solo puedo decir que ser del Barça es lo mejor que hay", compartía Alexia Putellas. "Cuando pensaba que sería muy difícil superar todo lo que había vivido hasta ahora, llega el Camp Nou y se llena con 91.553 personas y supera lo que nunca había imaginado", relataba emocionada Melanie Serrano, que lleva casi dos décadas defendiendo la camiseta azulgrana. El estadio vivió una jornada única . No solo por el récord de asistencia, una cifra que también recibió felicitaciones y reconocimientos en todas partes –como las de las campeonas mundiales Megan Rapinoe y Alex Morgan–, sino porque supone que el fútbol femenino entra en una nueva dimensión.

"Nosotras jugamos en este mismo estadio hace más de cincuenta años. No nos dimos cuenta, entonces, de todo lo que empezaba", explica al ARA Carme Nieto, una de las pioneras del fútbol femenino en el Barça, que jugó un partido en el Camp Nou el 25 de diciembre del 1970. Carme no faltó en el estadio. "Casi todas las pioneras estábamos, juntas. No hablamos mucho, estábamos emocionadas... Nos mirábamos, la emoción por lo que vivíamos iba mucho más allá de las palabras. Recuerdo que cuando las jugadoras saltaron al césped nos cogimos las manos", comenta la ex futbolista. Como Carme, miles y miles de hinchas vivieron con emoción el partido contra el Real Madrid. Ahora el Barça defiende el título de campeonas de la Champions, pero para llegar hasta aquí se ha tenido que remar mucho, creer en este equipo y apostar por profesionalizarlo.

"Cuando entré en la junta, en 2010, ¡recuerdo partidos en que había más seguidores del equipo visitante que del Barça!", relata Jordi Mestre. "Aún recuerdo los primeros días: era una sección casi amateur, entonces. Pero, poco a poco, vieron que había alguien en la junta que se interesaba por ellas y el equipo fue mejorando. El partido de miércoles fue una pasada, pero el primer punto de inflexión, para mí, fue cuando nos clasificamos por primera vez para la Champions en 2012, después de ganar la Liga. Jugar una competición europea y hacerlo ya no en los campos de fútbol de la Ciutat Esportiva, sino en el Mini Estadi, creo que fue cuando empezó a crecer el interés", explica el ex vicepresidente azulgrana. "Insistí que había que profesionalizar el fútbol femenino. No podía ser que en los desplazamientos las jugadoras tuvieran que comer un bocadillo en el autocar, también había que cambiar los horarios de entrenamiento... Se tenía que hacer todo mejor. Finalmente, en 2015, con Bartomeu de presidente y después de años de insistir, lo conseguí", recuerda Mestre. "Al principio el equipo estaba formado básicamente solo por jugadoras catalanas y en el cuerpo técnico, en los partidos, solo estaba el entrenador, Xavi Llorens, su ayudante y preparadora física, Berta Carles, y una fisioterapeuta y un delegado. Nada que ver con lo que hay ahora", explica.

Maria Teixidor, ex compañera de junta de Mestre, también trabajó de lo lindo para impulsar el equipo femenino y celebra la consecución del récord mundial: "Viví el partido con muchísima emoción y felicidad. Es uno de esos hitos que marcan un punto de inflexión y que consolidan un proyecto y que dan un reconocimiento explícito a lo que estas futbolistas están consiguiendo". Teixidor, que se ha postulado para presidir la nueva liga estatal de fútbol femenino profesional, añade que "hay que trabajar muy bien para que haya asistencia continua a los estadios": "El mensaje que se lanza al resto de clubes es que si hay proyecto, inversión y dedicación, no hay nada que sea imposible".

El debut en la Champions, clave

Xavi Llorens, como Mestre, coincide en resaltar que debutar en la Champions supuso el primero gran punto de inflexión. "Jugar aquella eliminatoria contra el Arsenal nos enseñó a todos que una cosa era la realidad del fútbol estatal y la otra el nivel que había en Europa. Fue cuando las jugadoras decidieron que querían ser como las rivales: más competitivas, más fuertes, más exigentes", explica el entrenador catalán. Con el compromiso de las jugadoras y el apoyo del club, se pasó de entrenarse por la noche y ser un equipo amateur a mejorar la metodología de trabajo y que las jugadoras pudieran dedicarse a ser futbolistas plenamente, a controlar los hábitos de alimentación y descanso, a mejorar los sueldos y a reforzar el equipo con fichajes de renombre. "Fue un trabajo de años. Soñábamos con ganar la Champions, pero nunca me habría imaginado que habríamos podido llenar el Camp Nou", añade el técnico, emocionado. Vicky Losada, actualmente en el City, levantó la primera Champions azulgrana como capitana y valora el récord mundial: "Marca un antes y un después, pero hay que continuar trabajando porque no es la realidad del fútbol femenino estatal. Se tiene que continuar dándole visibilidad y que las instituciones estén junto a las futbolistas, potenciando el talento y las condiciones".

Llorens vivió el Barça-Madrid acompañado de Markel Zubizarreta, director deportivo del femenino, y Xavier Budó, director de deportes del Barça. "Fue un día mágico y maravilloso. Es un premio para las jugadoras, que vivieron una simbiosis con una afición que estuvo sublime y logró el récord mundial. Todo el mundo se quedó después del partido para seguir la celebración", relata Budó. "Desde que entramos en el club hace un año hemos tenido claro que había que continuar potenciando y evolucionando el femenino. Cuando estás arriba y eres el mejor club del mundo, tienes que continuar trabajando duro para continuar siendo el referente. El compromiso de las jugadoras es clave y nosotros estamos impulsando la dimensión de este proyecto. Hemos hecho la Masía femenina y estamos cuidando el fútbol formativo femenino: el próximo curso tendremos más equipos de jugadoras base. También hemos mejorado las estructuras para que se puedan entrenar en las mejores condiciones. Llevar el equipo a jugar partidos al Camp Nou es una muestra de nuestro compromiso", concluye el ejecutivo azulgrana. Convertir el Camp Nou en un estadio de récord ha sido cosa de todos.

stats