Coronavirus
Misc 27/12/2021

Salud calcula que las vacunas han evitado 10.000 muertes por covid en Catalunya

Los que no han recibido la pauta completa tienen el doble de posibilidades de acabar en el hospital y cuatro veces más riesgo de tener que entrar en la UCI

3 min
Infermeres vacunando a la Feria de Barcelona mientras se hacía el acto de reconocimiento a los profesionales implicados en el primer año de campaña de vacunación contra el covid

BarcelonaUn año después de que Josefa Pérez recibiera la primera vacuna contra el coronavirus en la residencia de la Feixa Llarga de l'Hospitalet de Llobregat, más de 6.200.000 catalanes han seguido sus pasos. Después de 12 meses de esfuerzo titánico por parte de los sanitarios en Catalunya se han administrado más de 13.400.000 dosis que, según los cálculos de Salud, han servido para hacer disminuir el número de contagios, las hospitalizaciones, los ingresos en las unidades de cuidados intensivos y, sobre todo, las muertes. Una de las principales diferencias entre los nueve meses de pandemia antes de las vacunas y este último año ha sido la disminución de las defunciones, según el departamento de Salud, que calcula que las vacunas han evitado 10.000 muertes en Catalunya.

Las semanas más duras de la primera oleada las muertes se contaban por miles. Entre el 7 de marzo del año pasado (cuando se detectaron los primeros casos mortales atribuibles al virus) y el 31 de diciembre del 2020 murieron 17.467 personas por covid. Este año, en cambio, se han contado 6.986 defunciones. "Ha sido el reto más importante de la historia reciente en materia de salud pública, un proceso complejo y de éxito, modulado en función de la llegada de las dosis, de la demanda y de los colectivos que había que vacunar, una carrera de fondo para los sanitarios y para los puntos de vacunación masivos", subrayaba la secretaria de Salud Pública, Carmen Cabezas, durante el acto de reconocimiento a los profesionales implicados en la vacunación a la Feria de Barcelona.

Mientras se celebraba el acto, centenares de personas continuaban haciendo cola en el exterior del vacunódromo y decenas de profesionales inyectaban nuevas dosis dentro. Dos enfermeras y una administrativa –Lourdes Carrés, coordinadora del punto de vacunación de la Fira; Sandra Peixà, referente en la vacunación en el centro Mas Iglesias de Reus, y Leire Martínez, técnica de planificación de puntos de vacunación en el área Metropolitana Norte– han recordado el "orgullo", el "sacrificio" y la "implicación" del colectivo. Tanto en los buenos momentos, como por ejemplo al inicio de la vacunación, como en los más difíciles, como algunos episodios de "tensión" con los usuarios que han decidido a vacunarse a raíz de la exigencia del pasaporte covid, y sobre todo por el golpe que ha supuesto la emergencia de la ómicron. "Es una sensación difícil de digerir, porque pensábamos que lo peor ya había pasado. Hace un mes estábamos a punto de cerrar la Fira y ahora la hemos hecho más grande. Estamos cansados, pero contentos", resumía Carrés.

El departamento de Salud también ha hecho una proyección de la eficacia de las vacunas en otros aspectos: según Cabezas, "han evitado entre 300.000 y 400.000 contagios" y "entre 60.000 y 80.000 hospitalizaciones", una parte de las cuales, "entre 10.000 y 13.000 pacientes", sin vacunas habrían ido a parar a la UCI. Según el último estudio del departamento, las personas de más de 12 años que todavía no han recibido ninguna inyección contra el virus tienen el doble de posibilidades de ser hospitalizadas y cuatro veces más riesgo de entrar en la UCI. El peligro aumenta exponencialmente en función de la edad: los de más de 50 años sin ninguna dosis tienen el triple de posibilidades de ser hospitalizados que los que han recibido la pauta completa, y para los de más de 70 años que no se han vacunado, el riesgo es seis veces superior y, además, tienen 19 veces más posibilidades de entrar en la UCI si se infectan respecto a los que llevan ya las dosis de recuerdo.

Los estragos de la ómicron

Pero el reto continúa. Estas últimas semanas tanto Cabezas como el conseller de Salud, Josep Maria Argimon, han subrayado que el departamento continuará dando "la máxima prioridad" a la vacunación para luchar contra los estragos de la ómicron, mientras miran con preocupación el efecto que pueden tener las fiestas navideñas sobre el aumento de contagios, pese a las restricciones, que el sector del ocio nocturno ha recurrido ante el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC). El precedente más próximo es el puente de diciembre. Desde el puente el número de pacientes críticos en las UCI se ha doblado .

Los datos continúan al alza. Entre el 17 y el 23 de diciembre –la última semana con datos disponibles– se han registrado 68.325 nuevos positivos confirmados con una PCR o un test de antígenos. Según el último balance, ahora mismo hay 1.457 personas hospitalizadas por el virus, de las cuales 399 están en la UCI.

stats